Omar Prieto vuelve a prometer: “el servicio eléctrico se estabiliza en 45 o 60 días”

El destino del servicio eléctrico en el Zulia está en cuenta regresiva. El gobernador Omar Prieto estableció un nuevo lapso: entre 45 y 60 días, y el ministro para la Energía Eléctrica Luis Motta Domínguez definió una fecha: 10 de agosto.

Pero esta no es la primera vez que el gobernador intenta fijar una tregua, para restituirle al Zulia un servicio eléctrico estable. El pasado 21 de enero, Prieto aseguró que sería “un lapso no mayor de tres meses, cuando se culmine con la instalación de los autotransformadores y la adquisición de un cable sublacustre, valorado en 250 millones de dólares”.

Esa promesa caducó el 21 de abril. Hoy es 16 de julio y la crisis del sistema eléctrico se agudiza. La versión apunta hacia una serie de “sabotajes” por motivos políticos, perpetrados contra ocho subestaciones en Maracaibo y otras zonas del estado, además de dos “cortes” en el cable sublacustre y el robo de 140 mil metros de cableado.

A propósito, el pasado 24 de abril, el propio ministro, en un intento por establecer un plan de acción y desenmascarar a los responsables, advirtió que “con el respaldo de las FANB las instalaciones eléctricas del Zulia serían militarizadas con la presencia de 350 hombres y ya no habrían más sabotajes”.

Dos meses y tres semanas después, el “sabotaje” sigue siendo la causa, expuesta por el gobierno, del paulatino deterioro del servicio eléctrico en el estado. La evidencia tangible solo apunta a incendios “misteriosos” producidos dentro de algunas subestaciones eléctricas.

Aprovechando la crisis del servicio eléctrico

El caos eléctrico que atraviesa el Zulia es un tema confuso, incluso para quienes tiene en sus manos la solución de la llamada “crisis”. De una manera u otra han intentado explicar la situación, aunque no con mucho éxito.

Lo cierto es que la semana pasada el sistema pareció colapsar de nuevo. Esta emergencia activó la movilización del Estado Mayor Eléctrico, conformado por 11 personas: dos vicepresidentes sectoriales, siete ministros, dos presidentes institutos autónomos (Corpoelec y Pdvsa) y un comandante general de la Guardia Nacional.

Además, el pasado 25 de junio, se nombró a Alberto Pérez Pérez, como la Autoridad Única para el Sistema Eléctrico del Zulia, figura que fue creada para agilizar la toma de decisiones en una organización que funciona bajo tres liderazgos: Distribución, Generación y Transmisión. “Cada uno tiene su jefe y eso causa problemas al momento de decidir”, estableció Motta.

Esta figura es inédita en el país y su creación se tomó como el inicio de un “plan piloto que empezó en Zulia, aprovechando que hay crisis”, argumentó el ministro.

A partir de hoy, parte de la responsabilidad de la estabilización del servicio eléctrico caerá en los hombros de los alcaldez zulianos. Todo lo relacionado con transformadores, terminales y estaciones, según lo determinó el gobernador.

Inversiones millonarias

Las cifras de inversión en restitución de equipos hacen sonar la caja registradora. El ministro Motta habló de 53 millones de euros contratados para dos los cables sublacustres. Prieto comentó sobre 500 mil dólares para una turbina que se instalará en termozulia.

Por otra parte, Motta detalló que parte del problema tiene que ver con que las diferentes empresas que administraban el Sistema Eléctrico Nacional, antes de unificarse la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), adquirieron equipos para su conveniencia.

“Si se nos daña algo en el Zulia, no podemos sustituirlo con una pieza traída de Caracas, por ejemplo, porque es como ponerle un repuesto Toyota a un Fiat. Homologar los equipos sale más caro que todo el presupuesto de la nación”, pronosticó el ministro.

El Guri no surte al Zulia

Entre otras grandes verdades que pasaron desapercibidas durante la última visita del ministro Motta, fue la afirmación de que “aquí no llega energía del Guri. Gurí surte hasta San Gerónimo, que es el centro, y de allí va por Planta Centro a otros estados. En el Zulia se distribuye la energía que se genera en Termozulia”.

Esta declaración, expresada al calor de los cuestionamientos realizados por la prensa regional, deja al descubierto que el estado con más demanda eléctrica del país está a expensas de una “autogeneración”, totalmente independiente del Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Motta también reveló que la capacidad de generación actual es de 350 megavatios, que corresponde a un 17 por ciento de la demanda actual en horas pico que es de 2.000 megavatios.

Eso 350 megavatios representan un 20 por ciento de la capacidad instalada en Zulia, que era de mil 500 megavatios. ¿Qué pasó con el resto de la generación? Ojalá alguien pudiera preguntar y obtuviera respuesta, porque las subestaciones siniestradas son instalaciones para transmitir, no para generar electricidad.

En este escenario y con solo un 17 por ciento del requerimiento energético, la situación se compara con querer alimentar a dos mil personas con 350 panes, a cada quien le correspondería una fracción de 0,17 de cada pan… solo las migajas.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *