Willy Casanova: siete meses de gobierno y la basura “andando”

Hace exactamente siete meses Willy Casanova fue nombrado alcalde, título que recibió con la promesa de sanear a Maracaibo en dos meses. Hoy la gente se pregunta: ¿Qué pasó con el plan Maracaibo Te Quiero? ¿Dónde fue a parar lo recaudado con el Aporte Especial Único para el Rescate de Maracaibo? ¿Hasta cuándo basura?

Uno de sus últimos tuits, con fecha del 17 de julio, envía un mensaje respecto al tema: “Enfocados en abordar de manera eficiente la problemática de la recolección de residuos y desechos sólidos en la ciudad, sostenemos un encuentro de trabajo con parte del equipo de Dirección de nuestra @alcaldiademcbo y representantes de la empresa Recimara”.

Sin embargo, pareciera que el problema de la basura le ganó “a pulso” a la gestión de Casanova, al menos durante estos siete meses, suciedad 7 – alcalde 0. La evidencia se deja ver en cada esquina, cada calle y cada rincón de la ciudad.

Historia breve, pero contundente

En sus primeros 100 días de gobierno, Casanova se comprometió a “recoger la basura”. Para este fin, el 2 de enero activó el plan Maracaibo te Quiero, como una operación permanente, con más de 500 hombres, 16 camiones volteo, tres retroexcavadoras y dos compactadores.

De esta manera, el 31 de enero, cuando ofreció el balance de su gestión, el alcalde estimó la recolección de 100 mil toneladas de basura y dejó por sentado la aprobación, por parte del gobernador del Zulia, Omar Prieto, de la compra de 50 camiones que serían empleados para recoger los desechos en las diferentes rutas de saneamiento.

El 8 de enero, Casanova firmó el decreto para la creación de un Aporte Especial Único para el Rescate de Maracaibo, una contribución que realizarían todas las personas naturales y jurídicas con actividades económicas en el municipio.

El decreto estableció que el aporte tiene un carácter de obligatoriedad, por la necesidad de prestación extraordinaria de los servicios públicos en el municipio, tal como recolección de basura, seguridad, adecuación de vías principales, seguridad, transporte público y gas doméstico. Según las estimaciones del propio Casanova, en esta primera etapa se esperaba “una recaudación superior a los 25 mil millones de bolívares”.

Basura 7 – Alcalde 0

El 6 de junio, Casanova informó que solicitó para la ciudad 50 camiones recolectores de basura. “Fui a Caracas y me aprobaron 50 camiones compactadores que no resuelven el problema, pero ayudan bastante. El ministerio del Ambiente anda con la contratación con China y Argentina. Maracaibo requiere entre 80 y 100 camiones compactadores”.

El pasado 5 de julio, Daniel Boza, director de Gestión Urbana de la Alcaldía de Maracaibo, anunció que se implementará una ley para regular la extracción de plástico en desechos sólidos de la ciudad.

“Eso de romper las bolsas de basura para sacar el plástico y venderlo será penalizado”, puesto que, según Boza, contribuye al desorden y tráfico de materiales de reciclaje. “El tema del reciclaje nos va a permitir tener una ciudad más limpia y organizada”.

Aseguró que la alcaldía tiene convenios con empresas mixtas para el reciclaje y aprovechamiento de materiales en la basura. De esta forma, se prevé un proceso de concientización para los habitantes de la ciudad con respecto al proceso de reciclaje. Aseguró que este es un negocio que asume la alcaldía para la ciudad.

La sucia realidad

Expertos en el tema aseguran que el problema de la basura en Maracaibo se resuelve con dinero. Invertir en vehículos, recurso humano y una recolección periódica y constante.

Recolectar unas mil 400 toneladas diarias de basura en Maracaibo tiene un costo de al menos 250 mil dólares mensuales, según las estimaciones de un “basurólogo” que conoce muy de cerca la situación.

El informante calcula que la recolección de desechos sólidos requiere de una inversión de seis o siete dólares por tonelada, números que se manejan en el sector internacional, en ciudades como Bogotá, aunque en otras partes del mundo, las tarifas suben hasta los 21 dólares o más.

Estos 250 mil dólares cubren mano de obra, repuestos para los camiones, implementos para los obreros, combustible, gastos administrativos, costos financieros, utilidad, vehículos de supervisión y otros gastos operativos, sin contar la operación del relleno sanitario.

Al menos 70 camiones

Para poder iniciar un esquema óptimo de recolección de desechos, antes es necesaria la adquisición de 70 camiones compactadores de 15 metros cúbicos cada uno, (con una capacidad de 10 toneladas cada uno). Así, estos vehículos pueden completar dos viajes al relleno y recoger 20 toneladas máximo por día, lo que suma un total de mil 400 toneladas diarias.

El costo de estos camiones compactadores nuevos está alrededor de los 150 mil dólares cada uno, es decir 10 millones 500 mil dólares las 70 unidades. Sin embargo, si se compran usados, su valor es de unos 15 mil dólares. Con el traslado a Venezuela, cada vehículo debería costar al menos 20 mil dólares, lo que suma un total de un millón 400 mil dólares.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *