Goya: “En Maracaibo estoy bien, tengo una misión aquí”

“Siento a la ciudad. La primera mirada es de caos, porque está sucia. Pero a ese golpe de evidencia se antepone la visión de los espacios donde los marabinos coinciden y puedo sentir que no están resignados”.

Goya Sumoza, la voz que “acaricia” a Maracaibo cada mañana a través de la radio, muestra su visión de la capital zuliana. Ella, quien siempre tiene una palabra optimista y un guiño de solidaridad para quien la escucha, habla desde sus vivencias.

Gregoria Sumoza, “La Goya”, es la conductora del programa de radio Es Goya, que se transmite de 7.00 a 8.30 de la mañana, de lunes a viernes, por la emisora OK 101 FM. Además es productora de radio, televisión y cine; publicista, productora de eventos, presentadora de televisión, maestra de ceremonia, humorista y actriz.

“En los espacios culturales, de entretenimiento y de compartir, veo a unos marabinos que se reúnen para intercambiar historias, planes de restauración y de recuperación de esta ciudad”, indica sobre los indicadores que día a día le “hablan” sobre el estado emocional colectivo.

Para Goya, en torno a las mesas familiares y en medio de la oscuridad, los habitantes de la ciudad hallaron espacios de encuentro, de solidaridad, de reciprocidad y de intercambio de nuevas perspectivas de vida. Espacios para planificar el futuro cercano.

Moverse es lo importante

En medio del caos, una de las cosas más importantes en mantenerse en movimiento. “El peregrinaje tiene que ser en la ciudad, para restaurar lo que se ha perdido, para encontrar lo que hace falta, para emprender y salir de la oscuridad”.

A veces, ubicar esos espacios donde fluye lo positivo, tiende a catalogarse como “evasión”. Sin embargo, Goya asegura que pararse en medio de un “oasis” momentáneo significa buscar un nuevo impulso.

“Tal vez sean soluciones momentáneas, pasajeras, pero es lo necesario para salir de la tristeza, de la nostalgia. Que los marabinos busquemos fortaleza en la reunión familiar, en la oración, ayuda a superar los estados de ansiedad”, expone y asegura que el movimiento debe ser horizontal, ya que verticalmente no se puede a corto plazo.

Nutrir el sentido de tribu

“Este es el momento de apoyarnos unos con otros”, manifiesta la locutora y sostiene que un aliciente para lidiar con la cotidianidad es encontrar una manera de ser útil. “No tengo intenciones no motivos para pensar en cambiar de geografía”.

Para ella, quienes aún permanecen construyendo y siendo productivos en Maracaibo han hecho su anclaje en la emotividad, en la familia. “Aún podemos desarrollar actividades sin inconvenientes, prestamos servicios, le aportamos soluciones a los demás y estamos afianzados en eso. Yo estoy bien y tengo una misión aquí”.

La nueva generación que busca alternativas de emprendimiento el llamado es a contar con buenos aliados. “Ver la realidad y no ser románticos. Creer en la pasión, pero también en las estadísticas, ser creativos”.

Así como la crisis ha sacado lo peor de la gente, también trae nuevas posibilidades. “Todo depende del camino que queremos tomar. Hay que reforzar la tribu, tenemos que estar juntos, trabajar juntos, en familia. Los individualismos se acabaron”.

Contacto:

@esgoyaplus

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *