El 90% de los graduandos de URU “quiere emigrar”, pero con buenas notas

La diáspora venezolana es un vaso “medio vacío” de tristezas y ausencias que privan al país de un valioso recurso humano, indispensable para su reconstrucción, pero a la vez “medio lleno” de una nueva conciencia sobre la calidad de la formación académica que reciben nuestros jóvenes, que ahora salen a ganarse un puesto en el reñido mercado laboral internacional.

En conversación con Tureporte.com Jesús Esparza Bracho, rector de la Universidad Rafael Urdaneta (URU), destaca que si bien entre los nuevos egresados de esta casa de estudios privada hay una disposición generalizada a emigrar en busca de mejores oportunidades, este fenómeno también ha contribuido inesperadamente a subir el nivel académico del estudiantado.

Casi todos se quieren ir

Esparza Bracho explica que el fenómeno de la migración de nuevos profesionales se ha venido acelerando de forma vertiginosa en los últimos tres años. Un sondeo realizado por la universidad a mediados de 2015 mostraba que el 50% de sus egresados a la fecha se encontraba en el exterior realizando estudios de cuarto nivel (entre 35-40% de los encuestados), mientras que el resto estaba trabajando, hoy el cuadro es extremo.

Aunque no existen estadísticas actualizadas sobre la intención de los recién egresados de dejar el país, el rector estima que hay indicadores empíricos que apuntan a que “casi todos los muchachos que se están graduando se quieren ir al exterior”.

“Para este año debemos estar graduando a unos 1.400 profesionales, pero cuántos de ellos tienen planes de emigrar es difícil de precisar. Una cosas es emigrar y otra es viajar a tantear las oportunidades, pero yo estimaría que un 90% de los nuevos egresados están buscando opciones fuera del país” puntualizó el también presidente de la Academia de Ciencias jurídicas del estado Zulia.

La solicitud de documentos firmados por el rector para el apostille asciende a unos 500 casos mensuales -125 a la semana- aunque en el último mes la afluencia ha tendido a disminuir levemente, quizás por el período vacacional.

Indicadores de excelencia

Esparza destaca como ángulo positivo de esta creciente determinación de buscar oportunidades en el exterior, que ahora los estudiantes parecen estar esforzándose más.

“Tenemos un incremento mensual en el rendimiento académico. El índice de estudiantes a los cuales se les aplicaba el Reglamento de Repitientes (conocido como RR) disminuyó a la mitad, mientras que aumentaron los estudiantes que están terminando la carrera en 4 años y el cuadro de honor aumentó a un promedio del 6,5-7% del estudiantado a 10%” indicó el abogado.

Las principales razones tras este repunte académico –considera Esparza- está la noción de que los nuevos profesionales se preparan para enfrentar un mercado más competitivo; “es decir que se están formando para tiempos más difíciles”.

Cuidando el recurso

En cuanto a la plantilla de profesores URU asegura tener un movimiento natural que contrasta con las fugas masivas de profesionales que evidencian otras casas de estudio, principalmente dependientes del Estado.

El rector de la Rafael Urdaneta indica que en ninguna de sus escuelas han tenido bajas significativas en la plantilla docente, aunque acota que como la universidad cumplirá pronto sus 45 años de fundada, hay algunos profesores que se están jubilando porque tienen hasta 30 años con la institución.

“La URU es la única universidad privada que tiene un sistema propio de jubilación y hay algunos docentes que aprovechan ese beneficio para irse al exterior donde algunos tienen hijos, mientras que otros se van a descansar”, detalla Esparza.

Por último el rector indicó que la URU, acaba de hacer un incremento salarial del 70% a sus docentes, quienes ganan hasta 6 veces más que los de otras casas de estudios; sin embargo, reconoce que ante la realidad económica del país cualquier esquema salarial resulta deficitario.

“Lo importante es mantenerse arriba funcionando, estimulando a la gente y a nuestros jóvenes” concluye Esparza Bracho.

 

 

Redacción: Luis Ricardo Pérez P.

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *