Te con Té excluye el “aderezo político” en su ensalada de problemas

Las dificultades por las cuales atraviesa el prestigioso restaurante Te con Té ha dejado en la opinión pública y el empresariado zuliano un mal sabor de boca, que solo parece tornarse más amargo con el pasar de los días. Lo que comenzó como un requerimiento de renovación de permisos, se ha transformado en un desaguisado con condimentos políticos, que amenaza injustificadamente el modus vivendi de unas 200 personas.

El pasado martes un contingente de 60 trabajadores de la sucursal de la avenida 3Y, acudió a las puertas de la Residencia Oficial del Gobernador del Zulia (RO), para exigir pacíficamente que se respete su derecho a trabajar, ya que el local no ha podido funcionar desde el pasado 5 de marzo, cuando funcionarios adscritos al Ejecutivo regional les demandaron volver a sacar autorizaciones de funcionamiento que la empresa ya poseía.

La respuesta oficial ante el reclamo de los afectados fue una intervención de la fuerza pública que terminó con la detención de cinco trabajadores, que este jueves fueron presentados ante el Tribunal 5to de Control, con cargos de posesión de objetos contundentes, perturbación del orden público, obstrucción del libre tránsito y ofensas al gobernador y su familia.

Como si no bastara con eso, una hora después del escarceo a las puertas de la RO, funcionarios regionales calusuraron también la sucursal de Te con Té Norte en La Paragua, triplicando la cantidad de trabajadores afectados.

Fuentes allegadas a Te con Té explicaron a TuReporte que desde que se hizo la notificación inicial, el restaurante fue citado para tramitar a partir del 3 de abril los permisos demandados, sin permitirles consignar ningún documento o hacer gestión alguna que ayudara a agilizar el procedimiento.

“En vista de que se entregaron todos los recaudos en el tiempo indicado y 15 días más tarde aún no otorgaban las renovaciones, los trabajadores fueron a presionar pacíficamente por sus derechos”, destacó la fuente, al recalcar que a la empresa solo le interesa trabajar apostando por el país y generar empleos para padres y madres de familia que ahora no saben cómo van a sobrevivir.

Por su parte, Fergus Walshe, presidente de la Cámara de Comercio de Maracaibo hizo un llamado a través de este medio para evitar incurrir en “torpezas políticas” que solo perjudican a quienes dependen directa e indirectamente del restaurante propiedad de Pedro Guanipa (hermano de los diputados Juan Pablo y Tomás Guanipa).

Walshe indicó que hasta el momento no ha existido una verdadera interacción entre la Gobernación y las empresas del sector privado, a pesar de que la CCM ha atendido a las invitaciones que la nueva gestión les ha hecho, tanto para la presentación del programa de gobierno, como de la granja de monedas virtuales Cripto-Lago.

Una vez más el vocero del centenario gremio comercial marabino exhortó a las autoridades competentes a respetar a la empresa privada, enfatizando que la única misión de ésta es “trabajar aurduamente para mantener sus puertas abiertas y seguir generando empleo y prosperidad a la nación”.

María Carolina Uzcátegui, presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Sevicios (Consecomercio), se hizo eco de la postura ya expresada por Fedecámaras Zulia y la CCM, al rechazar lo que consideró como una “nueva forma de atacar empresas que generan empleo y bienestar. El país requiere más empresas abiertas, no más acoso y persecución” expresó a través de sus redes sociales.

Mientras las complicaciones se apilan y entremezclan sobre el plato de Te con Té, los miembros de la familia Guanipa mantienen un silencio estratégico sobre el tema en todas sus redes sociales, lo cual denota que el único comensal que parece estar interesado en aderezar políticamente esta ensalada de problemas es el propio gobernador Prieto.

 

 

Redacción: Luis Ricardo Pérez P.

Fotografía: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *