“Rollertec” reabrirá sus puertas, pero sin los Guanipa

Desde el pasado 10 de marzo de 2018 la famosa sala de patinaje y night club Rollertec se encuentra cerrada tras una actuación de entes adscritos a la Gobernación del Zulia, pero muy pronto el icónico local podría reabrir sus puertas, gracias a una acción que garantizará que los rencores políticos que enrarecen el entorno regional de negocios, dejen de afectar a este oasis de esparcimiento, sus propietarios y numerosos afiliados.

A pesar de que la versión oficial de la Secretaría de Promoción y Prevención Ciudadana del gobierno regional, indica que el Rollertec Club fue cerrado por infringir las normas de salubridad en su área de preparación de alimentos, lo cierto es que el cierre del establecimiento está evidentemente relacionado con la participación del diputado de la Asamblea Nacional y dirigente de partido Primero Justicia, Tomás Guanipa y su hermano Pedro como copropietarios.

En entrevista con TuReporte el pasado 6 de junio, el también diputado Juan Pablo Guanipa, denunció a viva voz que los negocios donde sus hermanos Tomás y Pedro tienen participación fueron cerrados como un “pase de factura” del gobernador Omar Prieto, con quien desde hace tiempo mantienen una abierta rivalidad política.

“Pedro no está involucrado en política, Te con Té es de él y Tomás, igual que Rollertec donde son socios junto a personas de otras familias. Esas empresas están todas cerradas por el capricho de Omar Prieto”, afirmó entonces el parlamentario, al lamentar que un adversario sea capaz de buscar infligir daños en un plano familiar y personal, que también perjudica a más de 200 padres y madres de familia que dependen de esos trabajos.

Una de las mayores evidencias que demuestra el trasfondo político de los cierres de los cuatro restaurantes Te con Té y Rollertec Club es la sincronía y modus operandi de las acciones administrativas practicadas por entes adscritos a la Gobernación.

En el caso de los restaurantes la estocada llegó a principios de marzo en forma de una inspección del Cuartel de Bomberos de Maracaibo (recientemente transferido al Ejecutivo regional), quienes pedían la renovación de un permiso que aún estaba vigente, pero que supuestamente debía ser actualizado por cambios en las regulaciones. Aunque todos los recaudos fueron consignados en la fecha indicada la nueva autorización nunca fue liberada.

A menos de una semana del primer cierre de Te con Té en la avenida 3Y con calle 70, una comisión de la Secretaría de Secretaría de Promoción y Prevención Ciudadana y el Cuerpo de Bomberos hizo una “inspección de rutina” en el Rollertec Club, como parte del plan “Zulia Segura” y lo que comenzó como un cierre temporal por supuesta “insalubridad” se extendió indefinidamente por permisos que no fueron liberados.

Según fuentes allegadas a la pista de patinaje, el impasse estaría próximo a resolverse, pero antes los hermanos Tomás y Pedro Guanipa debían hacerse a un lado y dejar su participación en el negocio, donde también figuran las familias Baptista y Gallegos.

No está claro si esta acción forma parte de un requerimiento extraoficial de la Gobernación para permitir la reapertura del “Roller” o si es un gesto espontáneo y magnánimo de los Guanipa para evitar que su áspera relación con el gobernador del Zulia permee sobre los intereses de sus socios.

Indistintamente del cristal con que se le mire, el cuadro es el mismo: Los Guanipa ya no estarán más en la foto, lo cual lleva a preguntarse si de ahora en adelante este apellido será una especie en extinción en el ecosistema empresarial de la región; por lo menos hasta que haya un cambio de gobierno.

 

 

Redacción: Luis Ricardo Perez P.

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *