Lorenzo Mendoza: “no cambien unos problemas por otros, la migración duele”

“Cuando hay viento en contra el barco no avanza, así remen y remen se cansan y exponen a la gente que tienen en el barco. Aguanten mientras pasa la tempestad, porque las ideas que tienen aquí tal vez no triunfen afuera”. Esta reflexión forma parte de las ideas que le entregó Lorenzo Mendoza, propietario de Empresas Polar, a la juventud venezolana durante su visita a la Universidad de Los Andes (ULA) con motivo del 233 aniversario de esa casa de estudios.

El empresario, no solo tuvo una participación destacada con un discurso esperanzador, sino que brindó la oportunidad de ampliar algunos conceptos en diferentes entrevistas, donde fue abordado sobre los principales desafíos que enfrenta la Venezuela de hoy, porque “cada vez que la Universidad y la empresa privada se encuentran, pasan cosas buenas”.

Su interés más destacado fue hablarles a los estudiantes “que tienen tantas dudas e incertidumbres. Ustedes están en el momento adecuado para comprometerse con el país, aunque sé que muchos no ven oportunidades, pero quiero decirles por experiencia familiar, que la migración duele, porque es la separación de la familia, de los olores y sabores que tenemos asociados a Venezuela, las cosas huelen distinto en Venezuela que en Santiago de Chile o en Miami”.

Extendió una invitación a la juventud. “No cambiemos unos problemas por otros. Cuando la tempestad está dura hay que quedarse. Si tienen un piso sólido agárrense, aguanten, les toca, no piensen que salir es una vía para conseguir El Dorado, el tesoro. Pero si deciden salir, migren pa’l sur, en el sur van a tener la oportunidad de ser ciudadanos”.

Insistió que el país está en una buena época para ser optimistas. “Este modelo económico no es posible, porque asfixia cualquier iniciativa y perjudica el progreso y el crecimiento. Les aseguro que vamos a salir de este modelo y vamos a migrar hacia otra cosa”.

Mendoza utilizó la fundación de la ULA como punto de partida para ilustrar “lo insistentes y tercos que debemos de ser en ocasiones, cuando nos hemos propuesto a hacer realidad un emprendimiento”, y aseguró que los estudiantes representan un futuro prometedor y tiene una tremenda responsabilidad en la década por venir.

“Ustedes van a ver una Venezuela diferente, todos son necesarios, deben formarse, no dejen eso de lado. Van a tener tentaciones una vez que sean graduandos, pero no se vayan por los caminos verdes, no agarren atajos. Lo que aquí aprendieron, no solo en el aula de clases, sino en la convivencia y en los valores y principios, utilícenlo, en esas encrucijadas que van a encontrar en su vida y que ya se están encontrando. No olviden que el camino correcto es el más tortuoso, difícil, viento en contra… pero no les quepa la menor duda que es mejor que meterse en un laberinto y encoletar a  ustedes y a su familia, no lo hagan, sigan por el camino correcto”, reflexionó.

Aprovechó el escenario para para hablar de los temas que lo ocupan como empresario y como venezolano “deseoso de cumplir mi rol en beneficio del país, siempre desde el campo que me corresponde y desde donde considero puedo aportar mi mejor esfuerzo por el bienestar de todos los venezolanos, sin distingo de ninguna naturaleza, como me enseñaron en mi casa. Gracias a Dios tenemos la posibilidad de abrazar la diversidad, tener diferentes opiniones, y al mismo tiempo convivir con alegría y felicidad”.

En medio de aplausos y ovaciones, recordó que para superar las dificultades es necesario recorrer dos caminos: el estudio que nunca termina y el trabajo honesto y decidido. “Todo lo demás son espejismos, ilusiones y atajos que nunca conducen al verdadero éxito y a la superación”.

En este parte, citó al Dr. Velázquez, tachirense, “que siempre decía que el venezolano es vivo y audaz, pero si decidiera dejar eso de lado y usar sus capacidades y conocimientos por en el bienestar de todos, probablemente nos iría mejor como nación”.

Oportunidades para todos

Un punto donde Mendoza hizo énfasis fue en el papel fundamental que tiene la empresa privada en el desarrollo de los países del mundo. “Para que un país sea viable y próspero debe contar con una economía de mercado, algo de lo que nadie habla y que Venezuela ha carecido por décadas. Nunca se le ha dado la oportunidad”.

Según su criterio, una economía de mercado puede ser administrada por el gobierno de turno, “con un enfoque social, centro izquierda, izquierda o centro derecha. Ojalá Venezuela le dé la oportunidad, para que tengamos libertad de acción, con nuestros talentos y grandes aportes, como profesionales, profesores, literarios o lo que sea”.

Invitó a observar las experiencias de otros países. “No es necesario que miremos a las grandes naciones desarrolladas del mundo, veamos a América Latina, observemos su desarrollo de los últimos años, fijémonos en la tendencia al crecimiento sostenido y a la superación de dificultades. No voy a afirmar que en Latinoamérica no existen problemas sociales y situaciones que todavía pueden ser superadas, pero se ha instalado una tendencia a la estabilidad y al crecimiento moderado pero sostenido, esto significa mejores oportunidades para los ciudadanos y superación de las brechas sociales, en pocas palabras mejor calidad de vida para su gente”.

Aseguró que toda América Latina tiene una economía de mercado, solo en un lugar no existe. “Hay gobiernos de distintas tendencias, que lo maneja en el mandato constitucional que tiene, todas permiten el libre pensamiento y libre emprendimientos, para que cada quien se dedique a lo que quiere hacer dentro de las leyes. Para eso están las leyes, para regular los excesos, de un lado o del otro”.

Se lamentó por la cantidad de talento humano que ha salido del país y resaltó que en los países en desarrollo “esa relación entre Universidad y empresa debe ser más amplia que en países industrializados, pues salvo contadas excepciones resulta difícil para las empresas locales contar con centros de investigación y desarrollo tecnológico con dimensión, equipos y personal adecuado”.

Se declaró defensor de la economía de mercado. “Sé que estoy solo defendiendo esa gran oportunidad que nos merecemos, no hay sustituto para la empresa privada, porque es ella quien asume la responsabilidad de emprender, invertir y reinvertir de forma continua, tomar riesgo y rendir cuentas. El empresario debe estar claro que tiene que arriesgar su capital, no el del otro, y estar dispuesto a que sus ideas prosperen por su capacidad e iniciativa”.

Todos para arriba

“Hay quienes nacemos con oportunidades y otros no las tienen, las construyen. A algunos hay que enseñarles a pescar y no darles el pescado, como lo dice la iglesia siempre, pero es importante reconocer que en nuestras latitudes hay gente que no se le puede enseñar a pescar, porque no hay pescados. Hay gente que está en una situación tan vulnerable que es necesario darle el pescado mientras surgen oportunidades y mientras el país progresa. El problema no es la igualdad entre los que tiene y los que no tienen, lo importante es que todo el mundo valla pa’ arriba y que todos tengan oportunidades”.

Con pasión se colocó de lado de la inversión nacional. “La extranjera multiplica, pero la empresa privada, familiar, pequeña, mediana o grande es la que construye país. Todo el que es pequeño quiere ser mediano y el mediano quiere ser grande. La aspiración es lo mejor que podemos tener los seres humanos en la vida”.

Admitió que Empresas Polar ha pasado por muchas crisis y en esos momentos cambió la visión, el portafolio de productos, los clientes, pero lo que no ha cambiado es el piso de cuatro pilares fundamentales: la libertad responsable, el respeto mutuo, la justicia y la solidaridad.

Además destacó que la integridad no es negociable. “Siempre hay tentaciones, pero perseguimos la integridad a pesar de las circunstancias. La excelencia no es cualquier cosa, aspiren a la excelencia, no hagan simplemente lo necesario, todos podemos buscar la excelencia porque se trata de actitud. También cultivamos la pasión por el bien y la alegría, por más adversidades que tengamos”.

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografías: Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *