Conoce la cirugía ambulatoria que pone fin a los cachetes prominentes

“Doctor, estoy delgada ¿cómo es posible que aún así me vea cachetona?”, esta interrogante es muy común en la consulta del odontólogo y cirujano maxilofacial, Dubines Ramírez. En los últimos años ha habido un revuelo con la bichectomía en pacientes que buscan mejorar las líneas del rostro.

La bichectomia es el procedimiento quirúrgico en el que se busca mejorar los rasgos faciales creando la ilusión óptica de tener el rostro un poco más alargado y delgado. “Consiste en extraer las bolsas de Bichat de cada mejilla (entre 8 y 10 cc de tejido adiposo por cada bolsa) a través de pequeñas incisiones, realizadas en el lado interno de la boca. La disminución del volumen del tercio medio facial define y resalta las líneas rectas del rostro, proporcionándole al paciente un aspecto más joven y delgado”, destaca el experto.

Según el especialista la grasa extraída a través de este procedimiento no vuelve a acumularse, nada tiene que ver si el paciente tiene o no sobrepeso. Con los avances tecnológicos la técnica usada se ha simplificado en función de disminuir riesgos y complicaciones.

En sus inicios esta cirugía tenía un fin exclusivamente funcional, pacientes que llegaban a consulta manifestando que con frecuencia mordían sus cachetes o carrillos y esto les producía ulceraciones en el lado interno de la boca, al practicar la bichectomía se amplía el corredor bucal y el problema desaparece.

Pero no quedó allí, además de terminar con una situación desagradable en la persona también mejoraba su rostro, “una vez que se elimina la bola de Bichat  ocurre un adelgazamiento del tercio medio y una definición de las líneas rectas de la cara dando un aspecto más geométrico del rostro y proveyendo de más luminosidad al pómulo, entonces tiene esas dos finalidades: estética y funcional. Se indica según la necesidad del paciente”, explica.

Existen algunos mitos con respecto a la cirugía, uno de ellos es que contribuye al envejecimiento. Esto no es posible, pues sólo se extrae una parte del tejido adiposo, permitiendo que el resto siga cumpliendo su función, según relata el experto.

En este proceso, el doctor Ramírez tiene una carta bajo la manga, la tecnología láser es su gran aliada. “En Odontoláser contamos con un equipo de última generación para hacer de la cirugía un procedimiento indoloro. El uso de la fotoanestesia y el drenaje linfático con láser de baja intensidad como coadjuvantes en el proceso le otorgarán al paciente el confort y comodidad antes, durante y posterior a la intervención”, resalta.

“El láser terapéutico es un coadyuvante, usamos la fotoanestesia láser previa a la cirugía para que la incidencia de la aguja y la infiltración del líquido anestésico duela muy poco o casi nada. Durante el procedimiento lo utilizamos porque la fotoanestesia potencia el efecto anestésico del medicamento y después de la cirugía usamos el láser como protocolo antiinflamatorio y drenaje linfático”.

Ramírez dice que ofrece doble consulta, tanto a las personas que lo contactan a través de sus redes sociales o directamente a su numero telefónico. Cinco de cada diez personas que lo llaman se hacen la cirugía y el 100 por ciento de los pacientes que van a su consultorio toman esta opción para mejorar su aspecto o simplemente terminar con una afección que ha traído consecuencias molestas.

Para eso el experto pone a su disposición su número de contacto donde cualquier persona puede acceder a una consulta a distancia sin costo alguno: 04245678833. También las redes sociales de su clínica @odontolaser y cuentas personales de él y su esposa @dubinesmaxilofacial y @georginagalue, quien también es especialista en odontología láser.

Odontoláser tiene su consultorio en la Clínica San Luis, ubicada en la avenida Santa Rita, con calle Falcón.

Allí los expertos en la odontología sin dolor aguardan para garantizar la mejor opción para la salud bucal.

 

Redacción: Gabriela Pirela

Fotografía: @odontolaser

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *