Temores, dudas y certezas sobre el nuevo “paquetazo económico”

El país ya la tenía difícil, tratando de encontrarles sentido a las matemáticas de una reconversión que elimina cinco ceros al valor de la moneda en lugar de tres o seis, pero este viernes el Presidente de la República aumentó exponencialmente la confusión y la angustia de los venezolanos, con un “paquetazo” de medidas económicas que solo pueden clasificarse como “cataclísmicas”.

Aunque los analistas como Luis Vicente León y Henkel García consideran que algunas de las decisiones anunciadas están orientadas en la dirección correcta, recalcan que las mismas están confeccionadas de una manera que empastela y oscurece el análisis de su impacto, mientras que otras revisten un carácter “irresponsable” que en conjunto terminan creando más dudas que respuestas.

Dolarización maquillada

Una de las aristas que más llama la atención sobre los ajustes económicos que implantará el Gobierno, es que éstos contradicen en esencia todo lo que ha sido la retórica oficial en contra del mercado paralelo de divisas.

Después de años denunciando que el país es víctima de una perversa conspiración o “guerra económica” encausada a través de la página referencial Dólar Today, el Gobierno socialista termina trasladando toda la economía venezolana a la tasa de cambio que refleja el satanizado portal web.

Sobre este particular, Luis Vicente León, presidente de la encuestadora Datanálisis, explica que el Gobierno se vio en la necesidad de legalizar el mercado paralelo usando un valor cercano a la tasa vigente no oficial de 6.000.000 de bolívares fuertes por dólar, y al hacerlo, reconoce la necesidad de anclar la economía nacional a una variable externa que escapa de su control, aunque intenta disfrazarlo de manera populista, usando un “vehículo maltrecho y sin confianza” como el Petro, cuyo valor referencial es el precio internacional del crudo venezolano.

“Aunque es una propuesta interesante, resulta inverosimil su aplicación, pues representaría pulverizar una quinta parte del PIB (Producto Interno Bruto)” advierte el analista al recalcar que adicionalmente resulta contradictoria la premisa de una nueva disciplina fiscal que destierre el financiamiento del Estado a través de la producción de dinero inorgánico (sin respaldo), cuando por otro lado se decreta un descomunal aumento de salarios expresado en miles por ciento, algo inédito tanto en términos porcentuales como absolutos.

Hecatombe empresarial

Una de las mayores preocupaciones con este aumento que lleva al salario mínimo integral de Bs.F 5.000.000 de a Bs.F180.000.000 (1.800 bolívares Soberanos), es el impacto en las prestaciones sociales, cuyo carácter es retroactivo, lo cual pulveriza el patrimonio de la mayoría del sector privado nacional.

En este sentido, Fergus Walshe, presidente de la Cámara de Comercio de Maracaibo, asegura que “el impacto del incremento en las reservas contables (del sector privado) será inimaginable y conducirá a la posible quiebra de muchos empresarios ante la falta de dinero para el pago de prestaciones con el nuevo sueldo”.

El representante del gremio comercial en la capital zuliana también destacó que otras consecuencias será la posible imposibilidad de comprar bienes y servicios, por la necesidad de adecuación de precios que cubran el nuevo sueldo mínimo y pasivos laborales, así como un factor de incertidumbre en el cálculo de los ingresos de los trabajadores y los precios de los productos, por la relación entre el valor del Petro (barril de crudo) y el dólar.

También se generará una “afectación a los resultados mensuales de las empresas ante el aumento desmedido del impuesto a las grandes transacciones, inflación galopante e incremento del IVA” advierte Walshe, antes de considerar que la CCM deberá llamar a expertos para analizar en profundidad el impacto de las nuevas medidas.

A coger palco

El economista Henkel García, avala las preocupaciones del empresariado, al indicar que el  “financiamiento de la nómina de la pequeña y mediana empresa por 90 días” anunciado por el Presidente solo refleja la profunda ignorancia del mandatario sobre la complejidad de centralizar semejante planificación.

En cuanto al impacto inflacionario instantáneo del nuevo paquete económico, el especialista advirtió que para poder afrontar la nueva escala salarial, los empresarios deberán trasladar el costo directamente al consumidor incrementando los precios de las mercancías, pero la gran interrogante está en si éste podrá pagarlas.

De momento las reacciones tras el shock inicial se dividen entre un pánico alcista que desde la noche del mismo viernes comenzó a verse en comercios formales e informales, mientras que otros optaron por una parálisis preventiva y bajaron las Santamarías hasta nuevo aviso a ver con qué se come todo esto.

De lo que no cabe duda, apunta García, es que una dinámica muy interesante de este proceso será la de la cotización del dólar paralelo a partir del próximo martes, ya que la lógica indica que nadie se atreverá a ofertar el lunes.

“Esa formación de precio será algo fundamental para determinar la percepción de los actores económicos” señala el economista, sin entrar a considerar la otra gran duda que supondrá el impacto del nuevo precio de la gasolina, una vez que el Gobierno se atreva a anunciarlo.

 

 

Redacción: Luis Ricardo Pérez P.

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *