Solventar la crisis económica es la bandera de los candidatos presidenciales para este 20M

El tema económico figura en Venezuela como la principal propuesta de los candidatos presidenciales para las elecciones de este 20 de mayo (20M). Y es que en un país con la inflación más alta del mundo, los abanderados ofrecen mejoras desde sus distintos tópicos. Desde su perspectiva, cada uno, garantiza sacar a flote el sistema, mejorar el tan mermado poder adquisitivo del ciudadano; y por supuesto, acabar con la escasez de alimentos y medicinas.

En el planteamiento de soluciones, no cesan las culpas en contra de quienes consideran que son los responsables de la crisis por la que atraviesa el país. Para el presidente Nicolás Maduro, candidato a la reelección, la situación actual es por la “guerra económica” de sectores de la oposición y empresarios. Henri Falcón, candidato presidencial por Avanzada Progresista, el MAS y Copei, no vacila en recalcar que el culpable de la mayor crisis por la que ha pasado la nación, es el mismo Gobierno, algo que comparte con el también candidato y pastor evangélico, Javier Bertucci, de Esperanza por el Cambio. Tanto el oficialismo como la oposición, coinciden en la necesidad de acabar con el desabastecimiento.

 

Dolarizar la economía 

La dolarización de la economía es uno de los proyectos primordiales del candidato presidencial, Henri Falcón. El exgobenador de Lara, ha expresado que la circulación del dólar no implica una desaparición del bolívar, sino que ambas monedas circularán paralelamente y que cada quien, estará en la libertad de decidir cuál de las dos usará.

A través de la red social Twitter, presentó la tabla salarial para el sector público, policías, militares, médicos y docentes, con sueldos que van desde 75 a 373 dólares, dependiendo del área al que pertenezca cada quien.

El dirigente de Avanzada Progresista afirma que su primer decreto como Presidente será designar un gabinete ministerial que atienda primeramente lo económico; además propuso entregar tarjetas solidarias en dólares.

“Nosotros vamos a traer una tarjeta solidaria a la que tendrán acceso todos los venezolanos sin ninguna distinción política en la cual recibirá cada adulto 25 dólares y cada niño recibirá 10 dólares, dinero de verdad para que pueda hacer sus gastos de verdad”, anunció Francisco Rodríguez, jefe de campaña de Falcón, quien explicó que estas tarjetas las entregarán en las escuelas y aseguró que de tomar el poder traerán inversión a Venezuela para sacarla de la profunda crisis que atraviesa desde hace años y “reabastecerla”.

Afirman que las tarjetas solidarias no son una medida populista, sino una herramienta socio económica, mientras se atacan las verdaderas raíces del problema con el actual sistema, ya que la solución total no es la tarjeta, sino que el dinero alcance para una buena calidad de vida y que la gente consiga, tanto alimentos como medicinas.

El candidato apunta a una economía “abierta”, que mire hacia el siglo XXI de verdad”. Dice que los controles económicos implementados por la llamada revolución bolivariana desde que se instauró en 1999 “se acabarán” el día de la elección.

 

Programas sociales de ayuda

El presidente Nicolás Maduro, candidato a la reelección, y su equipo de gobierno, reconocen que hay crisis, pero alegan que todo se trata de una guerra económica, por parte del bloqueo internacional, junto a sectores de la oposición y empresarios.

Basa su propuesta presidencial en los programas de ayuda social con los bonos por medio del carné de la patria, de los cuales promete que aumentará. “Voy a gobernar junto al pueblo”, dice el mandatario con respecto al próximo periodo presidencial. Advierte con insistencia que si la oposición gana, eliminarán el carné de la patria.

“Y si algún día llegara un Gobierno que pretenda entregar las riquezas yo sería el primero que daría un grito y tomaría un fusil para hacer revolución armada con el pueblo si fuese necesaria”, fueron parte de las declaraciones del actual Jefe de Estado, durante una alocución publica a principios de este mes de mayo.

El oficialista dice que seguirá con el programa de construcción para la entrega de vivienda. Plantea una reactivación económica del país mediante la promoción de las inversiones y el relanzamiento de planes para mejorar las obras públicas.

Junto a su equipo, ofrece diversificar el sistema económico, de tal manera, que no se dependa únicamente del petróleo. Como parte de esto, el Ejecutivo nacional ya firmó con la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi), un convenio para el desarrollo agroindustrial, el mismo contempla el impulse de siete rubros como arroz, cacao, maíz, azúcar, café, soya y leguminosas.

 

Líneas de producción y ayuda internacional

Javier Bertucci es un rostro de estreno en la política venezolana. El pastor evangélico es candidato del Movimiento Esperanza por el Cambio. Propone levantar el control de cambio y los controles fiscales, además de incentivar la producción. Dijo que ya habló con Estados Unidos para recibir ayuda humanitaria.

“Vamos entonces a pedir que se abra el canal de la ayuda humanitaria, ya yo hablé con los norteamericanos, hablamos y quedamos en esto: Tú ganas hoy, te dan el poder en 21 días y en dos semanas te llenamos los puertos de Venezuela con buques con comida y medicina, eso es una promesa”, dijo en un acto público.

Apunta a la reactivación de las líneas de producción como base de la economía. “Necesitamos producir un cambio en las políticas económicas, basado en la producción nacional, generando empleo para el trabajador venezolano (…) Vamos a traer la maquinaria necesaria y moderna, semillas para la siembra y hacer que tu sector agrícola sea de primera. ¡Yo te lo prometo!”, refiere.

Señala que hará alianzas no solo Estados Unidos, sino también con Colombia, Brasil, Israel y otros países. Asevera que fortalecerá la inversión en el sistema educativa y de salud.

El área petrolera no escapa a su plan. “Vamos a darle la oportunidad a los empresarios venezolanos que tienen mucho capital fuera del país y que quisieran invertir en la industria petrolera con un marco legal seguro con el respeto, la seguridad y la confianza que mi Gobierno le daría a los inversionistas para recuperar la producción petrolera para llevarla a 3 millones de barriles diarios en crudos livianos y 2 millones de barriles por día en pesados con el fin de ir a 5 millones de barriles”, indicó.

 

 

TuReporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *