Situación de Te con Té “salta de la sartén al fuego” con el cierre de sus cuatro sedes

Siguen las complicaciones para la cadena de restaurantes Te con Té, propiedad de la familia Guanipa. El pasado 3 de marzo la sucursal de Bella Vista fue cerrada por los Bomberos, alegando la necesidad de renovar permisos, pero la situación saltó de la sartén al fuego, cuando luego de un mes de trabas administrativas, los empleados afectados acudieron frente a la Residencia Oficial del gobernador a exigir que se les respetara su derecho al trabajo. El reclamo dejó siete detenidos y una orden de cierre contra la sede de La Paragua en la zona norte. Ahora las cosas están peor.

Allegados al restaurante informaron que desde mediados de mayo las dos sucursales que quedaban activas en los centros comerciales Sambil y Lago Mall también cesaron operaciones, poniendo en un verdadero predicamento a los creadores de las ensaladas más famosas de la ciudad.

Trabajadores afectados

TuReporte logró conversar con Carol de Guanipa, copropietaria de los restaurantes, para conocer sobre el estatus de los trabajadores que habían sido detenidos el pasado 24 de abril, así como de la situación general de la empresa. Sus palabras denotaron una profunda preocupación por el futuro de su patrimonio familiar y la fuente de trabajo de más de 200 personas.

La esposa de Pedro, el mayor de los hermanos Guanipa, explicó que afortunadamente de los siete empleados que habían sido detenidos tras la protesta pacífica, cinco fueron liberados el mismo día, mientras que a otros dos se les dio régimen de presentación, el cual han estado cumpliendo durante el último mes.

En cuanto a la situación de la empresa señaló que desafortunadamente no ha habido ningún avance. Por el contrario, confirmó que las cuatro tiendas están paralizadas y al menos de momento, no ven una posibilidad de reapertura.

“Los permisos que estaban solicitando son permisos que tenemos vigentes, que retuvieron y les mandaron a hacer unas modificaciones y el mismo director de bomberos nos dijo que no podía hacer nada sino que era una orden superior” explicó la empresaria.

En cuanto a la situación del personal, la señora de Guanipa expresó que para este viernes 1 de junio está pautada una reunión con todos los trabajadores a quienes se les ha venido cancelando su salario, a pesar de no estar abiertas las sedes, pero acotó que esta situación no se puede sostener indefinidamente.

“En un principio estaba cerrada la sede de Bella Vista y teníamos las otras tres funcionando, lo que hicimos fue distribuir el personal entre las otras sedes que asumían el salario de estos, pero cuando cerraron la otra intentamos hacer lo mismo pero ahora están las cuatro cerradas”, detalló con pesar la copropietaria de los restaurantes.

Objetivos políticos

Amigos de la familia cuentan que además de las dificultades provocadas por el cierre de los negocios, hechos colaterales han aumentado la situación de estrés ya que recientemente se conoció que un ex miembro de la guardia de honor de Miraflores, identificado como Luis Fernando González Seijas, había asegurado tras huir hacia Colombia que recibió la orden de asesinar al diputado Tomás Guanipa, mientras que su hermano Juan Pablo ha sido acusado en múltiples oportunidades por el gobernador Omar Prieto, de estar detrás de supuestos sabotajes a la red eléctrica en la región.

Hasta la fecha, ningún miembro de la familia Guanipa, bien sean los dueños de Te con Té, o los diputados han querido calificar lo sucedido contra los restaurantes como parte de una retaliación política, pero voceros del gremio comercial de la ciudad sí consideran que las acciones que vulneran injustificadamente el derecho al trabajo del personal de la referida empresa, es un evidente “pase de factura”.

La postura más tajante por parte de los voceros empresariales fue sin duda la de María Carolina Uzcátegui, presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Sevicios (Consecomercio), quien tras conocer las medidas tomadas por el ejecutivo regional contra Te con Té aseguró que se trataba de “una nueva forma de atacar empresas que generan empleo y bienestar. El país requiere más empresas abiertas, no más acoso y persecución” expresó a través de sus redes sociales.

De momento, la prudencia sigue siendo el único plato en el menú del acosado restaurante, mientras todos los hermanos Guanipa mantienen un estricto bajo perfil, por las razones antes descritas.

 

 

Redacción: Luis Ricardo Pérez P.

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *