Sambil invierte dos millardos de bolívares y se convierte en un “oasis”

Áreas refrigeradas, mejor iluminación, ambiente confortable y seguro; hombres, mujeres y niños paseando despreocupados y en el disfrute de lo que podría catalogarse como un “oasis” dentro del caos que representa en estos momentos vivir en Maracaibo.

El Sambil Maracaibo recuperó su estatus de ser “más que un centro comercial”. En los últimos días los visitantes pudieron constatar las mejoras realizadas en los espacios, luego que las instalaciones pasaran por momentos “oscuros” ante la medida que entró en vigencia el pasado 30 de abril y que reactivó la resolución que otorga carácter obligatorio a la autogeneración eléctrica para los centros comerciales zulianos.

Con una inversión de dos millardos de bolívares, Centro Sambil Maracaibo, logró respetar el mandato de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) y a la vez ofrecer un servicio “humanizado” a quienes a diario acuden al mall, no solo para hacer compras y tener acceso a las diferentes entidades bancarias, sino en busca de un espacio “amable” y “ refrescante”.

Juan Carlos Koch, gerente general de Sambil Maracaibo y representante del Comité de Centros Comerciales del Zulia, asegura que “logramos mejorar la operación optimizando el encendido de equipos importantes del centro comercial, haciéndolo un poco más ajustado a la operación diaria que está entre las 10.00 de la mañana y las 8.00 de la noche, pero eso sí, respetando los periodos de disminución del consumo exigidos, que son de 11.00 de la mañana a 4.00 de la tarde y de  6.00 a 10.00 de la noche”.

Koch detalló que la inversión sirvió para iniciar el reemplazo de las lámparas de bombillos incandescentes por otras de tecnología led. “Estamos culminando en la parte interna del centro comercial, ya nos faltan mil lámparas para completar esa áreas y comenzamos también con la sustitución de las que están en el estacionamiento”.

Apalancados en la generación eléctrica propia, que es de un megavatio, Sambil Maracaibo busca alternativas para ampliar su oferta comercial. “Incorporamos al servicio áreas importantes como las sala de proyección de cine, así que cuando se suspende el fluido eléctrico la gente puede continuar viendo su película. Esto es un importante aporte, porque el cliente no pierde la inversión que hizo, no solo en taquilla sino en caramelería”.

El gerente estima que el centro comercial, que en estos momento tiene un 77 por ciento de ocupación en sus locales, continúe siendo una excelente opción de compras y esparcimiento para el público marabino. “Este es resultado de un arduo trabajo de todo el equipo operativo, porque ante las vicisitudes es necesario tener mente positiva y seguir dando lo mejor, cada uno en su puesto de trabajo, para mantener el centro comercial, no solo operativo sino que el visitante pueda disfrutar de los servicios y entretenimiento que ofrecemos en una convivencia de confort y seguridad lo más cercana a lo óptimo posible, así hemos seguido y así seguiremos”.

Además, Koch sostiene que Sambil mantiene una comunicación continua con la Corporación Eléctrica Nacional, para “apoyarlos en esta difícil situación en las horas que se necesiten, siempre llegando a acuerdos importantes porque saben el esfuerzo que estamos haciendo”.

Días oscuros

Vale recordar que, en abril de este año, Centro Sambil en Maracaibo dejó de laborar durante varios día por falta del servicio eléctrico. Luego, a raíz de las fluctuaciones, apagones y racionamientos, los servicios que ofrece el centro comercial se fueron deteriorando y el clima interno se hizo pesado y caluroso.

Esta situación inició en 2016, cuando en abril el centro comercial cerró sus puertas al público por primera vez y “hasta nuevo aviso”, debido al plan de racionamiento eléctrico aplicado a los centros comerciales en el país.

Para la fecha, Sambil Maracaibo operó con un consumo de solo 900 KVA, generación que solo cubre el servicio de los bancos, farmacias y cavas refrigeradoras de supermercados y de la feria de comida, además de los servicios básicos, como los sistemas de agua y seguridad. El consumo total del mall es de tres KVA.

Sambil Maracaibo es el centro comercial más grande de la ciudad. Fue inaugurado en 2004, cuenta con 322 locales y genera unos dos mil 500 puestos de trabajo entre directos e indirectos. Los propietarios y empleados confían en que en un futuro cercano, Sambil Maracaibo recupere su esplendor.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *