Juan Pablo Guanipa: “Te con Té fue cerrado por capricho de Omar Prieto”

Desde que decidió no juramentarse como Gobernador del Zulia ante la Asamblea Nacional Constituyente, Juan Pablo Guanipa ha estado como residente fijo en el ojo del huracán, pero en los últimos tiempos la tormenta política que azota al país, parece girar con más fuerza en torno al dirigente de Primero Justicia, lanzándole escombros a miembros de su grupo familiar, sin discriminar entre los que se encuentran inmersos en el ruedo político y los que no.

De regreso a Maracaibo tras meses recorriendo el país, el diputado de la Asamblea Nacional fijó posición sobre la “persecución” de la cual asegura que él, su familia y el patrimonio de ésta, están siendo objeto por parte del oficialismo. Así mismo, desmontó la tesis de quienes consideran que “las cosas serían distintas en la región” si él hubiese cobrado el triunfo como gobernador electo.

Aunque Guanipa es enfático al señalar que respeta la decisión de los líderes opositores que han preferido llevar su lucha al exterior, antes que someterse a un encarcelamiento inminente, asegura que en su caso está dispuesto a seguir dando la cara en la región, a pesar de que el gobernador Omar Prieto lo ha acusado ante el Ministerio Público de estar tras supuestos “actos terroristas” contra las instalaciones eléctricas del estado.

“No estoy dispuesto a salir corriendo ante el primer pellizco”, sentenció el dirigente de PJ, antes de caer en cuenta que como familia los Guanipa han recibido a manos del chavismo una verdadera paliza que trasciende lo político y se adentra en lo personal al poner en riesgo el modus vivendi de sus seres queridos.

Te con Té y otros golpes bajos

En referencia las acciones de cierre que la Gobernación ha impuesto desde comienzos de marzo de este año a las cuatro sedes de los restaurantes Te con Té (propiedad de sus hermanos Pedro y Tomás), el diputado asegura no tener la menor duda de que se trata un pase de factura.

“Pedro no está involucrado en política, Te con Té es de él y Tomás, igual que Rollertec donde son socios junto a personas de otras familias. Esas empresas están todas cerradas por el capricho de Omar Prieto”, afirmó el parlamentario, al lamentar que un adversario sea capaz de buscar infligir daños en un plano que toca lo familiar y personal, además de afectar a más de 200 trabajadores directos.

“Ahí (en Te con Té y Rollertec) no hay ningún incumplimiento de ningún permiso ni nada por el estilo, sencillamente es retaliación política”, denunció Guanipa.

En cuanto a las amenazas contra la vida de su hermano y compañero de bancada parlamentaria Tompas Guanipa, Juan Pablo indicó que se trata de una situación absolutamente verificable, ya que “de las cuatro personas de la Guardia de Honor Presidencial que recibieron esa orden y tomaron la decisión de no cumplirla, tres han muerto y eso es un hecho constatable. Solo uno quedó vivo y obviamente huyó del país y fue el que hizo la denuncia”, acotó el opositor al subrayar que “sí estamos perseguidos, pero yo me resisto totalmente a irme”.

Malo si Sí y malo si No

Al referirse a los señalamientos de quienes ven los ataques de Prieto como una situación que habría podido evitar, de haberse juramentado como Gobernador, Guanipa dice no tener la menor duda de que en dicho escenario la persecución habrían sido peor.

“El verbo ‘hubiera’ da para todo. Uno tiene que analizar los hechos históricos en perspectiva y tiene que pensar en la trascendencia. Yo tengo la convicción plena de que lo que hice bien hecho estuvo. Fue algo correcto, porque nosotros estamos luchando por la democracia en Venezuela, uno no vale un cargo, uno vale un ideal y el ideal nuestro es lograr que éste país salga de esta situación y para eso uno tiene que dar testimonio”, alega Guanipa al recordar que la no juramentación ante la ANC no solo fue una decisión conjunta de la Mesa de la Unidad Democrática, sino que también fue parte del discurso durante toda la campaña.

El abogado y periodista defiende que durante la contienda de las regionales hubo amenazas como la inhabilitación o la obligación de buscar una carta de buena conducta en la ANC, las cuales luego no se concretaron, pero en la amenaza de la juramentación ante la Constituyente se concretó a través de un decreto emitido tres días después de que había sido electo.

“Lo lamentable de todo esto es que esa decisión no la hayan tomado todos los gobernadores (…) no es cohabitando ni acostumbrándonos que logramos salir de esta dictadura, la respuesta no es una actitud de entrega y sumisión que no sirve para resolver los problemas de tu comunidad, porque si me dijeran que todo lo que están haciendo los gobernadores juramentados es para resolver los problemas, pero ‘por favor’, yo he recorrido el país, y lo que estoy viendo en todos los estados es desastre”, indicó Guanipa.

Por último el diputado desterró la tesis de que habría sido mejor juramentarse al asegurar que “si yo hubiese estado en la gobernación, hoy estaría preso por el tema eléctrico, porque no hubiera salido como el actual gobernador a justificar a Maduro, lo hubiera confrontado y la consecuencia de eso hubiese sido que me hubiesen culpado como el gobernador saboteador de todo el sistema eléctrico en el estado, así que, si no me agarra el chingo me agarraba el sin nariz”.

 

Redacción: Luis Ricardo Pérez P.

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *