Padre Palmar oficia su última misa: “seré el primer cura venezolano que pide asilo”

Con lágrimas en los ojos, el presbítero José Palmar, mejor conocido como el Padre Palmar, se despidió de la feligresía en la iglesia Claret, durante la misa de la 1.00 de la tarde de este domingo. El sábado hizo lo mismo en la Basílica de Nuestra Señora del Chiquinquirá.

“Seré el primer cura que pide asilo” aseguró con un dejo de amargura en el púlpito, donde ofició como invitado del párroco Ovidio Duarte. Mientras, los asistentes, comentaron a susurros la decisión del sacerdote y lo bendijeron con aplausos.

El pasado sábado 6 de enero, Palmar celebró la eucaristía en la Basílica de Chiquinquirá en la fiesta de la Epifanía del Señor. Más tarde colocaría en su Twitter @PadreJosePalmar: “Despidiéndome del Zulia, iré a otra tierra lejana a servir a la Iglesia. La Chinita me acompaña en esta nueva tarea sacerdotal. Seguiremos luchando por la liberación de Venezuela”.

Sus seguidores recibieron paso a paso los pormenores del adiós. “Doy gracias al Niño Jesús y a su Santísima Madre por la hermosa oportunidad que me brindó el Padre Nedward Andrade párroco de la Basílica de Chiquinquirá para que celebrara la Eucaristía de acción de gracias por los 30 años que estuve sirviendo a la Iglesia marabina”.

El cura agradeció y bendijo a monseñor Edgar Peña, nuncio apostólico en Mozambique, por estar presente en la Eucaristía de Epifanía “donde me fui a despedir de mi amada Virgen de Chiquinquirá. Su apoyo espiritual me reconforta en esta difícil misión eclesial que cambia mi vida”.

En otro tuit, aparece Palmar arrodillado frente al nicho de La Chinita y sus sentidas palabras acompañan la foto: “A los pies de mi amada Chinita para darle gracias por todas sus bondades como madre, para rogarle que proteja a los míos y me ayude a donde la Iglesia me envía a seguir construyendo el Reino de Dios. Gracias a todo mi Zulia tierra amada y querida nunca olvidaré”.

¿Se va o lo fueron?

La primera noticia sobre su partida la tuiteo el sacerdote el pasado 5 de enero. “Gracias a Jesús Hostia Santa y a la Virgen de Chiquinquirá por los 30 años de servicio ministerial como sacerdote en mi Iglesia materna de la Arquidiócesis de Maracaibo. Me voy a servir al Señor a otras tierras lejanas llenas de fe y de amor a la Madre de Dios”.

El mensaje causó diferentes respuestas, pero fue recibida con poco asombro, dada la evidente inclinación política de Palmar, quien mostró sin tapujos su oposición al gobierno.

Solo con leer el perfil de su Twitter es más que suficiente. “Cura de barrio, periodista y locutor. Sacerdote Católico devoto de María Santísima. Primero mártir que arrodillado frente al narco madurismo castrista”.

Reacciones sentidas

Los comentarios de los seguidores del Padre Palmar no se hicieron esperar y hubo desde bendiciones, muestras de afecto y rechazo por la partida del sacerdote, hasta recriminaciones. Algunos lo llamaron “viejo cobarde”, “sinvergüenza” y “traidor”.

@aisha_728 escribió: “¿Padre qué es esto? ¿La iglesia va a hacer esto con usted? ¿Lo exilian? Por qué eso es lo que le están haciendo. Juan Pablo II no lo habría hecho”.

@ivettem12 comentó: “Me voy enterando por su tuit… ¿Será que lo mandó a sacar Omar Prieto? Nos quitaron al mayor luchador por Vzla”.

@Marianela4451 resaltó: “Será que lo exilan como al padre Freites para acallar su voz”.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Twitter @PadreJosePalmar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *