Más de la mitad de centros electorales en Zulia solo tienen una o dos mesas para el 20M

Después de Miranda, el Zulia figura como la segunda entidad con más cantidad de votantes en Venezuela, sin embargo para las elecciones presidenciales y de consejos legislativos estadales de este 20 de mayo, más de la mitad de los centros electorales en esta región, solo cuentan con una o dos mesas de votación. El contexto podría generar problemas para cubrir la totalidad de la ciudadanía, así como para el despliegue de testigos y demás aspectos organizativos por parte de los partidos.

En la entidad zuliana hay dos millones 543 mil votantes. De un total de mil 351 centros, 742 dispondrán de una o dos mesas, 609 con más de dos. La situación se repite en otras entidades. En todo el país, de 14 mil 638 puntos de votación, más de seis mil 800, únicamente tienen una o dos mesas, esto a pesar de que aumentó el Registro Electoral (RE), pero las regiones más afectadas son aquellas con mayor cantidad de electores, como es el caso del Zulia.

“El problema sigue siendo que es uno de los estados con más padrón electoral, hay más de dos millones de personas habilitadas para sufragar. La cantidad de centros con una o dos mesas es altísima y esto causa problemas de organización política solamente al colocar a los testigos”, explicó Aníbal Sánchez, analista en materia electoral.

La expectativa aún se mantiene en cuanto a si la población acatará o no el llamado a la abstención por parte de las grandes organizaciones políticas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Las encuestadoras nacionales coinciden en vaticinar una participación de más del 60 por ciento en el ámbito nacional. En caso de que acuda la mayoría, la poca disponibilidad de mesas podría ser insuficiente para atender al padrón electoral. La poca cantidad de mesas se uniría como una problemática más ante circunstancias que suelen ocurrir en procesos comiciales de este tipo, como el fallo de las máquinas u otras dificultades.

Sánchez apuntó que otra de las problemáticas es que muchos de los centros de votación se han ruralizado. “El CNE llevó los centros a los cerros y campos. Por eso es cada vez más importante colocar testigos en esos sitios. Podríamos decir que es uno de los retos para este 20 de mayo”, destacó el experto.

Y es que precisamente en las zonas rurales o lejanas, es donde se hace más factible manipular el voto. En los pasados comicios para elegir gobernadores, abundaron las denuncias según las cuales,  los oficialistas tomaban el punto de elección sin dejar participar a los testigos de los partidos de oposición. La lejanía de estos sectores, dificultó el acceso para que autoridades y representantes de las toldas opositoras se reforzarán con más de sus miembros. Los simpatizantes de la oposición se veían frenados por la violencia de grupos colectivos ante la indiferencia de los efectivos del Plan República. Escenas como estas se vieron principalmente en las parroquias del oeste de Maracaibo, donde habían centros de votación en bases socialistas, adentradas en los barrios.

A pesar de que el número de mesas no es proporcional a la cantidad de electores, la cifra de éstas es una de las mayores en comparación a otras entidades del país. Con ello, se robustece el desafío de cubrirlas con los miembros, seleccionados por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Otro de los retos es que al ser uno de los estados con más votantes, es mayor el compromiso para el cumplimiento del servicio electoral obligatorio”, afirmó el especialista, quien recordó que la sanción va hasta por 50 unidades tributarias.

Pero indiscutiblemente, incentivar a la participación es otro de los desafíos en la tierra del sol amada, por ser el estado con mayor abstención en los comicios de gobernadores, efectuados en octubre de 2017 (1.074.145 electores, lo que representó 44.26%). En ese entonces, le siguieron en baja participación Miranda, con 857.446 electores (41.39%); y Carabobo, con 629.887 electores (40.95%).

Otro de los estados afectados con la poca cantidad de mesas es Miranda, ya que cuenta con el padrón electoral más grande del país: Dos millones 154 mil 263 votantes. De mil 133 centros, 629 tienen una o dos mesas. La tercera entidad con más electores es Carabobo, con un millón 722 mil 647 habilitados para votar; allí de 724 centros, 347 tienen un máximo de dos mesas.

El reto se plantea desde ya a los diferentes partidos políticos, quienes con este panorama, deberán medir sus maquinarias en aras de una participación que les favorezca. Destaca así la organización como la estrategia que cada bando pondrá a prueba con su contrario. El cronograma electoral sigue avanzando con el proceso de auditorías. Las fichas se están echando sobre la mesa y solo quien mueva mejor sus piezas saldrá victorioso.

 

TuReporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *