LUZ fija posición y convoca a oponerse al “despojo” del Baralt

Con la etiqueta #ElBaraltEsLuz La Universidad del Zulia (LUZ) inunda las redes sociales en busca de amalgamar las intenciones públicas y buscar un punto de encuentro: oponerse al “despojo” del Teatro Baralt.

Las acciones forman parte de la respuesta que la casa de estudio adelanta ante la determinación del gobernador del Zulia, Omar Prieto, de quitarle a LUZ la administración del Baralt y entregárselo a la Alcaldía de Maracaibo, intención que formalizó públicamente el pasado miércoles 23 de mayo.

Al respecto, el Consejo Universitario de LUZ hizo público un comunicado con fecha del 24 de mayo de 2018, donde expone los resultados de una reunión extraordinaria que se realizó “en defensa del Teatro Baralt, monumento nacional y patrimonio de LUZ”.  

En el documento la casa de estudios reafirma la “propiedad” del teatro, que fue donado a la universidad el 22 de julio de 1955, por parte del Instituto Pro Infancia, considera que en 1973 LUZ emprendió la remodelación y rehabilitación de las instalaciones del Baralt “para ponerlo al servicio de la cultura regional y universal”, obras que se culminaron con la reapertura del teatro en 1998, y confirma que la universidad ha dirigido el teatro a través de la Fundación Teatro Baralt, “con la mayor pluralidad y el más alto sentido de compromiso con la cultura y las tradiciones zulianas”.

Además, deja claro que “la presunta intención de enajenar a la Universidad del Zulia de la titularidad sobre el Teatro Baralt, se suma a situaciones precedentes que han constituido la privación de derechos de esta institución sobre espacios propios dedicados a la ciencia, la formación profesional y el beneficio de la comunidad universitaria, como ha ocurrido en los casos de la hacienda San Pedro y la granja Ana María Campos y los terrenos de Ciudad Lossada y el Lote A de la Ciudad Universitaria”.

Ante este escenario, LUZ acordó rechazar el desconocimiento de la condición de propietaria del Teatro Baralt y la violación a la autonomía universitaria que constituiría la acción anunciada por el gobernador. También exigen a la Gobernación, a las instituciones del poder público regional, a la Presidencia de la República y a los ministerios de Cultura y Educación Universitaria, el respeto y la protección del papel tutelar que LUZ desempeña “desde hace más de medio siglo en favor de una gestión cultural pluralista e incluyente”.

De esta manera exhortan a “todo miembro de la comunidad universitaria y a los egresados de esta Alma Mater que formen parte de la Gobernación del estado, el Consejo Legislativo y la Alcaldía de Maracaibo, a oponerse activamente al pretendido despojo del Teatro Baralt”. También convocan a todos los sectores de la cultura y las tradiciones populares zulianas a defender al Baralt como patrimonio de LUZ y de los zulianos.

Como respuesta, el 25 de mayo, Prieto tuiteó: “los que son responsables de la desidia del Teatro Baralt son los mismos que han acabado con nuestra gloriosa Universidad del Zulia. Es nuestra responsabilidad rescatar esos espacios para el pueblo”.

La pluralidad en escena

Una vez más, el gobernador del estado puso sobre las tablas una avalancha de opiniones respecto a los cambios en la manera de gerenciar el sector Cultura en el Zulia. Diferentes actores sociales se manifestaron respecto al “caso” del Teatro Baralt.

Marcos Meza. Actor y director de teatro. “Los entes gubernamentales deberían dejar que los espacios culturales que están funcionando sigan haciéndolo y respetar su autonomía. Para qué intervenir y tratar de tomar el control de lo que funciona, eso no tiene sentido. Se podría generar más espacios culturales, como el rescate la antigua sede Sociedad Dramática del Zulia. Los espacios culturales deben seguir siendo de la gente”.

Henry Semprún. Actor. “Si la decisión ayuda a que haya un mayor acceso a los espacios culturales sería un adelanto, ya que serviría para poder abrir temporadas teatrales que en este momento no pueden realizarse porque los costos operativos son cuantiosos y deben ser abonados al inicio de las presentaciones. El gobierno debería rescatar espacios abandonados como los teatros de Sopotocientos y la escuela Inés Laredo que están en ruinas”.

Hermmankis Parra. Actor, promotor cultural y profesor de la FEDA. “Los teatros son templos divinos en la historia teatral, donde el único partido es el arte casado con el oficio escénico. Me encantaria saber cuales son las líneas maestras de este momento político que permita la continuidad de lo que por historia hemos tenido y la voluntad para poder arrancar la gestión cultural de este momento. No miren a los vecinos, recuperen espacios para sumar momentos de encuentros y no de división”.

Imelda Rincón. Exrectora de La Universidad del Zulia. “Ha sido la comunidad universitaria junto a cultores y artistas zulianos quienes defendieron el teatro para evitar que fuese demolido por la corriente modernizadora y que, a partir de 1973 acompañaron y asesoraron los trabajos de reconstrucción que permitieron su reapertura en 1998. Es imposible que el gobierno regional tenga legalmente los argumentos para apoderarse del Teatro Baralt que, desde sus inicios, se ha mantenido como un sitio plural y autónomo para el disfrute de todos los zulianos”.

Juan Pablo Guanipa. Político. “Solo han logrado destruir lo que han tocado, como un Midas a la inversa (…). Solo un ignorante de la movida cultural zuliana se atreve a emitir juicios de valor en contra de una institución como el Teatro Baralt, un espacio que ha estado para la diversidad cultural, para el sano entretenimiento, para la ciudadanía (…) Los reducidos espacios que han logrado mantenerse, sortear las adversidades, pretenden ser ocupados violando toda norma, sin medición alguna de las consecuencias que puede traer a futuro, porque no les importa el bienestar de los zulianos”.  

Trending topics

La etiqueta #ElBaraltEsLuz está en la posición número 176 en  Trendinalia Maracaibo y con tendencia a subir. Los tuits más destacados:

@jeanettececilia: “Más que estar apuntando a que los centros culturales no están haciendo una oferta, hay que apuntar a qué condiciones está generando el Estado venezolano y el Ejecutivo regional para que los niños puedan disfrutar de esta oferta que ofrecemos. Contábamos con aportes del Ejecutivo regional para contratar autobuses. Nosotros hacemos una programación gratuita, pero cómo ponemos a los niños allí si no contamos con un servicio de transporte digno, accesible y seguro para la ciudadanía”.

@jurbina: #ElBaraltEsLUZ Esto deberían tenerlo clarito quienes pretendan adueñarse ilegalmente de los centros culturales para hacer proselitismo y propaganda.

@Tiamoraradio: “El Teatro Baralt es de la Universidad del Zulia desde 1955. Como egresada, personal activa  y ciudadana rechazo la intención del gobernador del estado de despojar a LUZ de un espacio que ha sido plural a las corrientes de la cultura”.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Cortesía ADN LUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *