Elecciones presidenciales en abril: ¿Año económico complicado y oposición desarticulada?

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) convocó a elecciones presidenciales antes del 30 de abril. Diosdado Cabello leyó el decreto. El Consejo Nacional Electoral debe poner fecha y organizar el proceso, y Nicolás Maduro buscará la reelección. Los comicios estaban previstos para finales de 2018, pero con este decreto se modifica el calendario electoral.

“Si el mundo quiere aplicar sanciones, nosotros convocamos a elecciones. Este pueblo tiene el derecho de decidir su propio destino”, aseguró Cabello ante la ANC, desconocida por la oposición y por la comunidad internacional.

“La Constituyente acuerda convocar para el primer cuatrimestre de 2018 el proceso de elecciones presidenciales”, afirmó. “Aprobado por aclamación”, sentenció la presidente de la ANC, Delcy Rodríguez, tras la votación unánime de los constituyentes. Cabello confirmó que Maduro será el candidato del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

No es la primera vez que se modifica el calendario electoral, el año pasado las regionales estaban previstas para diciembre y se realizaron en octubre. Las modificaciones, afirman desde la oposición, suelen ser usadas por el chavismo para sacar ventaja.

El anuncio echa por la borda las negociaciones que el gobierno y la oposición realizaban en Santo Domingo, ya que una de las exigencias de la MUD era la reforma del CNE para tener un poder electoral imparcial que garantice el proceso eleccionario. El decreto de la Constituyente no modifica el CNE.

El pasado lunes 22 de enero, la Unión Europea aprobó sanciones contra siete altos funcionarios venezolanos, entre ellos, Cabello, lo que el gobierno venezolano calificó de un “golpe al diálogo” que mantiene desde el 1 de diciembre con la MUD en República Dominicana.

Fuera de base

El secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup rechazó el anunció al considerarlo “poco democrático”, por servir como respuesta a las recientes sanciones impuestas por la Unión Europea.

Agregó que es “sumamente preocupante” porque no es una convocatoria electoral, puesto que, a su juicio los comicios no fueron convocados por el Consejo Nacional Electoral porque no hay independencia de poderes. “El único poder público de elección popular es la Asamblea Nacional y fue minimizada por los poderes subalternos”, señaló.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) denunció en reiteradas ocasiones que hay dos vías para escoger al candidato unitario que los representará en las presidenciales, a través de un consenso o en elecciones primarias.

Ante esta situación y al poco tiempo que queda luego del anuncio de Cabello, Ramos Allup consideró que la coalición opositora está en condiciones de realizar las primarias “en cuatro o cinco semanas”.

“Todas las organizaciones políticas e incluso eventuales aspirantes que están fuera de los partidos políticos de la MUD están apostando a que se celebren elecciones primarias para escoger al candidato presidencial”, argumentó.

Pronósticos y reacciones

Los entendidos sobre el tema opinan que esta convocatoria comicial viola la Ley que establece un plazo de convocatoria de seis meses y una de las grandes interrogantes es de qué manera la oposición convencerá a sus seguidores de participar en unas elecciones cuya garantía de transparencia es casi nula.

El Observatorio Electoral Venezolano recordó que, históricamente, desde que Venezuela funciona como una democracia, las elecciones presidenciales han sido en diciembre, con solo tres excepciones: “en las Generales de 2000, en 2012 (7 de octubre) y en 2013 (14 de abril). Convocar elecciones con un anticipo de hasta ocho meses es inconstitucional y viola toda legislación vigente”.

Por su parte, el analista Benigno Alarcón declaró que “para el gobierno tiene toda la lógica adelantar la elección, primero porque se enfrenta a un año muy complicado económicamente y segundo porque está tratando de agarrar a la oposición en un momento de mucha desarticulación”.

Alberto Barradas, psicólogo, conferencista y escritor, escribió en sus redes: “Desde ya, para estas elecciones conmigo no cuenten. Esto solo se acaba con desobediencia civil, pacifica, masiva, total, constitucional, que obligue a la dimisión de todo el sistema, de otra forma, esto es eterno ya que oposición no tenemos, no existe, es la nada”.

Eugenio Martínez, periodista del área política, se hace este planteamiento: “Imaginen que el candidato de la oposición gana una presidencial en abril. ¿Nueve meses con un presidente electo, que asume en enero 2019, y un presidente en funciones. ¿Eso es viable en esta Venezuela?”.

‏Además explicó que: “Es evidente que una elección antes del 30 de abril carecerá de las condiciones técnicas mínimas que permitan asegurar que el chavismo, que controla el sistema, no manipulará los resultados como hizo en Bolívar”.

El excandidato presidencial Henrique Capriles llamó a permanecer en unidad “más que nunca”, mientras que el jefe de la fracción parlamentaria, Juan Guaidó, pidió a los opositores mantenerse unidos como en los comicios legislativos de 2015.

Escasas horas antes de que Cabello hiciera la propuesta ante la ANC, el ex secretario general de la MUD, Chúo Torreaba, advirtió que el gobierno fijaría una fecha de forma “unilateral” para las presidenciales. La misma advertencia la hizo el diputado opositor, Juan Pablo Guanipa.

Voces internacionales

El Canciller de México reaccionó ante la convocatoria: “En breve daré a conocer desde Santiago de Chile la postura del gobierno de México ante la decisión del gobierno venezolano de convocar elecciones presidenciales antes del 30 de abril, lo que atenta gravemente contra las negociaciones de Santo Domingo”.

Más tarde anunció que su país decidió retirarse del proceso de negociación entre el gobierno y la oposición venezolana, realizado en República Dominicana. “Lo hago con un gran pesar por el cariño que tenemos a Venezuela”, agregó el diplomático mexicano.

Estados Unidos expresó su rechazo a la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente de que los comicios presidenciales se celebren antes de mayo de este año, por considerarla una entidad “ilegítima”. Además, volvió a pedir elecciones “libres y justas”, manifestó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

El Grupo de Lima también rechazó la decisión de la ANC de convocar las elecciones presidenciales en el primer cuatrimestre de este año. A su juicio, imposibilita la realización de comicios “transparentes y creíbles”.

“Exigimos que las elecciones presidenciales sean convocadas con una adecuada anticipación, con la participación de todos los actores políticos venezolanos y con todas las garantías que corresponda”, dijo el canciller chileno, Heraldo Muñoz, al leer la declaración firmada por cancilleres, vicecancilleres y representantes de Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía, Brasil, Costa Rica y Guayana.

Y una de tantas preguntas que ronda la incertidumbre de miles de venezolanos: según las últimas cifras develadas, la diáspora asciende a cuatro millones de venezolanos regados por el mundo. ¿Se peleará el legítimo derecho de ejercer el voto en el exterior?

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *