“Chicha pop”: La respuesta de Yogurt Boom al furor chichero

Desde hace poco más de un año Maracaibo vive un renacimiento chichero. Este producto tradicional que ha alimentado a generaciones de zulianos reencontró su camino hacia la cima, copiando el formato (con sirope y toppings) popularizado en la ciudad gracias a Yogurt Boom. Ahora el creador de la popular franquicia de yogurt congelado contraataca, demostrando que “lo que es igual no es trampa” y se lanza al ruedo con “Chicha Pop”, un modelo de negocios al mayor y al detal con un respaldo, infraestructura y ventajas muy difíciles de superar.

Josam Midah es un emprendedor nato, que siempre está a la caza de una buena oportunidad de negocios, por eso cuando vio que la chicha se transformó en un fenómeno de consumo -en parte gracia a elementos que él ayudó a introducir en el mercado local-, no dudo en reclamar su pedazo de la torta.

Indicadores favorables

El empresario zuliano de ascendencia libanesa, confiesa a TuReporte que prácticamente no hizo falta un estudio de mercado ya que se trataba de un producto de añoranza que era parte de nuestra identidad regional. Josam simplifica esta idea asegurando que “no hay nadie (nacido en esta tierra) que pueda decir que nunca ha probado una chicha”.

Aparte de la añoranza, Midah detectó una serie de indicadores favorables que garantizaban el éxito de una operación orientada hacia la producción y comercialización de este producto.

“Yo soy un gran consumidor de chicha y aquel carrito del cual yo consumía ya no existe. Es un mercado que sufrió a causa de la escasez de efectivo. Lo cual empujó al negocio a mudarse hacia sitios donde existiera punto de venta, así pasó de ser una cosa ambulante a pequeños locales en los malls, donde la venta prosperó gracias a la facilidad de pago y la afluencia de gente”, analiza el acucioso hombre de negocios al reconocer que esto dejaba el segmento de calle prácticamente desatendido.

Midah asegura que la chicha es un producto de antojo y fácil portabilidad, por ello los lugares de alto tráfico son nichos naturales consumo. Con esto en mente, se decidió a desarrollar y producir su propia versión estandarizada, siguiendo las normas de calidad e higiene que ya viene aplicando en la elaboración de su yogurt.

Accesible de comprar e invertir

“Hicimos varias pruebas hasta que dimos con una receta que cubría nuestras expectativas, pero un factor importante en el desarrollo del producto fue el análisis del momento económico”, detalla Josam, al explicar que el producto no solo era sabroso y de gran aceptación popular, sino que requería de una baja inversión tanto para comercializarlo como para consumirlo, lo cual encajaba perfectamente con el momento país.

Esto quiere decir que aparte de ser un alimento nutritivo que puede resolver un almuerzo o una cena, desde el punto de vista del emprendimiento, es un modelo de negocio que para su venta al detal no precisa de gran infraestructura ni dependencia energética, algo muy importante considerando las complicaciones que hoy existen sobre esta variable.

“El tema de la inversión inicial nos llevó a pensar que debía tratarse de un formato ambulante, un carrito que se ubique en sitios que ya tengan punto de venta y alta circulación de personas y que sea directo a la calle”, señala el empresario, mientras explica por qué decidió arrancar desde hace dos meses su propia prueba piloto a las afueras de las tiendas Yogurt Boom original (del lado de la 72) y en Dr. Portillo con Delicias (al frente de Tostadas 25).

Sólidas ventajas

Al tomar en cuenta que hay muchos competidores en el ramo de las chichas, Midah destaca que una de sus grandes ventajas competitivas es que ya cuenta con su propio centro de procesamiento, cavas refrigeradas para el almacenamiento, planta eléctrica y un directorio de proveedores garantizados de materia prima (como leche y azúcar), que ya venían usando en la elaboración de yogurt.

“Nosotros podemos vender nuestra chicha, pero también surtirle al mayor a todos aquellos microempresarios que quieran tener el producto en su negocio o desarrollarlo bajo su propia marca. Le asesoramos sin costo en lo que necesita para montar su negocio con una inversión muy baja, de manera que solo necesitan venir a comprar diariamente la chicha que van a ofrecer” explica Josam.

Chicha Pop se apalanca en la infraestructura y el prestigio de Yogurt Boom, no solo para elaborar la bebida alimenticia, sino también los siropes de leche condensada, chocolate, coco y fresa, además de diversos toppings que le dan más vistosidad y sabor a algo que ya es delicioso.

Para un puesto ambulante de Chicha Pop se requiere invertir en la compra de el carrito, los termos/cooler de 42 litros, y algunos los implementos dispensadores como cuchara, envases y teteros para sirope; el resto son los consumibles (vasos y chicha) ya que el entrenamiento y asesoría son gratis.

“Es un negocio que no hay que mercadearlo porque ya es un producto con aceptación probada. No es una aventura, le gusta a la gente. No hay que hacer ningún esfuerzo en publicidad y pueden ponerle su propia marca”, remata el creador de dos marcas que hacen “boom y pop” en el mercado.

 

Para mayor información ingrese a:

Instagram: @chichapopve

 

 

Redacción y fotografía: Luis Ricardo Pérez P.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *