Carlos Alaimo: Mi candidatura no es un sueño irrealizable

El desarrollo humano en sociedad tiene su origen en la mente y el corazón, si tomamos en cuenta que al hombre como ser gregario siempre lo ha movido sus sueños y sus pasiones compartidas en la búsqueda de un mejor vivir.

Uno de los grandes sueños de los pueblos es su incansable lucha por su libertad y justicia social, además de  su pasión por el progreso y el bienestar de sus ciudadanos.

Ambos conceptos resultan inseparables al momento de concebir la política y el servicio ciudadano para Carlos Alaimo,  reconocido empresario zuliano, quien hoy aspira a gobernar al Zulia, con su propuesta de devolverle su sitial de estado pionero y defensor de la descentralización como mecanismo idóneo para el desarrollo de la Región.

“Estoy prestado a la política”, afirman la mayoría de las personas de diferentes actividades y  profesiones que se presenta como candidatos de algún cargo público. Carlos Alaimo por el contrario se muestra orgulloso de haber iniciado desde muy joven su formación política, pasión que sigue intacta y ha retomado con mayor fuerza al ver cada vez más maltratada su ciudad y su Zulia amado.

El doctor Alaimo, conocido empresario de la región, aspira ser gobernador del Zulia por el movimiento “Pasión Por Maracaibo”, organización política creada por el junto a otros dirigentes de distintos partidos de la región.

En el Zulia aún se preguntan ¿cuál es el objetivo de Alaimo para lanzarse a conquistar la Gobernación? ¿obedece a  un sueño incumplido o es un acto de osadía de su parte enfrentar las grandes maquinarias políticas que funcionan en el estado?

 

El rescate del Zulia

Carlos Alaimo asegura  que su postulación nos es un sueño irrealizable ni mucho menos un acto irreflexivo luchar por un Zulia mejor, insiste con vehemencia. “Al  Zulia  lo vamos a rescatar con políticas innovadoras y bien definidas,  con una nueva generación  de políticos que tanto le hacen  falta al Zulia y  es perentorio que despierten”.

Carlos Alaimo cree que las malas políticas de quienes hasta  ahora han gobernado al estado y que realmente no han valorado a su gente, son los responsables de lo mal que vivimos y la pérdida de poder y espacio ante el centralismo que lleva años frenando nuestro desarrollo y desmejorando nuestra calidad de vida.

“La principal falla  de quienes dirigen las políticas públicas en la región, es que en realidad no conocen de verdad que anhelamos y porque luchamos los zulianos, por lo que han subestimando las virtudes y capacidades creadoras de nuestra sociedad y su gente”.

Apuntando a los dirigentes que llevan años en el poder  en el  Zulia los señala por su desidia, acusando   a los políticos de no mover ni un dedo y mostrarse indiferentes cuando se atropelló a los ganaderos de la región, despojándolos de sus tierras y propiedades, con expropiaciones e invasiones ilegales,  por parte del gobierno nacional y sus políticas populistas y comunistas, entre otras negligencias.

El abanderado de “Pasión por Maracaibo” insiste con vehemencia, que  como buen zuliano siempre ha sido rebelde e irreverente ante el centralismo. “Por eso nunca hemos dependido económicamente  de la capital de le República, ni mucho menos esperamos órdenes desde Caracas para tomar las decisiones y hacer lo que mejor nos conviene”.

Es harto conocido que la economía zuliana fue pionera e independiente de la economía nacional, hasta el punto contar con el  primer banco, la primera moneda y el primer servicio eléctrico del país,  y demás adelantos en tiempos pasados, refiere.

“Pero no podemos vivir de esa nostalgia”, afirma, “sino que  hoy están  dadas las condiciones para devolver al Zulia su grandeza, productividad y bienestar para su gente y quienes quieran vivir con nosotros. Simplemente hacen falta hombres y mujeres con criterios y preparados para recuperar esos espacios perdidos”.

“En esta propuesta soy y ser perseverante. Nadie verá a Carlos Alaimo y a su gente desistir del sueño y lucha que se sembró en mi cuando apenas tenía 15 años”.

El candidato a la gobernación del Zulia fuerza sus palabras para advertir,  que no comparte ni acepta las imposiciones de algunas decisiones de la cúpula nacional de la oposición política, sustentadas en intereses personales y partidistas, como tampoco las pretensiones autoritarias del poder comunista que mal gobierna la nación.

Carlos Alaimo opina que al progreso y libertad del  Zulia se oponen dos factores, que si bien están  enfrentados tienen  en común  su desamor  por nuestra tierra y su gente, el modelo dictatorial que encarna el presidente Nicolás Maduro con su castrocomunismo y el interés de algunos oportunistas populistas que se niegan a perder el poder y representan el centralismo democrático.

Sin temor a que lo tilden de ilusorio e irreverente, está convencido que desde el Zulia “Pasión por Maracaibo” y sus aliados en el mañana, especialmente con la sociedad civil y todos los zulianos, se enfrentarán  a ambos modelos y los derrotarán.

Para este político conocido por su éxito empresarial,  aspirar a dirigir el renacer del estado no es un sueño, es una pasión y un compromiso, convencido de que el Zulia muy pronto será otro. “Con firmeza y responsabilidad afirmamos que con nuestra propuesta y candidatura el Zulia comenzará a cambiar”.

Redacción: Jogli Vera

Foto: Pasión por Maracaibo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *