Con 70% de abstención Maracaibo “castiga” muy duro a sus gobernantes

La ciudad más sucia del país, la que más soporta los efectos de las averías del sistema eléctrico, del deteriorado transporte público, de la escasez de dinero en efectivo y alimentos y donde la vida es más costosa, castigó con un 70 por ciento de abstención la mala gestión de sus gobernantes, en las pasadas elecciones presidenciales.

Maracaibo registró una participación del 30 por ciento, según los datos proporcionados por la página oficial del Consejo Nacional Electoral (CNE). Esta data coloca a la capital del Zulia de tercera en la lista, detrás de las ciudades Mérida y San Cristóbal, que registraron 29 y 21 por ciento de participación respectivamente (71 y 79 por ciento de abstención).

Las evidencias apuntan hacia un descontento general producto de la desidia que pulula por las calles y que se evidencia en los continuos desafíos que sortean a diario los habitantes de una ciudad maltratada más allá de los niveles soportables.

Insomnio inducido

Uno de los factores más desgastantes para los marabinos ha sido la intermitencia en el servicio eléctrico. En lo que va de año se registraron al menos cuatro grandes apagones de más de 24 horas, intercalados con interrupciones de entre seis y 12 horas, además de un “racionamiento” intermitente de hasta tres cortes diarios de tres horas cada uno. Situación que fue catalogada por los entes gubernamentales como producto del “sabotaje” por parte de las toldas opositoras.

“Esta situación es terrible. Pasar las noches sin dormir, con calor y zancudos, para luego levantarse en la madrugada y salir a luchar con el transporte público. Cuando llego a la oficina tampoco hay electricidad y los niños pierden clase por falta de luz”, resume en su testimonio Miguel Pozo, diseñador gráfico.

Luego de una noche de “insomnio” inducido por la falta del servicio eléctrico, los ciudadanos buscan movilizarse a sus trabajos, lugares de estudios, bancos y centros del comercio público y privado, entre otros destinos. El trayecto está plagado de obstáculos que van, desde no tener suficiente efectivo para pagar las tarifas que oscilan entre 10 y 30 mil bolívares, hasta la obligación de montarse en un camión, camioneta o cava para poder ir de un lugar a otro.

Caminata con obstáculos

“A diario gasto entre 80 y 100 mil bolívares en pasaje. Me he tenido que montar hasta en una grúa, porque los pocos buses van full todo el tiempo y ya no quedan casi carritos. Cuando el trayecto es corto me voy a pie, pero el calor me agota”, explica Yandira Meleán, vendedora en una tienda de repuestos y accesorios para celulares.

Cuando los marabinos optan por caminar, para sortear la escasez de efectivo y de transporte público, chocan con una realidad asquerosa: la basura que atiborra la ciudad, esparce putrefacción y mal olor por doquier, cierra el paso a los transeúntes y convierte las caminatas prolongadas en verdaderos viacrucis.

“Yo camino hasta siete kilómetros diarios, de ida y vuelta al trabajo. En el trayecto tengo que ir casi por el medio de la calle, porque encuentro basura por todos lados, moscas, malos olores y lo peor, animales y personas que rompen las bolsas y riegan los desperdicios por todos lados”, refiere Susana Hernández, docente.

De primeros en la lista

De estado Zulia, Maracaibo fue el municipio con mayor abstención con un representación del 70 por ciento, mientras que Machiques de Perijá se reflejó en un 66.94%, Rosario de Perijá 66.01%, San Francisco 62.24% y Francisco Javier Pulgar con 62.6 por ciento.

De las parroquias marabinas donde se notó más la ausencia de votantes en las mesas fueron: Olegario Villalobos, donde la abstención se colocó en un 85.27%, Raúl Leoni con un 79.38%, Juana de Avila con 78.74%, Chiquinquirá con 78.64%, Bolívar con 76.2% y Santa Lucía con 76.86%. Las parroquias donde hubo mayor participación en la ciudad fueron Antonio Borjas Romero con el 42.75% y Venancio Pulgar con 40.38%.

Según la data recopilada por el CNE, en el Zulia se registró un 62.42 por ciento de abstención durante proceso electoral del pasado domingo 20 de mayo, donde resultó reelecto el candidato por el Frente Amplio de la Patria, Nicolás Maduro.

El Táchira fue el primero con una abstención de 72.26 por ciento, mientras que en el segundo lugar se posicionó Mérida con 63.01 por ciento. El estado Miranda tuvo una participación de 41.92 y Barinas de 43.26 por ciento, ubicándose estos en el cuarto y quinto lugar respectivamente.

Las capitales de estado que registraron mayor participación son también las más recónditas del país: Tucupita en Delta Amacuro, con 63.72 por ciento, San Carlos en Cojedes, con 59,63 por ciento y Puerto Ayacucho en Amazonas, con 58,19 por ciento. Cifras que invitan a la reflexión.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Archivo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *