Alerta: No podemos permitir más equivocaciones en el Paseo del Lago (2da etapa)

Hace pocos días un grupo de reconocidos arquitectos de la ciudad fueron llamados por el Gobernador del Estado Omar Prieto para escucharlos y ver una serie de propuestas para la 2da etapa del Paseo del Lago. Ernesto Nones (Nones/Nones Arquitectura), Farid Chacón (Nómada) y Alberto Romero (Arquitécnica) se acercaron a la residencia oficial, aceptando la invitación del primer mandatario regional, llevando consigo maquetas, planos y “sueños” que según las perspectiva de  estos reconocidos arquitectos debería ser el futuro de esta importante área de 44,3 hectáreas, quizás la única superficie citadina disponible para desarrollar en las propias riberas del Lago de Maracaibo.

Esta extensa área de terreno casi “virgen” ha sido intervenida por parte de diferentes gestiones gubernamentales y que han resultado en: abandono, improvisación, derroche de dineros públicos y está a la vista de sus visitantes que lo recorren a diario y que se sienten defraudados ante tanta desidia, y a la vez preocupados del destino que podría correr este maravilloso espacio que es “acariciado” día a día por nuestro querido lago.

Basta con mirar al lado (Vereda del Lago o Primera Etapa del Paseo del Lago) para darse cuenta de lo incoherente que puede resultar en las mentes equivocadas el desarrollo y mantenimiento de lo que fue en otrora un parque de ensueño.

Si revisamos la idea original del afamado urbanista brasileño Roberto Burle Marx (fallecido en 1994) y lo comparamos con lo que es hoy en día, nos damos cuenta de lo que es capaz la demagogia, la burocracia, la corrupción, la incapacidad, la desidia, características propias de las últimas gestiones de los diferentes y “variopintos” gobiernos municipales y regionales encargados de la planificación, ejecución y mantenimiento del Parque Vereda del Lago.

En resumen, un extraordinario espacio con un magistral paisaje concebido para el sano esparcimiento del ciudadano fue convertido al pasar los años en una zona rental marcada por la improvisación y la falta de visión ambientalista y ecologista.

Definitivamente, ésto no puede ni debe pasar con la segunda etapa de la Vereda o Paseo del Lago y para ello es ineludible que los gobernantes de turno se asesoren con reconocidos urbanistas que tengan verdadero sentido ambientalista y ecologista y que a su vez no estén comprometidos con proyectos comerciales que apunten hacia este maravilloso espacio.

La palabra la tiene el economista Omar Prieto, el alcalde Willy Casanova y sus asesores en materia de espacios para la recreación del ciudadano.

No hay lugar para más equivocaciones.

Por Marcos Marín Soré

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *