Terraza 77 se asoma al futuro comercial de 5 de Julio y la zona gourmet de Maracaibo

En la esquina de la calle 77 con la avenida 3F hay un vórtice de modernidad. Entre el paréntesis rojo y verde del semáforo, una elegante estructura de superficies blanco mate y cristal plateado, nos arrastra mentalmente por un nexo de espacio-tiempo hacia un punto indeterminado de Brickell avenue en Miami, pero el cornetazo de la cola rompe el hechizo y nos aterriza de vuelta en Maracaibo.

La reluciente edificación, que ofrece a la vista un descanso del naranja y gris predominante en el paisaje urbano, es Terraza 77: El primer centro comercial desarrollado bajo las nuevas variables urbanas e incentivos fiscales creados por la municipalidad para promover el desarrollo económico y urbanístico del bulevar 5 de Julio, así como potenciar la creciente industria gourmet en la llamada Zona3 de la ciudad.

Atalaya de la zona 3

El edificio de aproximadamente 6.000 m2 de construcción y 3.000 m2 de parcela fue diseñado por RML (Ricardo Mas Lara) Arquitectos y desarrollado por la empresa promotora Inversiones Terraza 77 C.A y BRZ construcciones C.A.

La planta física cuenta con cuatro niveles comerciales y un sótano donde se distribuyen espacios de alquiler, principalmente destinados a modelos de negocios como restaurantes, cafés, heladerías, venta de delicateses, licorerías, SPA, oficinas y comercio en general.

Entre las marcas que ya han asegurado su presencia en este innovador recinto, destacan la cadena caraqueña Ávila Burger (que abrirá aquí su primer restaurante en la región) y la heladería 4D, que traerán un novedoso diseño de local especialmente creado para el espacio.

La vocería autorizada del nuevo centro comercial indica que ya han recibido numerosas ofertas de negocios principalmente inclinados al sector gastronómico. La visión de la administración apunta a “ofrecer una experiencia diferente al resto de la ciudad. Donde puedas llegar a Terraza 77 y tengas variedad en el estilo de comida. Por ejemplo un restaurante italiano, pizzería, heladería, stakehouse estilo americano, cafés, ventas de galletas, agencias de viaje, tiendas de ropa, etc.”

La empresa afirma que ya han conversado con restaurantes y negocios de gran prestigio local y nacional, interesados en desarrollar nuevos conceptos y marcas con la trayectoria de sus tiendas tradicionales. Por ello en un tiempo perentorio esperan poder anunciar los nombres de dichas tiendas, así como de una eventual fecha inaugural.

Desde el punto de vista arquitectónico, la obra se comprende de dos volúmenes interceptados por un tercer volumen de cristal. La terraza «a tripe altura» es un agregado, ideado para dar calidad espacial al proyecto, además de brindar bienestar térmico y resguardar del sol al ventanal “a doble altura” que funge como vitrina del centro comercial.

A parte del evidente atractivo visual, esta elevación techada brinda un ambiente diferente para la interacción y esparcimiento, al combinar la libertad de los espacios abiertos con la seguridad de una plataforma de acceso controlado, ideal para actividades diurnas y nocturnas que contarán con el atractivo adicional de efectos lumínicos que se reflejarán sobre las superficies blancas de la estructura. La superficie de la terraza será capaz de albergar unas 20 mesas de 4 personas además de una barra, según consta en los planos de edificación.

Promoción urbanística

En consonancia con la nueva ordenanza 5 de Julio, Terraza 77 diseñó sus mejores visuales de cara al bulevar y ubicó el acceso vehicular y refugio sobre la avenida 3F, que conduce a un amplio estacionamiento subterráneo. Esta disposición ayuda a descongestionar el importante eje urbano, en relación al flujo de carros que se generará hacia y desde el centro comercial.

Como una de las primeras obras en beneficiarse de los nuevos incentivos fiscales diseñados por el Consejo Municipal y la Alcaldía de Maracaibo, la empresa promotora, destaca que las iniciativas de las ordenanzas 5 de Julio y Zona 3 han tenido un impacto positivo en el desarrollo del proyecto, al aligerar el peso de los impuestos locales sobre la estructura de costos del emprendimiento.

Aunque inicialmente el centro comercial estaba previsto a ejecutarse en tres años, los trabajos iniciaron en junio de 2013 y concluyeron en agosto de 2017. Factores imponderables como la escasez de materiales llevó a que muchos de los contratistas dilataran sus tiempos de ejecución como resultado de las distorsiones económicas que existen en el entorno nacional.

Estas demoras involuntarias, terminaron jugando a favor de la obra, al brindar un tiempo adicional necesario para adaptar algunas de las ventajas previstas por el nuevo marco normativo.

La experiencia boutique  

En contraste con los grandes malls, este formato de centro comercial boutique ofrece una experiencia más cercana y directa con la clientela, a la vez que ayuda a segmentar mejor el mercado, en sintonía con las variables demográficas y socioeconómicas de la zona. Es como un traje a la medida de los intereses y hábitos del consumidor que hace vida en el perímetro.

Pese a estar en una de las vías mejor ubicadas y más exclusivas de la ciudad, la administración del centro comercial destaca que están orientados a un público general, donde “todos son bienvenidos” en su búsqueda de servicios y atención de alta calidad.

El manejo de volúmenes más reducidos de vehículos y multitudes, también redundará en una mayor seguridad para los visitantes que contarán con el apoyo de vigilancia por circuito cerrado de cámaras.

El modelo de negocios tenant mix o mezcla de marcas, fomentado a través del alquiler de los espacios comerciales (en lugar de su venta), ayuda a programar y planificar el tipo de comercios dentro de la estructura. “Esto –explica la administración- permite ofrecer la mejor calidad y variedad a nuestros clientes, aportando una experiencia distinta que a la vez representa una manera más eficiente de mantener las áreas del centro comercial en perfecto estado”.

Por último, al reflexionar sobre las razones para emprender un desarrollo como éste en tiempos de dificultad económica, la empresa promotora explica que pese a no ser inmunes a la realidad que afronta el país, cuentan con 50 años de experiencia en el ramo de la construcción, tiempo en el cual su filosofía de seguir invirtiendo y creyendo en el país les ha permitido salir airosos y prosperar ante las adversidades.

Sin dudas, el centro comercial que ya atrapa las miradas de conductores y transeúntes del bulevar 5 de Julio, apunta a convertirse en un ícono y referencia de la ciudad con sus líneas modernas y atemporales que rompen la monotonía del paisaje circundante.

 

Para información adicional ingrese en:

Instagram: @Terraza77

Teléfono: 0261-7177307

E-mail: terraza77@gmail.com

 

 

Redacción: Luis Ricardo Pérez P.

Fotografía: Cortesía Terraza 77