Ramón Vera, director de Saint de Venezuela: “Las empresas de software crecen en tiempos de crisis”

“Lo importante no es ser inteligente sino disciplinados, porque la disciplina domina la inteligencia”. La frase pertenece a Ramón Vera, director principal y fundador de Saint de Venezuela, empresa de software administrativo que fundó hace 27 años junto con Guillermo Rivero. Denota profundidad y la característica que gobierna su espíritu: disciplina.

Hablamos de uno de los creadores del software más utilizado para la enseñanza de administración, nómina y contabilidad en universidades, institutos tecnológicos y centros de capacitación en Venezuela, con un sello particular como premisa, facilitar la vida: el soporte técnico, el entrenamiento y la asesoría ofrecida por los canales integradores, le permiten al cliente desligarse de la toma de decisiones relacionadas con la tecnología  para  enfocarse en las actividades más relevantes de su negocio.

“Este ha sido el factor clave del éxito de nuestras aplicaciones”, asegura el Director de Saint de Venezuela, la mejor Empresa Venezolana de Software, título que ha sido ratificado al ganar de forma invicta desde el año 1997 los premios  PC News & Report. También es el único software en América Latina con publicaciones best-sellers de la editora McGraw-Hill.

“Nuestras soluciones están basadas en las necesidades reales de las empresas, por lo cual funcionan con requerimientos mínimos de equipos de computación”, completa el empresario tecnológico.

La vedette en la nube

Vera habla de sus productos más recientes, y destaca Annual Cloud, un Enterprise Resource Planning (ERP) presentado oficialmente en marzo pasado tras ocho años de trabajo, diseñado, según explica, para trabajar en la nube y con capacidad integrada para el comercio electrónico. “Es un software totalmente nuevo. Es el producto del futuro para la Nueva Economía, una nueva forma de ver y hacer negocios. Esta plataforma traerá beneficios no sólo para Venezuela sino también para el resto de Latinoamérica”.

Con Annual Cloud los desarrolladores tienen acceso a un kit de desarrollo de software (SDK) que les permitirá a los clientes tener una tienda virtual, con carrito de compras y botón de pago. Fue diseñado para funcionar en varios idiomas y permitirá que las empresas de negocios estén abiertas 24/7 desde la nube para obtener una tienda virtual fácil, amigable y segura. “Podrás ir directo al producto sin tener que ir de tienda en tienda”, detalla Vera.

Para ello cuenta con la plataforma de pagos 123Pago, establecida en el país como una pasarela de pagos que brinda un servicio integral de recaudación y cobranza a empresas pequeñas, medianas y grandes. Se trata de una alternativa más rápida, cómoda y segura en la recaudación y recepción de pagos, comercio electrónico y transacciones financieras.

El producto se puede trabajar en tres modalidades: como nube privada (servidores de la red de la empresa), en un proveedor de hosting y con un enfoque híbrido que cuenta con aplicaciones en “tierra” y en la nube.

“Esta flexibilidad permite a las empresas adaptarse a la Nueva Economía, la motivación más importante cuando se concibió este software”, insiste Vera. Annual Cloud está dirigido a empresas centradas en conocimiento, de estructura más plana, y que adoptan las ventajas de Internet y la digitalización para realizar sus ventas de manera electrónica.

“Annual Cloud es el futuro para la nueva economía porque va en función de los millennials que en menos de tres años se van a convertir en más del 50% de los consumidores nacionales y es una economía que busca la simplificación y el acortamiento de quienes producen con quien consume”, resume.

Metamorfosis empresarial

Saint de Venezuela celebra actualmente sus 27 años y lo celebra con expectativas positivas, alentadoras.

Entre los productos ofrecidos en estos años, hay un hijo pródigo: El Annual Enterprise administrativo, un software de compras, ventas, cuantas, inventarios y otros procesos. “Es el que más satisfacciones nos ha dado por sus elevadas ventas”, reconoce.

Vera cree que Maracaibo es una plaza tecnológica, pues “siempre ha contado con personas de ingenio, por haber estado ‘aislada’ de Venezuela durante muchos años. Hasta 1960 que se construyó el Puente sobre el Lago.

El director recuerda los orígenes, en 1986, cuando junto con Rivero creó la compañía RVG Sistemas que inicialmente se orientó al desarrollo de aplicaciones especiales para clientes individuales, pero que al cabo de algún tiempo se encaminó al diseño y creación de una aplicación general para cubrir una demanda más amplia.

Detalla que hacia 1988, la aplicación que se denominó Saint había llegado a la etapa final de desarrollo y depuración. En 1990 se inicia el desarrollo de los programas de contabilidad y nómina y ese año RVG Sistemas decidió buscar una empresa que le permitiera ampliar su comercialización. Fue así como entró en conversaciones con Enrique Abudei, directivo y accionista del grupo de empresas Fin de Siglo, una de las más importantes del occidente de Venezuela para la fecha.

Abudei se mostró interesado y nació Saint de Venezuela, determinante en el crecimiento y amplia difusión del programa. La experiencia y canales de distribución de este nuevo accionista incrementaron las ventas en forma sustancial. “Desde 1992 esta aplicación se está distribuyendo en Colombia”, detalla. Entonces, Saint de Venezuela, nació como una organización especializada en el desarrollo del software administrativo, que ofrecía paquetes diferentes, dirigidos a sectores específicos del comercio e industria, comercializados a través de distribuidores a nivel nacional e internacional en estuche, un dispositivo de almacenamiento y un contrato de licencia para el uso del programa.

En 2001, la empresa Telcel, de Bellsouth, consolidó una alianza estratégica con Saint de Venezuela, con la finalidad de proveer a las pequeñas y medianas empresas de un servicio de hospedaje de aplicaciones a bajo costo y con tecnología IT aplicable.

La negociación permitió ofrecer servicios de pago por uso de aplicaciones administrativas utilizadas a través del internet. Estas soluciones administrativas, explica, incluyeron la mayor cantidad de funcionalidades de aplicaciones administrativas del mercado, con el conocimiento y amplia experiencia acumulada a lo largo de más de 15 años en el desarrollo de software administrativo, adaptado a las exigencias del estado venezolano. “Las aplicaciones son pensadas de forma que cualquier persona con un entrenamiento mínimo pueda operarlas, cuenta con interfaces amigables, precios muy competitivos y con calidad comparable con los mejores software del mundo”, suelta.

Ramón Vera apuesta por su empresa y por Venezuela y ofrece sus razones en un breve, pero sustancial contrapunteo final.

¿Es costoso adquirir los productos de Saint?

No. Nosotros somos el Software administrativo más económico en América Latina comparado con las funcionalidades que tiene.

¿El software libre es rentable o dañino?

No lo calificaría como  dañino o rentable. El software libre es un modelo de negocio distinto. No puedo ser dañino algo creado para mejorar la calidad de vida de los seres humanos, y claro que el modelo de negocio es rentable, si lo entendemos antes.

¿Es difícil vender tecnología en Venezuela en tiempos de crisis?

No. Todas las empresas de Software, por lo menos las administrativas su surgimiento y crecimiento han sido en épocas de crisis. Saint nació en una de las primeras devaluaciones del país.

¿Nos da una razón para creer en el país?

Tiene uno de los ingresos más altos de América Latina  en un solo rubro, los demás países en Latinoamérica no tienen  el ingreso promedio que tenemos nosotros.

¿Es difícil vender tecnología en Venezuela en tiempos de crisis?

No. Todas las empresas de Software, por lo menos las administrativas su surgimiento y crecimiento han sido en épocas de crisis. Saint nació en una de las primeras devaluaciones del país.

 

 

Redacción: Raúl Semprún

Foto: Cortesía Ramón Vera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *