¿Qué tanto sabe sobre la orientación sexual de sus hijos?

“Mi hija de nueve años me dice que está enamorada de una niña… ¿Mi hija va ser lesbiana?”. Esta pregunta, con tono de llamado de urgencia, lo hace una madre “preocupada” en un diario digital español, donde una psicóloga llamada Sonia Romero tiene una columna abierta e interactiva, para hablar sobre la orientación sexual.

La alarma de esta madre tiene réplica en un importante segmento de la población que está en proceso de educar hijos, sean infantes, adolescentes o a penas unos bebés… Tantas situaciones, conflictos y tragedias se suscitan respecto a ese tema, que es uno de los tópicos que genera mayor interacción y cuestionamientos en las redes sociales.

Sin embargo, la orientación sexual sigue siendo un tabú para la sociedad. Con su respectivo velo oscuro, el tema es un tanto “incómodo” de tratar cara a cara y en primera persona, tal como lo refiere Stanislao Guanta, un sexólogo costarricense, quien también lleva su “consulta” por la vía digital.

“Los padres se alarman si ven a sus hijos varones jugando con muñecas y también prenden las alarmas si sus hijas le expresan demasiado afecto a sus amiguitas, pero pocos buscan comprender, cómo se expresa en realidad la sexualidad”.

Sonia Romero lo explica también en la respuesta que le ofrece a su “paciente”. “Señora, en qué piensa usted cuando su hija le dice que está ‘enamorada’ y, además, sabe usted qué quiere decir su niña con esa frase”.

La especialista continúa: “su hija es muy pequeña para comenzar a preocuparse por su orientación sexual. Los niños a esa edad no tienen estructurada la segunda identidad sexual que concluye en la adolescencia. Lo que ella expresa es la preferencia por una amiguita especial. Eso lo sentimos los adultos en las relaciones con amigos con los que tenemos una gran afinidad”.

No hay palabras mal dichas…

Respecto a la sexualidad, como a cualquier otro tema de conversación, las palabras no están mal usadas, sino mal interpretadas. Si un niño de siete años le dice a su madre “me gusta mucho Juan”, esa progenitora se pondrá las manos en la cabeza y, en el mejor de los casos, saldrá corriendo a consultar un especialista.

Rosalba Rivero, orientadora escolar venezolana, recuerda una anécdota que la marcó para siempre. Cuenta que “recien graduada” y en su primer trabajo en una escuela básica, un niño de seis años se le acercó un día y le dijo con total inocencia: “Maestra, porque Marcos no vino hoy ¿Está enfermo? A mi me gusta mucho él, yo lo amo”.

Rivero relata que de inmediato sintió un calor interno que le subió a la cabeza y con angustia se llevó la mano al corazón. En medio del ataque de pánico, tuvo la precaución de indagar: “Mi amor, y porque dices que te gusta Marcos y que lo amas”.

El niño le sonrió con el rostro iluminado: “Porque él me presta sus juguetes y me amarra los cordones de los zapatos. Hoy no tengo quien lo haga por mi” y le mostró los zapatos con el par de agujetas colgando.

La docente agradeció ese golpe de intuición y desde ese momento no se toma al pie de la letra lo que dicen sus alumnos. “Es arriesgado poner nuestros conceptos en las palabras que expresan los niños. Cuando ellos mencionan odio, amor y otras palabras relacionadas con sentimientos, no siempre aluden a lo que interpretamos los adultos”.

orientación sexual

Orientación sexual e identidad de género

En el escenario cotidiano, uno de los mayores monstruos que acechan a los padres es encontrar evidencias de que sus hijos no son “normales” en cuanto a su sexualidad. Pero la “normalidad” sexual es un tema vasto, que podría llenar enciclopedias completas.

Para aclarar un poco la oscuridad que se cierne sobre la sexualidad humana y los sustantivos, adjetivos y verbos relacionados con ella, la American Psychological Association realizó un comunicado, donde explican, a grandes rasgos, algunos conceptos y apreciaciones.

¿Qué es orientación sexual?

La orientación sexual es una atracción emocional, romántica, sexual o afectiva duradera hacia otros. Se distingue fácilmente de otros componentes de la sexualidad que incluyen sexo biológico, identidad sexual (el sentido psicológico de ser hombre o mujer) y el rol social del sexo (respeto de las normas culturales de conducta femenina y masculina).

La orientación sexual es diferente a la identidad sexual porque una se refiere a los sentimientos y la otra al concepto que cada quien tiene de sí mismo. Las personas pueden o no expresar su orientación sexual en sus conductas.

¿Qué es identidad sexual?

La identidad sexual o de género es el concepto que cada quien tiene de sí mismo como ser sexual y de los sentimientos que esto conlleva. Se relaciona con cómo se vive y se siente en el cuerpo desde la experiencia personal y cómo se lleva al ámbito público, con el resto de las personas.

Se trata de la forma individual e interna de vivir el género, la cual podría o no corresponder con el sexo con el que se nace. La identidad sexual es independiente de la orientación sexual e incluye las formas en las que una persona se autodenomina y presenta frente a las demás.

orientación sexual

¿Qué hace que una persona tenga una orientación sexual determinada?

Existen muchas teorías acerca de los orígenes de la orientación sexual de una persona. Un gran grupo de científicos concuerdan con que la orientación sexual es el resultado de una interacción compleja de factores biológicos, cognitivos y del entorno.

En la mayoría de las personas, la orientación sexual se moldea a una edad temprana, a partir de los 11 años, aunque hay evidencias de casos que se expresan a los 6 u 8 años de edad.

Existen pruebas importantes recientes que sugieren que la biología, incluidos los factores hormonales genéticos o innatos, desempeñan un papel importante en la sexualidad de una persona.

Es importante reconocer que existen probablemente muchos motivos para la orientación sexual de una persona y los motivos pueden ser diferentes para las distintas personas.

¿La orientación sexual es una elección?

No, los seres humanos no pueden elegir ser heterosexuales u homosexuales. Para un gran porcentaje de la población, la orientación sexual surge a principios de la adolescencia sin ninguna experiencia sexual previa. La elección surge al querer o no actuar de acuerdo con los sentimientos, pero los psicólogos no consideran la orientación sexual una elección consciente que pueda cambiarse a voluntad.

¿Puede la terapia cambiar la orientación sexual?

No. La realidad es que la homosexualidad no es una enfermedad. No requiere tratamiento y no puede cambiarse. Sin embargo, no todas las personas gay, lesbianas y bisexuales que buscan la ayuda de un profesional de salud mental desean cambiar su orientación sexual, muchos asisten en busca de estrategias para lidiar con el prejuicio.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *