Mientras 40% de los negocios en Maracaibo no aporten impuestos la economía será cuestión de suerte

Un 40% de la economía en la capital  zuliana es informal, y aunque estamos acostumbrados a relacionar la informalidad con vendedores ambulantes en el centro de la ciudad, esta clasificación va más allá. Existen personas que, por salir del mal paso económico, ofrecen sus servicios profesionales o se dedican a las ventas y no pagan impuestos,  por lo que no contribuyen a la recaudación fiscal, acción esta que va en detrimento de la economía de cualquier región.

Maracaibo no es más que un reflejo de lo que vive el país. Esto ocurre, según el economista y profesor universitario,  Alberto Castellano, por la falta de voluntad política de resolver las falencias de nuestra economía. “La mayoría de las empresas manufactureras del país trabajan al 40% de su capacidad productiva, lo que indica que existe una capacidad ociosa del 60% del sector, esto es lo que da paso al comercio informal”.

La debacle de la economía nacional ha hecho que muchos ciudadanos  abandonen sus empleos y salgan a ofrecer servicios rofesionales, porque es mucho más rentable para el bolsillo.

Según indica el experto, todas estas personas que trabajan de manera informal no están apegadas a la ley del trabajo, por lo que no generan empleos que garanticen que haya un  contrato colectivo y  representan un drama para la economía,  porque la base de los ingresos presupuestarios es la  recaudación, algo muy importante para la economía de cualquier sociedad.

Castellano afirma que el éxito radica en formalizar este tipo de actividades e incentivar el emprendimiento. Indica el experto que  es urgente la orientación de la política para estimular al sector privado.

“En primer lugar acabar con la lucha entre el sector privado y el público. El Gobierno debe llamar al sector privado para acabar con los cuello de botella como la inflación y facilitar las divisas que le permitan al empresario obtener insumos para que pueda producir en el país, de esta manera los precios bajan”.

El economista asegura que en el terreno agroalimentario se presentan situaciones muy serias, como es el caso de la ausencia de semillas certificadas y de insumos para la prevención y tratamiento de cultivos. Esta situación trae como consecuencia que la región zuliana no tenga la capacidad de abastecerse con sus propios rubros como arroz, maiz, yuca, auyama, lo que trae como consecuencia la necesidad de importar estos alimentos teniendo la región las condiciones para lograrlo.

“Si existe la voluntad, Venezuela es un país con la capacidad de levantarse, producir y exportar alimentos a otros países. El Zulia tiene espacios ricos que se pueden aprovechar, pero que están en el olvido, como el caso de los maravillosos terrenos en el Sur del Lago, donde en este momento sólo se tiene al ganado, pero no tienen qué comer”.

El estado Zulia tiene infinidad de bondades, según opinion de Castellano, “hay sectores por explotar como es el caso del turismo,  que puede ser un generador de divisas importante,  y aportar crecimiento económico. Así como el sector industrial, hay que recatar la zona industrial que compartimos con San Francisco”.

El experto concluye en que es imperioso que tanto el Presidente, como el gobernador Francisco Arias Cárdenas y la alcaldesa Eveling Trejo se reúnan con el sector productivo y permitan la asesoria de profesionales expertos que si saben como rescatar la producción nacional.

 

Por: Gabriela Pirela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *