Falleció J. J. Villasmil: un agrónomo que “sembró” la estadística en el béisbol

Se enamoró del béisbol en su infancia. Hace unos meses atrás, durante una entrevista, confesó que de niño se escabullía de su hogar por las noche para ir a escuchar a escondidas, detrás de la pared del abasto de la cuadra, las voces de los comentaristas de radio que relataban las incidencias de los juegos. Fue en ese aprender a disfrutar “de oído” de los pormenores de “la pelota”, como cultivó la pasión que lo acompañó durante toda su vida.

José Joaquín Villasmil, mejor conocido como J.J. Villasmil, falleció la madrugada de este jueves. Quienes lo conocieron de cerca sabían que era ingeniero agrónomo de profesión, estadístico de vocación y beisbolista por pasión. Pero fue en su desempeño como comentarista deportivo, como se ganó el reconocimiento de quienes jamás llegaron a verlo de cerca.

“Llegue a ser comentarista por casualidad. Desde niño me gustaba imitar a los locutores de la radio y en una oportunidad un amigo me dijo que había una vacante para narrar juegos, acepté y lo demás es historia”, admitía con sincera humildad.

Además, se complacía en reconocer que fue egresado de la primera promoción de Ingenieros Agrónomos de la Universidad del Zulia, y admitía que eligió esa profesión buscando conjugar conocimientos del mundo biológico y del mundo matemático. Pero su verdadero amor fue la estadística. “Desde la primera clase me cautivó esa ciencia que representa un puente entre lo probable y lo real”, puntualizaba para justificar su máster en Estadística Experimental.

Decía ser capaz de aplicarle la estadística a todo “incluso al amor” y utilizaba esa herramienta para hacer pronósticos y medir la eficiencia y la eficacia de los jugadores de béisbol, por lo cual se ganó un profundo respeto en el mundo del deporte.

Villasmil fue docente de la Facultad de Agronomía de la Universidad del Zulia, donde también se desempeñó como decano entre 1972 y 1975 y Dr. Honoris Causa de LUZ. Sentía gran admiración por Luis Aparicio Montiel y era dueño de una amplia colección de barajitas de las Grandes Ligas. Fue directivo de las Águilas del Zulia y pionero del canal Niños Cantores Televisión (hoy Canal Once).

Su último cargo fue como presidente de la la Fundación Venezolana de Hipertensión Arterial (Fundahipertensión). Allí tenía su oficina, una especie de santuario al béisbol, donde intentaba llevar una vida apacible, como un abuelo grande y feliz, que se resistía a ser improductivo. “Quien mejor que yo para estar aquí, soy paciente cardiaco y se lo que padecen los enfermos que vienen en busca de tratamiento”, aseguró en esa oportunidad, con una sonrisa de complacencia.

Bonitos recuerdos

Todo aquel que se precie de ser fanático del béisbol tiene algo que decir sobre J.J. Villasmil. Juan Martinez, periodista deportivo, recuerda que “el usaba la frase ‘el béisbol vuelve a unirnos’, algo parecido a lo que dice Juan Vené. Su trabajo era la estadística y la aplicaba al béisbol para destacar las aptitudes físicas de los jugadores en ciertas circunstancias. Un comentarista estadístico”.

Dennys Olveira, fanático de béisbol, relata que Villasmil era experto en Sabermetría, que “es la posibilidad de analizar el béisbol a través de estadísticas, que permitan medir las actuaciones de los jugadores en el campo de juego de manera eficaz. El término es derivado del acrónimo SABR, el cual según sus siglas en inglés hace referencia a la Sociedad para la Investigación del Béisbol Americano”.

Como un detalle nostálgico que han recordado muchos de sus estudiantes de LUZ, quedó una anécdota que solía relatar a cada curso: que el mismo día que cumplió su sueño de estar en una final de las Ligas Mayores de Béisbol, junto a su hijo mayor, fue también el día que murió su madre. De allí su máxima: “la vida te da y te quita a partes iguales”.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *