Empresas rivales marabinas se alían ante la crisis

“El enemigo de mi enemigo es mi amigo”, este antiguo proverbio árabe expresa que cuando dos facciones rivales enfrentan a un adversario común, deben ser capaces de trabajar juntas para asegurar la victoria.

En Maracaibo esta máxima de la estrategia político-militar encuentra un paralelo en alianzas inesperadas nacidas en el seno del gremio comercial para resistir el embate de una crisis económica que el pasado año llevó al cierre a unos mil 400 comercios en la región y este año podría cargar con otros 446.

Los caídos en batalla

Según datos de la unidad de información de la Cámara de Comercio de Maracaibo, todos los sectores económicos en la región han presentado caída durante 2017. En términos generales el sector que reporta la mayor caída es el sector construcción con un 38 %, seguido por comercio (17 %), seguros (15 %), manufactura (7 %) e inmobiliario (4 %).

Amaya Briner, presidenta del gremio comercial de la entidad resalta que en medio de este mar turbulento, el segmento de cafés y restaurantes emerge como una pequeña isla que hace frente al temporal gracias a una atípica solidaridad entre sus habitantes.

“A pesar de la caída en el sector comercio se ven cosas en el área de comida, restaurantes y cafés, que de hecho han abierto varios nuevos, aunque han registrado muchísimos problemas con temas de ajustes por precios justos y todas estas variaciones locas del dólar que impactan directamente la parte de insumos importados, equipamiento, repuestos y mobiliarios” destaca la representante empresarial.

Selección natural

La supervivencia de las empresas más aptas, explica Briner, está determinada por su adaptabilidad e ingenio, llevándolos a evolucionar con rapidez para sobreponerse a los cambios y obstáculos que van surgiendo en su entorno.

Como es de suponer en un país donde la escasez de productos determina la cotidianidad, el área más crítica para este ramo comercial es la de inventarios. “Les ha tocado ser muy creativos para obtener o sustituir insumos específicos e indispensables para su funcionamiento como son el aceite, azúcar y harina entre otros” precisa la representante empresarial al destacar que la cooperación ha sido vital para superar estos percances.

Nace el cardumen   

A través de la Cámara de Comercio de Maracaibo, los empresarios del área de cafés y restaurantes han creado un “network” donde empresas que podrían considerarse competencia, intercambian información, insumos y se auxilian mutuamente para hacer frente a la crisis con la ayuda de la tecnología comunicacional.

Briner explica que la red opera como una simbiosis que permite a todos sus miembros afrontar necesidades de aprovisionamiento, logística y hasta seguridad.

“Si falla algún insumo, envían el alerta e inmediatamente alguien informa donde pueden ubicar el producto, no importa que seas competencia, incluso cuando han tenido problemas con las protestas y paros recientes, también han colaborado. Tienen hasta un circuito de seguridad donde se brindan apoyo mutuo” concluye.

La dirigente empresarial destaca con gran orgullo que este modelo de cooperación nacido en el seno de la Cámara de Comercio de Maracaibo no solo ha sido clave para que los empresarios del área de cafés y restaurantes puedan subsistir de la mejor forma posible, sino un ejemplo a seguir por parte de otros sectores comerciales para hacer frente a estos tiempos de dificultad.

 

Redacción: Luis Ricardo Pérez P.

Foto: Cortesía Cámara de Comercio de Maracaibo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *