En el Hotel Tibisay del Lago, la mejoría es un “huésped permanente”

Los sentidos no mienten. Las camas, almohadas, lencería, mobiliario, pintura y decoración; todo luce de estreno y así lo confirma la nariz. Al entrar a las habitaciones restauradas del Hotel Tibisay del Lago, lo primero que recibe al visitante es un familiar olor de madera y alfombras nuevas, como el que hay en las exhibiciones de elegantes mueblerías.

No hay que poner demasiado empeño para dejarse llevar por el hechizo rejuvenecedor que la nueva administración ha ido conjurando durante los últimos 11 meses en los espacios de este emblemático alojamiento, aunque todavía abundan detalles –algunos más evidentes que otros-, que delatan la edad de esta imponente edificación que se dispone a reconquistar al mercado hotelero local, nacional e internacional.

En vísperas del asueto vacacional estudiantil, Emily Rangel, representante de mercadeo y ventas del Hotel Tibisay del Lago, conversó con TuReporte sobre los avances de la restauración que la cadena oriunda de Mérida adelanta en lo que el ideario colectivo aún denomina “Hotel del Lago”.

Durante un recorrido por las recién acondicionadas instalaciones, Rangel detalló que cuando recibieron la administración de manos de Venetur ya había un adelanto de 70 habitaciones recuperadas, pero en líneas generales la infraestructura presentaba un desgaste muy acentuado que han ido subsanando en casi un año que llevan a cargo.

Avanzan los cambios

Hoy el Tibisay del Lago cuenta con 150 habitaciones completamente refaccionadas y disponibles para ocupación de los huéspedes, aunque el número de cuartos rehabilitados es aún mayor. Rangel explicó que hay pisos completos que están prácticamente listos esperando solo por mobiliario y la conexión al sistema de autogeneración eléctrica para garantizar el pleno confort de los visitantes.

El área de lobby y el front desk parecen inmunes al paso del tiempo. Pintura nueva, reparación de molduras e iluminación ayudaron a devolverle rápidamente a la recepción el mismo brillo que deslumbró a los zulianos en 1953 cuando fue inaugurado.

Hoy la mayor parte de los trabajos están concentrados en el área denominada “la torre”, donde un equipo de aproximadamente 120 personas se apresta a recuperar los espacios faltantes para activar la capacidad total del hotel (352 habitaciones).

El mobiliario de los cuartos luce un estilo neoclásico que si bien actualiza el look and feel del hotel, armoniza con su estilo Art Deco del edificio. Una paleta de colores cálidos y superficies de madera, mármol y textiles con patrones geométricos brindan un sobrio aire mediterráneo que se integra perfectamente al paisaje costero caribeño que complementa la experiencia en los cuartos con vista al Lago.

Entre las amenidades que ya pueden disfrutar los huéspedes están las instalaciones de Lago Pizza,  Mara Bar, el Restaurante El Patio y el Bohío, todas ellas con elementos que exaltan y modernizan el atractivo ya característico de estas áreas.

El estacionamiento que colinda con el Centro Comercial Lago Mall en el extremo norte luce casi siempre desocupado, sin embargo, la vocera autorizada por Hotel Tibisay del Lago asegura que los índices de ocupación oscilan entre 50 y 80% de la disponibilidad actual, ya que cuentan con precios que están muy por debajo de la competencia.

Precios sin competencia

Por ejemplo, un habitación estándar para dos personas con desayuno incluido en el restaurante El Patio, tiene un precio recién actualizado de 65 millones de bolívares (aproximadamente 19 dólares a tasa no oficial), lo cual explica por qué en tiempos de racionamiento eléctrico algunos marabinos han visto el hotel como un oasis para escapar de los apagones.

“Para usuarios que no estén hospedados pero quieran disfrutar del área de piscina, hay un precio de Bs. 1.800.000 que les da acceso desde las 10 am hasta las 5.00 de la tarde. También tenemos una discoteca que funciona hasta las 6.00 de la mañana y está resguardada por la planta eléctrica”. Apuntó la representante de mercadeo, al recordar que el restaurante El Patio ofrece desayunos tipo buffet para huéspedes o comensales de ocasión que pueden disfrutar del servicio por un precio de Bs. 6.000.000 (menos de $2) por persona.

En cuanto a la procedencia de los huéspedes, Rangel señala que reciben una afluencia mixta de visitantes nacionales e internacionales, con cierto énfasis en personas procedentes de Perú y Ecuador, aunque no precisó la proporción ni el volumen específico de dicha ocupación.

Durante la temporada Mundialista el hotel cuenta con transmisión de los juegos en pantalla gigante en el Mara Bar y tiene una promoción cervecera de bs. 2.900 por jarra y para los juegos más emblemáticos organizan actividades especiales para amenizar el encuentro.

Por último Rangel explicó que la adecuación del hotel es un proceso continuo que en los próximos meses seguirá abordando espacios para brindar mayor confort y servicios a los huéspedes. Tal es el caso del área de la piscina, en la cual está prevista una sustitución del piso después de la temporada vacacional. Se estima que dichos trabajos puedan durar entre uno y dos meses, pero la idea es habilitarla lo ante posible.

 

 

Redacción: Luis Ricardo Pérez P.

Fotografías: Luis R. Pérez y cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *