Marabinos ofrecen sus viviendas desocupadas por Airbnb

Una propiedad inhabitada se deteriora rápidamente. Además, una vivienda desocupada corre el riesgo de invasión o robo. Para prevenir estas dificultades, cuando los marabinos no logran vender sus inmuebles, eligen rentarlos a través de Airbnb.

Aunque no existen registros oficiales de cuantas casas permanecen solas en Maracaibo, hasta los momentos la migración tocó a más del 48% de los hogares marabinos (Codhez 2018). Lo que supone que al menos un tercio de las familias locales o parte de ellas está fuera del país.

La proliferación de propiedades en venta produjo una saturación de la oferta respecto a la demanda que cada vez es menos, lo cual afecta la caída del precio de los inmuebles y el tiempo que permanecen a la espera de un posible comprador.

Una solución para quienes no consiguen vender y no quieren dejar sus casas solas es rentarlas a viajeros y huéspedes eventuales. Una solución viable y medianamente confiable es ofertarlas a través de Airbnb.

De esta manera y según las condiciones del inmueble, rentar puede convertirse en una interesante oportunidad de negocios con atractivos ingresos en divisas, gracias la  plataforma en línea que permite ofertar viviendas particulares y cuartos como alojamientos con fines turísticos para clientes en todo el mundo.

¿Qué es Airbnb y cómo funciona?

Airbnb es un emprendimiento creado en San Francisco, Estados Unidos, en noviembre de 2008. La plataforma revolucionó la industria turística al colocar al alcance de propietarios la posibilidad de rentabilizar el tiempo ocioso de propiedades y espacios amoblados.

También brinda al turista una experiencia más personal e íntima durante su estadía en destinos de diversión o negocios.

Una forma sencilla de entender cómo funciona este sistema, que ahora ayuda a los venezolanos a sacarle partido a sus propiedades en un mercado inmobiliario sobresaturado y deprimido, es viéndola como una fusión entre los portales web de Trivago.com y Mercadolibre.com.

La plataforma digital permite a los solicitantes (turistas nacionales o extranjeros) filtrar las opciones disponibles en base a parámetros de fecha, ubicación y precios, mostrando imágenes detalladas de las viviendas, amenidades e información adicional sobre los lugares de interés cercanos.

Mientras que para el ofertante (propietario) la ventaja consiste en encargarse de la gestión de cobro por el alojamiento, así como del perfil del potencial huésped, de manera que las partes se sientan lo más protegidas y cómodas posible en la transacción.

La empresa que cuenta con más de dos millones de propiedades suscritas en 192 países y 33 mil ciudades, también ofrece más de 100 localidades disponibles en Maracaibo.

El rango de precio va desde los siete dólares diarios en habitación amoblada para dos personas en el sector Tierra Negra, hasta casas completas y lujosas con tres habitaciones, tres baños y piscina, por 170 dólares por noche en La Virginia.

Muchas de estas propiedades se ofertan con planta eléctrica incluida y demás aseguran que poseen buen suministro de agua, según los requerimientos básicos de la Maracaibo de hoy.

Ciertas condiciones aplican

Según referencias de usuarios nacionales que usaron la plataforma, el sistema no está exento de posibles complicaciones o incluso “estafas”, ya que a veces los ofertantes omiten deliberadamente ciertos datos que pudieran resultar poco atractivos para los posibles interesados.

Entre los distintos mecanismos que ofrece la empresa para atraer a ofertantes y garantizar su tranquilidad está una póliza de seguro secundaria que protege al inmueble por una suma de hasta un millón de dólares, en caso de vandalismo o robo a manos de algún huésped.

El sistema no es limitativo para usuarios internacionales, de manera que visitantes de cualquier parte del país que quieran viajar a Maracaibo y disfrutar de un cómodo alojamiento a precios mucho más accesibles que los de un hotel convencional y en ubicaciones más céntricas, también puede usar esta herramienta que cuenta con una App descargable al teléfono inteligente.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *