Proteger el vehículo significa “blindar” su vida y su inversión

Proteger el vehículo, llevarlo a una empresa blindadora, es como visitar un médico y depositar en sus manos el resguardo de la vida. En ambos casos las personas esperan no escuchar comentarios negativos, pero a veces es necesario conocer la realidad, por cruda que sea.

¿Tiene usted un vehículo blindado? ¿Está seguro de su nivel de blindaje? ¿Sabe con qué materiales acorazaron su carro? Pareciera que estás preguntas solo podrían responderse hasta el momento de un suceso fatal.

Sin embargo, la empresa zuliana Blindamar ofrece servicio de revisión de su sistema de blindaje, evaluación y posteriores sugerencias para mejorar si el caso lo amerita.

Para los expertos de Blindamar, lo importante es que el cliente conozca el proceso y los materiales con los que se blinda su vehículo. Que observe y pregunte, sobre todo por los certificados y las garantías.

Conocer la resistencia balística, los materiales y si cuentan con el aval de laboratorios internacionales, garantiza no solo el nivel de protección sino hasta dónde puede exponerse.

Cuidado con los estafadores

Todos estos factores son importantes al momento de proteger el vehículo, no solo porque la vida y la integridad física del cliente no tienen precio, sino porque en muchas ocasiones el costo del vehículo que se protege oscila entre los 40 y los 90 mil dólares.

Según comentan, en la región existen diferentes empresas blindadoras, algunas que ofrecen tentadores descuentos, pero que utilizan materiales sin certificación de procedencia y procesos que no se ajustan a las normas de calidad.

Peor aún, los expertos aseguran que hay casos donde solo se protege la mitad del vehículo o se utilizan capas de tela de jean y trozos de madera para elaborar una superficie que aporta peso pero no protección al automóvil.

Incluso el pegamento para fijar las láminas de blindaje y los cristales debe ser el adecuado. Existen materiales adhesivos que deterioran el vidrio en un mes, además los olores que afectan la salud del cliente.

Cuánto sabe usted del blindaje de vehículos

proteger el vehículo

Una de las primeras preguntas al momento de blindar un automóvil es ¿Cuánto pesa? Lo ideal es que el peso del carro no exceda los 200 kilos, ya que el blindaje más liviano le añade una carga de hasta 140 kilogramos extras.

Otro factor incide en el material. El acero es más económico pero pesa más y el “carro sufre”. Blindamar utiliza láminas de una fibra sintética, robusta y resistente, que además es semirrígida y se adapta a las formas de la carrocería.

Estas láminas se pegan en todo el interior del automóvil y luego se refuerzan con láminas de acero, para que en caso de impactos no se despeguen y dejen un hueco balístico.

Los vidrios del vehículo son un punto importante. Blindamar utiliza cristales blindados de la marca AGP, que poseen tres certificados internacionales, norteamericano, europeo y asiático.

Estos estándares avalan la calidad y otorgan hasta cinco años de garantía, en caso de que el vidrio se deteriore o presente alguna anomalía. Blindamar se responsabiliza de sustituirlo por otro.

Estos cristales vienen en diferentes niveles de espesor, peso y resistencia balística. Sin embargo, los expertos de Blindamar detallan que el nivel más popular en el país es el tres, que resiste hasta el impacto de un calibre 44.

Proteger el vehículo es un arte de calidad y detalles

proteger el vehículo

El proceso completo para el blindaje de un automóvil se realiza en 25 días hábiles, desde el momento que todos los materiales están disponibles. Esta disponibilidad depende del modelo del carro.

Primero se protege toda la superficie externa o carrocería del auto, luego se desarma totalmente la parte interna y se coloca el blindaje. Los vidrios se cambian por cristales blindados y al final el carro se arma de nuevo.

Visualmente no se observan vestigios del cambio. Solo el peso evidencia que el trabajo se realizó, pero una vez concluido, es imposible saber que se colocó en la parte interna de la carrocería.

Como un plus adicional, Blindamar protege el radiador y los guardafangos. Además coloca un Sistema de Intercomunicador y Alarma, que le permite al cliente hablar y escuchar dentro del vehículo sin bajar los vidrios.

Para la protección de los neumáticos se les instala a cada rin un aro de caucho, moldeado exactamente con el diseño de la llanta y sujeto de una forma que no gire sobre ella.

La función de este aro es que en caso de pincharse el neumático este rodará sobre el aro, con un excelente agarre al piso y permitiendo una velocidad de 70 km/h, en un recorrido alrededor de los 100 kilómetros.

Hasta las manijas de las puertas se protegen con un recubrimiento interior de acero, ya que el pegamento que se utiliza para fijar las láminas de fibra deteriora las cerraduras.

Las garantías son importantes

proteger el vehículo

Todo este trabajo tiene una garantía post venta de cinco años para los vidrios y 10 años para el blindaje. Además, Blidamar invita a sus clientes a que supervisen el proceso y evidencien la calidad de los materiales.

Según los expertos de Blindamar, el tema del blindaje de vehículos se presta a estafas, porque los clientes aceptan lo que les pongan porque desconoce el proceso y luego quedan en riesgo sin saberlo.

Blindamar cuenta con personal calificado, formado y certificado por una empresa colombiana. Además trabajan sujetos a los estándares mundiales y se ajustan a los requerimientos y necesidades del cliente, para proteger el vehículo.

Más información: 0414-644.1304

@blindamar

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografías: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *