Guaroyo sale de los espacios de Tampico en vía a la transformación

Guaroyo no dice ni adiós ni hasta pronto. «Solo decimos estamos transformándonos. Trabajando para brindar un espacio vanguardista que promueva la cultura del café, donde nos apoyemos como venezolanos y sin destruirnos los unos a los otros”.

Con esa frase, José Araque, creador de la marca de café Smaak y de Guaroyo, busca explicar el “paso adelante” que significa salir de los espacios del megavivero Tampico.

“La transformación nada tiene que ver con un fracaso económico o comercial, consiste en dar un paso al frente apegados a los principios y la convicción”, detalla en el post con el que anunció su despedida.

Sin embargo, en conversación con TuReporte Araque detalló que “simplemente decidimos cerrar un ciclo para buscar más espacio, que de algún modo vaya con nuestra valores como marca”.

Smaak Café y Guaroyo creen y estarán en los espacios donde se fomente la cultura del café desde la pasión, desde el servicio, desde la atención, desde el tacto para con los clientes, admitió.

En cuanto a los pasos a futuro inmediato puntualizó que “hay propuestas, estamos abiertos a desarrollar propuestas vanguardistas en lugares no convencionales para promover la cultura del café”.

En este sentido enumeró la alianza con el espacio de trabajo compartido Workinn. “Estamos evaluando propuestas para poder dar las buenas nuevas de un espacio con el sello Smaak. Tenemos fuerza, convicción y voluntad de seguir haciendo lo que nos apasiona”.

Smaak Café y Guaroyo siguen adelante

En un par de años, Guaroyo logró convertirse en una referencia entre tantas ofertas comerciales que existen en la ciudad. “Nos transformamos para que una realidad no nos destruya nuestra pasión, cuando se pierde la pasión, se pierde el alma de un proyecto”, explicó Araque.

Además recordó que con Guaroyo “nos arriesgamos a emprender un proyecto con características desafiantes y atípicas dentro de un maravilloso espacio y logramos convertir una amenaza en fortaleza”.

Ahora está satisfecho porque logró “desafiar la realidad país y remar con la corriente en contra para mantenernos en el mismo punto, aunque nos intentarán absorber uno que otro remolino”.

También agradeció a todos sus colaboradores, proveedores, clientes y amigos, no sin antes dejar muy claro que Smaak Café y Guaroyo siguen adelante. Porque en ese proceso de transformación que hoy asumen, el aroma y la esencia seguirán como una marca de calidad.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Instagram