Deuda BOI Bank: 10 millones de dólares entre los primeros 100 acreedores

La Asociación de Acreedores y Víctimas de los Bancos BOI Bank y Banco del Orinoco N.V., cuya convocatoria de conformación se realizó el pasado 23 de marzo de este año, ya reúne 100 afectados, tal como lo indicaron los voceros del Escritorio Jurídico Ley y Justicia, firma que pertenece a los abogados José Luis Alcalá, Jesús Vergara y Richard Portillo.

Estos 100 demandantes son 70 por ciento de Maracaibo y la Costa Oriental del Lago, aunque también recibieron denuncias de personas provenientes de Puerto Ordaz, Caracas, Mérida, Táchira, Monagas y Valencia.

“No todos son empresarios, se trata de personas que ahorraron toda una vida, invirtieron en bonos de la deuda pública, hay muchos jubilados del Sector Educación y del Seguro Social. Gente que perdió todo lo que tenía”, explica Vergara.

Estima además que la suma inicial de la deuda asciende a 10 millones de dólares entre los primeros denunciantes, aunque el monto total es imposible estimarlo, ya que los afectados por el BOI Bank suman unos 10 mil clientes.

Asociación de víctimas activadas

“Constituimos una asociación de víctimas, ya que en reiteradas oportunidades los clientes, luego de aperturar las cuentas, solicitaron la devolución del dinero o transferencias a otros bancos y no recibieron respuestas”, indica José Luis Alcalá, otro de los abogados a cargo del caso.

Según el jurista, la situación se ha mantenido durante los dos últimos años y “todas las víctimas quedaron sin la posibilidad de obtener sus ahorros porque el banco se los niega”.

El BOI Bank es un banco de maletín registrado en Curazao, pero que se maneja desde Venezuela, explica Alcalá. “La persona abrió su cuenta en dólares acá en Venezuela, directamente en las oficinas del BOD, porque ninguno de los clientes fue a Antigua-Barbuda a aperturar”.

Sin embargo, el abogado advierte que hubo un mal manejo de esos recursos. “El banco tiene muchas dificultades, porque utilizaron el dinero de los inversionistas para comprar bonos de la deuda pública nacional, bonos que se desplomaron en el mercado y no se han podido recuperar. Tuvieron pérdidas”, asegura Alcalá.

Acciones legales contra BOI Bank

La próxima semana se firmará el acta fundacional de la asociación, para luego proceder a solicitar las acciones civiles y penales que amerita el caso, según los delitos tipificados en la Ley General de Bancos y el delito de estafa, consagrado en el artículo 462 del Código Penal.

El artículo dispone: “El que, con artificios o medios capaces de engañar o sorprender la buena fe de otro, induciendole (sic) en error, procure para sí o para otro un provecho injusto con perjuicio ajeno, será penado con prisión de uno a cinco años”.

Los primero en comparecer serán los gerentes de las sucursales de los bancos involucrados, ya que, según Jesús Vergara, fueron ellos los cómplices necesarios, que de alguna manera instaron a los clientes potenciales a invertir en el BOI Bank. Luego de introducir la demanda, las acciones legales iniciales podrían tardar en aplicarse entre dos o tres meses, estima el jurista.

Aún queda la posibilidad de que las entidades bancarias suscriban con sus clientes un acuerdo reparatorio, pero los expertos no creen que esa negociación llegue a feliz término, ya que durante más de dos años los afectados han intentado recuperar su dinero y los esfuerzos fueron infructuosos.

Problema de larga data

En 2015, Víctor Vargas Irausquín, presidente del Banco Occidental de Descuento (BOD), anunció la creación del Grupo Financiero BOD, que buscaba consolidarse internacionalmente. Surgió de la visión estratégica en respuesta al crecimiento del holding empresarial, así como de la necesidad de fortalecer aún más su rama financiera. Está presente en Venezuela, Panamá, República Dominicana, Curazao y Antigua y Barbuda.

El grupo abrió plaza para más de 14 mil personas y está conformado por los bancos BOD (Venezuela), Allbank (Panamá), BOI Bank (Antigua y Barbuda), BONV (Curazao) y Bancamérica (República Dominicana), que integran el portafolio del Grupo Financiero, en el que también destacan las instituciones de mercado de capitales BOD.

El consorcio incluyó una serie de compañías de seguros como La Occidental, Global Care, Salud Care y Planinsa (todas en Venezuela), así como Pymefactoring RD (Venezuela-República Dominicana) y National Leasing (Panamá).

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Agencias

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *