Conductores denuncian “injusta y parcializada” distribución de insumos para el transporte público

Lubricantes, baterías, cauchos y bolsas de comida son los beneficios que destinó el gobierno para los choferes adscritos a las 118 rutas que hacen vida en la ciudad. Sin embargo, la distribución se realiza de manera “injusta y parcializada”, según comenta Rubén Esis, presidente de la Central Sindical Noroeste de Transporte. Por esta y muchas otras razones, los transportistas estudiarán, este miércoles 2 de mayo en asamblea, la posibilidad de convocar a un paro de transporte.

“Se evaluará un posible paro o cualquier otra acción contra la injusta y parcializada distribución de los insumos para el transporte que hace Gladys Suárez, presidenta de la Federación Bolivariana de Transporte del estado Zulia. El Ministerio de Transporte envio unos insumos y sin criterio alguno, bajo el libre albedrío de ella y su esposo Manuel Vásquez, están entregando estos insumos a quien a ellos les parece y dejan por fuera a otros”, explicó Esis.

Según el transportista, el Ministerio creó un órgano superior que hace las distribuciones de los insumos que llegan a cada estado. “Aquí se violaron estos parámetros y en la distribución priva el criterio personal contra el interés colectivo. Pediremos que el Ministerio tome control y sea Fontur junto al Órgano Superior y otras autoridades que hagan la distribución. Aquí no puede existir una gobernación paralela a la de Omar Prieto. Pedimos al gobernador que intervenga de manera oportuna, caso contrario serán mal distribuidos estos rubros en perjuicio de la mayoría de los transportistas”.

Además, los conductores de autobuses y carros por puesto exigen un incremento de la tarifa vigente. “Se requiere para poder mantener activo el servicio no menos de 10 y 20 mil bolívares de pasaje (10 y 20 bolívares Soberanos), corto y largo, debido a los altos costos que nos asfixian y tienen inmóvil al servicio de transporte. Sino se aprueba una tarifa que oxigene al transporte, perderemos el control y cada quien saldrá a trabajar cobrando lo que le parezca. El alcalde Casanova debe ver las señales que se vienen dando en la Ciudad, no ser apático a ellas, y actuar en consecuencia, de lo contrario la anarquía se volverá algo normal en el gremio”.

Además, los choferes denunciaron “multas indiscriminadas y persecución” y solicitaron “soluciones para hoy”, porque hasta ahora “no ha hecho nada”. Esis aseveró que es “contraproducente que le sea entregado un insumos tan importante a un solo gremio, más aún cuando este gremio no ha demostrada interés en favorecer a la mayoría del transporte sino a los que tienen afinidad gremial y amistosa con ellos”.

Quedan pocos y aún no alcanza

La Central Sindical Noroeste reúne 27 rutas, que incluyen a dos suburbanas (Los lirios y Curva – Paraguachón) y una de taxis (Amparo). En total, Esis estima que quedan operativos cerca de 150 unidades colectivas (buses) y 400 carros por puesto, “pero algunos de ellos no están alineados ya, porque se fueron a “piratear” para poder sobrevivir”.

Desde la última reunión que tuvieron con los entes gubernamentales, los transportistas han buscado las maneras de mantener un clima de conversación y negociación. “Hemos hecho lo posible por hacer alianzas estratégicas con la parte gubernamental, muy particularmente con el gobernador Omar Prieto. Bajamos el tono en cuanto a la parte de las comunicaciones, se ha buscado el diálogo permanente, haciendo lo posible para mantener activo el servicio mediante las ayudas y aportes del gobierno”, sin embargo, los avances en materia de transporte urbano son ínfimos.

“El gobernador es un líder inteligente. El debe actuar oportunamente. No debe dejarnos en manos de quienes buscarán por todos los medios hacernos padecer no entregandonos los insumos que nos enviaron”, comentó y detalló que según lo que estableció la propia Gladys Suárez, llegaron 960 pailas de aceite (cada paila tiene 19 litros) y unos dos mil 700 neumáticos. De las baterías no se tiene una cifra estimada. “Ni a eso hemos tenido acceso, a la información correcta de lo que nos enviaron”.

Al ser consultado sobre la cantidad de insumos que le corresponderá a cada chofer, Esis detalló que “ocurre que hay unidades que meten 20 litros. Otras 24 litros caso de los Yutong. los carros por puesto cinco litros. No hay para todos pero se debe repartir con criterio para alcanzar a lo más posible y sacar algunas unidades que más lo necesitan y que sería más provechoso para el usuario”.

Visión gubernamental

El pasado 24 de abril, el alcalde de Maracaibo, Willy Casanova, reconoció que se están realizando operativos para penalizar el cobro excesivo del pasaje. “Tenemos en las calles a Polimaracaibo con grúas para fiscalizar, pero afrontamos la dificultad de la circulación de transportes alternativos que están fuera de regulaciones”.

También puntualizó que existen “fenómenos como las rutas extraurbanas, que tiene que ver con varios municipio, como es el caso de la ruta La Concepción. El alcalde de Jesús Enrique lossada les estableció unas tarifas y aquí se estableció otra tarifa de dos mil 500 bolívares para los autobuses y el pasaje corto de los carros, y tres mil el largo. Estuvimos en varias reuniones, estamos en discusiones, pero ya sabemos que el aumento del pasaje no va a resolver el problema estructural”, recordó.

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *