Center Park “reflotará” el Barco Pirata original de Grano de Oro, y mucho más

El pasado 2 de noviembre el parque de atracciones mecánicas Center Park conmovió a los marabinos al postear en su cuenta de Instagram un video donde demolían la deteriorada estructura del Transbordador Espacial, que sustituyó icónico Barco Pirata en los “Caballitos de Grano de Oro”. La buena noticia es que el galeón original que erizó la piel a miles de zulianos durante los años 80’s y 90’s, será restaurado en el marco de un proyecto que convertirá la 2da. etapa del C.C North Center en una sucursal de la adrenalina en la ciudad.

En conversación exclusiva con TuReporte, Angelo Alú, gerente y propietario de Center Park Maracaibo, habló largo y tendido sobre los desafortunados eventos que obligaron al cierre de Megapark en Grano de Oro, pero más importante aún, detalló como el legado construido por de su abuelo y tocayo -mejor conocido como “El Gordito de Oro”- hoy está sentando las bases para los parques de diversiones que su familia está desarrollando en la zona norte de Maracaibo y en el centro comercial Metro Sol de San Francisco.

Pillaje en Grano de Oro

“Debido a la situación económica, hace dos años, en lugar de seguirnos expandiendo, tuvimos que ir cerrando áreas y achicando la operación de Megapark, pero luego de unas vacaciones de dos meses que nos tomamos para hacer reajustes para reducir la empresa a un tamaño más manejable, se metieron y nos robaron”, confiesa Ángelo, al relatar con evidente pesar como la ciudad mecánica de Grano de Oro fue depredada por delincuentes y hasta los propios vigilantes encargados de su resguardo.

El empresario Zuliano destaca que el pandemonio criminal que se apoderó en el hoy desmantelado parque, fue de tal magnitud que hasta tos trabajadores de Corpoelec cargaron con transformadores y cableado que pertenecía a la empresa de los Alu. “Nos robaron todo ellos mismos y puse la denuncia, pero no pasó nada”, acotó.

Las dificultades económicas y los robos apenas fueron el comienzo de una espiral descendente, ya que al poco tiempo comenzaron las protestas del 2017, en cuyo contexto se acentuó el saqueo y vandalismo a aquellas instalaciones, pero el golpe más fuerte vino en el plano personal, ya que Carlos Alu, padre de Ángelo, sufrió un accidente que les impidió abocarse a la recuperación del parque temático.

“Todo se hizo muy difícil así que decidimos parar allí. Me tuve que dedicar enteramente al cuidado de mi papá y también estábamos construyendo la segunda etapa de North Center, el cual decidimos terminar ya estaba casi listo”, relata Ángelo al recalcar que para su familia el tema del parque requiere de una especial dedicación, por cuanto se trabaja con niños y familias, entonces al no poder estar presente encargándose de la recuperación, prefirió “bajar los breakers” y retomar la situación cuando las condiciones estuvieran dadas.

Renacer de los escombros

El paréntesis tomó más de lo esperado. Después de año y medio, cuando la segunda etapa de North Center ya estaba terminada y consolidada, Ángelo decidió honrar el legado de su abuelo y recuperar “a pulso” lo que pudiera para instalar un nuevo parque mecánico, más pequeño y familiar, apalancado en la actividad del nuevo centro comercial. Así nació Center Park Maracaibo.

“Todo lo que tengo armado acá es recuperado de allá (Megapark) y he estado comprando repuestos para habilitar los aparatos que se pueden salvar”, indicó el empresario, al destacar que de momento cuentan con 12 atracciones dirigidas a un público infantil, pero está trabajando en repotenciar otras más emblemáticas y emocionantes, para en un mediano plazo transformar el espacio en un centro comercial como los que existen en Orlando Florida, que cuentan con una compacta pero llamativa oferta de paseos mecánicos.

En el plano más inmediato la clientela podrá disfrutar del tradicional Gusanito, una especie de mini montaña rusa para infantes, que está siendo ensamblada y refaccionada para abrir en las próximas semanas, pero una de las ofertas más llamativas para los próximos meses es la del Barco Pirata original de Grano de Oro, que estaba guardado y había sido desvalijado.

Diversión en el sur

A pesar de que los recursos les impiden avanzar con mayor velocidad, los llamados “embajadores de la diversión” no desaprovechan una oportunidad de explotar un mercado que literalmente pide a gritos su presencia.

Alu destaca que el parque que en este momento están montando en el C.C. Metro Sol con máquinas recuperadas de Megapark, intenta capitalizar una iniciativa de la municipalidad en ese municipio por reactivar los lugares de esparcimiento en esa ciudad, aunque aclara que la operación es un esfuerzo que han emprendido por sus propios medios, ya que a pesar de haber solicitado ayuda a entes públicos para recuperar el legado de su abuelo, no han obtenido respuestas concretas de instancias locales, regionales ni nacionales.

“yo en algún momento pedí ayuda económica a la Alcaldía y me intentaron ayudar pero ahí quedó, no se hizo efectivo, también a la Gobernación cuando estuvo Arias Cardenas y al Ministerio de Turismo, pero la ayuda no llegó”, cuneta Ángelo, al considerar que este resurgimiento que han emprendido por iniciativa propia busca por un lado honrar la memoria de “El Gordito de Oro”, pero también demostrarle al Gobierno que están dispuestos y pueden echar para delante de la misma forma que lo hizo Don Ángelo, con su esfuerzo.

“Mi abuelo nunca pidió ayuda, nadie lo ayudó, el a pecho y a fuerza, dándole duro, logró lo que la gente conoció en Grano de Oro y nosotros hemos seguido trabajando de esa manera, pero de 10 años para acá no hemos podido crecer ni sumar; tampoco hemos recibido divisas de Cadivi, Cencoex ni nada por el estilo, aunque hemos solicitado, pero no nos lo dan”, sentenció el empresario.

Futuro emocionante

El video de la demolición de algunas atracciones en Grano de Oro, forma parte de un proceso de limpieza y despeje que la familia Alu está haciendo en este espacio perteneciente a Fundaluz, que sigue estando bajo responsabilidad de ellos.

“En este momento estoy limpiando el terreno y vendiendo algunas cosas como chatarra, estoy demoliendo varias cosas para dejar todo bien limpio a ver si en algún momento podemos empezar de nuevo ahí” explica Ángelo, al explicar que las principales atracciones que todavía son rescatables como El Martillo y El Booster, formarán a mediano plazo parte de Center Park, pero el ritmo lo irá dictando el flujo de caja.

El principal obstáculo de retomar este negocio en las condiciones actuales de la empresa y la economía del país, es que los costos nacionales y las piezas de refacción están dolarizadas, pero lo que paga el usuario por disfrutar de ellas no, ya que la idea es que sea accesible a todas las familias.

“En otras partes, subirse a una atracción cuesta $4, pero acá no se cobra ni 1, lo cual no se corresponde con el esfuerzo y valor que conlleva este tipo de actividad” acota Ángelo, convencido que con el apoyo de la gente, más temprano que tarde, el patrimonio de su familia y las sonrisas de miles de zulianos volverán a brillar.

 

Redacción y Fotografía: Luis Ricardo Pérez P.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *