El Budare de Juana es «una maracucha bella» y con mucho sabor

Este año cumple 17 y está “como le da la gana”. Bella, remozada y con esa malicia criolla que la distingue por dentro y por fuera. El Budare de Juana celebra su aniversario con una propuesta que fusiona la cocina zuliana tradicional con una refrescante puesta en escena.

Para quienes tiene tiempo sin visitar la sede de Santa Rita, entrar es una sorpresa. El lugar fue reacondicionado hace año y medio, ahora luce moderno y acogedor, con la idea de elevar su estatus de arepera y posicionarlo como el único restaurante de comida zuliana de Maracaibo.

budare de juana

Sin embargo, más allá del aspecto físico y de la propuesta gastronómica, el Budare de Juana busca ofrecer un “sitio de altura” para colocar a la gastronomía criolla en el pedestal donde le corresponde.

Eso sí, sin restarle importancia a las tradiciones de la mesa marabina, como compartir un refresco “familiar”, combinar hervido con tequeños, reír y bromear durante la comida y disfrutar de una sobremesa animada.

Budare de Juana, tan criollo como vos

budare de juana

El menú se amplió y nutrió con preparaciones “con sabor a hogar”, sencillas y gustosas. Como el estilo buffet que ofrece costilla en coco, pabellón, lomo con papas, torta de plátano y lomo negro.

También tiene un menú a la carta con pechuga de pollo a la parmesana, pollo a la canasta, solomo al grill, tortilla española y ensaladas césar y de pollo. Además picata de carne y pollo, fritangas con chicharrones de cerdo, arepas cabimeras y tradicionales con diferentes rellenos.

budare de juana

Los tequeños no pueden faltar, al igual que las hamburguesas y los patacones, donde resalta el “salva la vida”, que es un patacón alargado y relleno. De igual manera sirven desayunos “poderosos” con todo.

Pero la estrella de el Budare de Juana es el hervido. Cada día se preparan ocho ollas de sopa que equivalen a 352 galones u 800 litros de líquido humeante con tropezones, verduras y pollo o res.

Cada taza de hervido contiene 600 centímetros cúbicos de sopa y se acompaña con arepa.

Toda la comida se elabora en el momento en que el cliente la pide. Los encargados aseguran que “aquí nada es industrializado, no tenemos máquinas y todo está formulado y se apega a la receta tradicional”.

Además sirven postres de “la casa”, café, “birras” y los domingos sorprenden a su clientela con mondongo. La cocina se abre a partir de las 8.00 de la mañana para complacer a los que amanecen con hambre.

“Las Juanas” garantizan el servicio

budare de juana

Además de su sede de la avenida Santa Rita, el Budare de Juana, tiene locales en la avenida 5 de Julio, Sambil Paraguaná y San Francisco Mall. “Todos con la mejor ubicación, seguridad, cercanía, confianza y ambiente familiar”, detallan los encargados.

Un detalle que llama la atención es que todo el personal de sala es femenino. “Ellas son las Juanas. Son jóvenes hermosas, amables y bien preparadas para brindar buena atención y que el cliente se sienta como en casa”, explican.

Visitar el Budare de Juana es disfrutar de la tertulia, con la familia, con amigos o en pareja. Comer abundante y sabroso, ver algún programa o encuentro deportivo, y aprovechar la posibilidad de comprar alguna artesanía. Si tiene tiempo que no los visita, la invitación es a que lo haga y luego nos cuenta.

Contacto

@budaredejuana

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografías: Archivo