Trucos para evitar el “soberano despelote” de los nuevos precios

Un cliente entra a una panadería en el sector El Milagro y pregunta “en cuánto está el café”, la cajera le responde “en 4.400.000 de los viejos; el hombre la mira con duda y repregunta “¿y en los nuevos?”, la mujer se rasca la cabeza y dice “440, no perdón, 4,4 …ay de verdad no sé” y termina sacando la calculadora.

Traducir de bolívares fuertes a soberanos y viceversa parece ser una tarea tan confusa para los usuarios como los comerciantes, pero existen un par de trucos para navegar en el confuso mundo de los nuevos precios soberanos sin tener que optar por la aplicación de calculadora que traen tanto los teléfonos inteligentes como los “potecitos”.

Un poco de teoría

Antes de aprender a hacer bien la conversión y no terminar pagando demás o cobrando de menos -que en resumidas cuentas es lo que más interesa a la hora de una operación comercial- lo primero que hay que entender es que el sistema aritmético está diseñado para leer las cifras en grupos de tres que separan con un punto de derecha a izquierda las potencias de mil, millón, millardos, billones y así sucesivamente, mientras que los decimales se reflejan con una coma ubicada a la derecha de las unidades.

Aunque esto puede sonar algo técnico, lo único que necesita entender es que así se lo enseñaron en la escuela y así lo ha utilizado toda su vida, por ello le resulta tan sencillo simplificar las cuentas convirtiendo los millones en miles, tal como se hizo durante la reconversión monetaria del 2008 o como se usaba en el comercio informal antes de que el Gobierno empastelara al país, eliminando cinco ceros, en lugar de tres (miles) o seis (millones).

La “lógica revolucionaria” tras esta controversial decisión era alargar la vida útil del nuevo cono monetario ante el escenario de hiperinflación que vive el país.

La reconversión estaba originalmente pautada para el 4 de junio pero no pudo activarse por cuanto la banca aseguraba no estar técnicamente lista y advertía peligro de colapso, por ello para compensar ante la escalada de precios que seguía ganando terreno, el Gobierno decidió restarle dos ceros más al valor de la moneda en lugar de seis, dando así pie al desaguisado numérico que hoy viven todos los venezolanos.

De fuertes a soberanos

Para convertir una cifra expresada en millones de bolívares fuertes al nuevo cono monetario, solo debe correr un numero hacia la derecha el separador numérico (o punto) correspondiente a los millones y cambiarlo por una coma.

Si a usted le dicen que el precio del dólar en la frontera es de 8.400.000 bolívares fuertes, desplace el punto de los millones un puesto hacia la derecha y cámbielo por una coma; la cifra entonces quedará en 84,00 bolívares soberanos.

De soberanos a fuertes

Para saber cuántos bolívares de los viejos representan los precios expresados en el nuevo signo monetario, la operación debe hacerse exactamente a la inversa que en la explicación previa. Es decir tome el separador decimal (o coma) y desplácelo un lugar hacia la izquierda, cambiándolo por un punto que corresponderá al separador numérico de los millones.

Por ejemplo si usted ve un frasco de salsa de tomate en 34,50 bolívares soberanos, mueva la coma hacia la izquierda un dígito y remplacelo por un punto, de manera que el precio quedará en 3.450 que representarán 3 millones 450 mil. Al hacer esto, usted le estará de manera empírica agregándo a la reconversión monetaria el cero que le faltaba para ser más inteligible.

 

 

Redacción: Luis Ricardo Pérez P.

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *