Transportistas marabinos se “manejan” entre el aumento del pasaje y la liberación de la tarifa

Los choferes de transporte público “maniobran” entre dos vías para solventar la inflación: o les aprueban el aumento del pasaje o liberarán la tarifa, para que cada línea e incluso cada conductor, cobre lo que considere acorde a sus necesidades.

Criterios enfrentados, denuncias, amenazas y una “mesa de diálogo” por concretarse, son las cuatro patas que sostiene el sector en este momento y el gremio comenzó el conteo regresivo para que las tarifas sufran un nuevo incremento de no llegar a un acuerdo en los próximos días.

Rubén Esis, Presidente de la Central Sindical Noroeste de Transporte, mostró una probabilidad latente, que servirá como “parche” al alza constante de la cesta básica y de los insumos necesarios para mantener operativos los vehículos.

“Nos reunimos el nuevo presidente del IMTCUMA y le entregamos un documento con las propuestas para aplicar un incremento a la tarifa vigente”, expone como preámbulo a las cifras que amenazan con “recalentar” los bolsillos de los usuarios.

Las tarifas propuestas son, en la modalidad de buses y microbuses cuatro mil bolívares, mientras que en los carros por puesto, el corto pasaría a cinco mil y siete mil el largo.

Indicó que los tiempos son propicios para llegar a un acuerdo justo para todos. “De no concretar, nos reuniremos con todas las líneas para tomar decisiones y autorizar a los choferes a que cobren el incremento necesario”. El siguiente lunes se reunirán para dar luz verde al aumento, señaló.

Un bache en el camino

Gladys Suarez, presidenta de la Federación Bolivariana de Transporte del estado Zulia, considera que la propuesta de los conductores es un absoluto exabrupto en contra de los usuarios, quienes que no pueden pagar esas altas tarifas “con una guerra económica a cuestas”.

Suarez sentenció que “quienes tienen que darle una solución definitiva a la crisis del transporte son los tres niveles de gobierno municipal, estatal y nacional. No hay excusa alguna a la hora de tomar decisiones acertadas en la solución a esta grave problemática ya que estas instancias navegan por la misma corriente y por tanto, vascularizar convenios que resulten salir del fondo y avanzar. Soy chavista hasta los tuénanos, pero insisto, los tres niveles de gobierno son los que deben resolver y no los usuarios”.

Le roncan los motores

Alberto Hernández, nuevo presidente del Instituto Municipal de Transporte Colectivo Urbano de Maracaibo (IMTCUMA), aclaró que el primer encuentro con los transportistas fue una reunión de presentación “para conocernos y como parte de ese primer contacto recibimos un documento que consignó el gremio, pero que aún no ha sido sometido a discusión. No hablamos de cifras”.

Hernández tiene como agenda primaria promover “el respeto al pasaje y a las rutas. “Es hora de que eduquemos al conductor, porque no es mediante la anarquía y el caos que deben actuar en contra del semejante, Somos nosotros los involucrados, los que tenemos que tender lazos hacia las soluciones y no barricadas en la que el usuario es el perjudicado”.

Hernández exhortó a los transportistas a recibir los billetes de 50 bolívares, que aún están en circulación, hasta que se anuncie lo contrario, porque quienes violen este precepto “serán castigados”.

Entre martes y miércoles se convocará a la “mesa de diálogo” con los representantes del gremio del transporte y todas las partes involucradas, “para hacer las consideraciones pertinentes y tomar una decisión vinculada y adecuada para las partes”.

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *