Conozca la historia de “la suicida del Sambil Maracaibo” que causó pánico

Eran cerca de las 8.30 de la noche del sábado 16 de junio de 2012, cuando un golpe seco y estruendoso causó pánico entre los cientos de visitantes del Centro Sambil Maracaibo, durante una jornada de compras previo al Día de los Padres.

Maricarmen de Araujo recuerda que iba saliendo del cine. “Estaba con mi esposo, que para ese tiempo era mi novio. Escuché algo que me pareció un tiro, luego como una rafaga de disparos, gritos y la gente comenzó a correr. David me agarró de la mano y literalmente me arrastró. Casi me caigo por las escaleras”.

David Araujo sonríe y explaya los ojos cuando comenta el suceso. “Era como si la masa de gente nos llevaba. Porque había muchas personas saliendo del cine, en la feria de la comida y en las tiendas. Los gritos y el ruido era ensordecedor. Recuerdo que fuimos a ver Hombres de Negro tres”.

Maricarmen y David comentan que buscaron de inmediato la salida más cercana hacia el estacionamiento. Una vez afuera, indagaron entre otros visitantes “¿qué fue lo que pasó?”.

“Una tipa ahí, que se tiró desde el último piso”, les contó un joven que iba de salida. Maricarmen dice que lo recuerda muy bien, porque el muchacho iba tan aprisa que resbaló al franquear la puerta, rodó por el piso y “el teléfono que tenía en la mano se le soltó y salió disparado. Pasó un rato buscandolo debajo de los carros”.

Los visitantes escucharon disparos

“La suicida del Sambil”, como la apodaron algunas medios de comunicación en ese momento, se identificó con el nombre de Yani Marisabel Sánchez, de 25 de años. La mujer se lanzó desde la planta alta del Centro Comercial Sambil de Maracaibo y cayó al suelo.

Según relataron algunos testigos, la joven vestía de jean y franela rosada y estaba en el baño adyacente a una farmacia. De pronto caminó hacia la baranda, soltó su bolso y se lanzó al vacío.

El cuerpo de la mujer cayó frente a la perfumería Las Villas y la tienda de ropa Naf Naf. El fuerte estruendo de la caída generó pánico entre los clientes y empleados del centro comercial, quienes corrieron alarmados y otros locales cerraron sus santamarías.

Angélica Ocando, quien también estaba en Sambil para el momento de los hechos, indicó que “cuando bajaron las santamarías, como éstas hacen un ruido parecido a un tiro, todo el mundo comenzó a correr, pensando que eran disparos. Sentí temor”.

La suicida del Sambil quedó viva

En minutos, el personal de seguridad del centro comercial se confundió con los clientes que iban y venían sin saber qué hacer. También acudió la Policía Regional y el Servicio de Emergencia.

Merlin Rodríguez, presidente del 171 para la fecha, indicó a los medios de comunicación que la joven fue trasladada por paramédicos al Hospital Universitario. “Presenta traumatismo parietal, con herida de unos cuatro centímetros, al momento de atenderla y trasladarla no había ningún familiar ni acompañante”, refirió.

En principio, se habló de suicidio, aunque se desconocían las razones por las cuales la joven tomó esa drástica decisión. Algunos aseguraron que “la mujer intentó quitarse la vida”.

Uno de tantos sucesos en Maracaibo

Los paramédicos del 171 trasladaron a “la suicida del Sambil” al hospital. Unos medios dijeron que al Universitario y otros al Adolfo Pons, pero no se precisó ese dato, sino hasta el día siguiente.

Lo cierto es que el lunes 18 de junio salió de alta del Hospital Universitario de Maracaibo, tras recuperarse por el traumatismo craneoencefálico que sufrió por la caída. Se supo que “la dama, presuntamente, tomó la decisión de lanzarse para huir de un grupo de maleantes que intentaron atracarla”.

Qué fue de la vida de Yani Marisabel Sánchez, poco se sabe… Su historia se perdió entre tantos otros casos de “sucesos” que se reseñan a diario en Maracaibo. Sin embargo, quienes estaban en el Centro Sambil la recuerdan, porque su salto al vacío hizo correr a más de uno.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *