Semanas, meses y hasta años demoran las “decisiones” en Corpoelec Zulia

La centralización es uno de los males que le “bajó el amperaje” a la gestión de Corpoelec en la región. Según quienes han formado parte de la nómina “mayor” de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) Zulia, en un momento de crisis, la capacidad de respuesta se minimiza ante la burocracia que representa la aprobación y la toma de decisiones desde el Ministerio para la Energía Eléctrica (MPPEE).

Ante la pregunta ¿Cuánto demoran los procesos burocráticos dentro de Corpoelec? Una fuente allegada a la empresa responde: “Esta es una pregunta sin respuesta real, porque depende de la intención de decidir y de la alineación de las partes. Cuando el Gobierno quiere, las decisiones son ejecutivas y expeditas, pero cuando no le asigna prioridad, las encaja en procedimientos pesados y se ralentizan en medida de la falta de intención real. Así, una aprobación podría demorar semanas, meses o años, porque más allá de la decisión, está la disponibilidad de recursos y materiales. No es lo mismo comprar cables que transformadores de distribución o turbinas”.

Esta creencia consistente de que el “control total” del Sistema Eléctrico Nacional debe estar en manos del ministerio se afianzó durante los últimos tres años. Vale recordar que en 2010 se promulgó la Ley Orgánica de Sistema y Servicio Eléctrico (LOSSE) donde quedó claramente establecido que, aún cuando existiese una empresa eléctrica nacional, las regiones tendría participación en la gestión de la operación y mantenimiento.

De esta manera lo contempla el artículos 9 de la LOSSE, donde se expresa que “los recursos deberán estar orientados a la satisfacción de las necesidades de suministro eléctrico para toda la población, garantizando la participación protagónica y corresponsable de los trabajadores y trabajadoras del operador y prestador del servicio, los usuarios, así como las organizaciones del Poder Popular. El Estado procurará que la prestación del servicio eléctrico se realice bajo criterios de igualdad, continuidad, flexibilidad, integralidad, imparcialidad, transparencia, participación, confiabilidad, eficiencia, corresponsabilidad, solidaridad, equidad y sustentabilidad económica y financiera, contribuyendo a lograr la mayor suma de felicidad posible”.

Además, en el artículo 10 se establece que “el Estado, atendiendo al principio de soberanía tecnológica, dictará medidas que propicien la inversión nacional para fortalecer el sector eléctrico, mediante la creación y consolidación de empresas, cooperativas o asociaciones del Poder Popular que construyan obras, produzcan y suministren bienes y servicios que sirvan de insumos a las actividades del Sistema Eléctrico Nacional”.

También apunta que: “El Estado, a través del operador y prestador del servicio a que se refiere esta Ley, podrá conformar empresas mixtas destinadas a la construcción de obras, producción y suministro de bienes y servicios que sirvan de insumos a las actividades del Sistema Eléctrico Nacional. A tal efecto, el Estado se reservará el control de las decisiones y operación de las mismas, al mantener una participación
no menor del sesenta por ciento (60%) de su capital social”.

Algunas luces que se pagaron

El ex gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas, durante su gestión realizó un llamado al gobierno nacional para la creación de una empresa subsidiaria de Corpoelec que se encargara de la administración y el manejo de la generación y distribución eléctrica en el Zulia, “para que poder descentralizar las decisiones y acciones que aceleren las soluciones a los usuarios”.

El ex ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez Araque, indicó en reiteradas oportunidades que la desconcentración del nivel central de Corpoelec y Ministerio de Energía Eléctrica eran parte fundamental para el desarrollo del Modelo de Gestión Socialista del Servicio Eléctrico que se establecía en la LOSSE.

A finales de 2011 se publicó en Gaceta Oficial la creación de la Dirección Estadal Zulia del MPPEE, a cargo de Betty Martínez, y cuya sede estuvo ubicada en la avenida Bella Vista, y cuyo propósito fue la regulación local de la calidad del servicio eléctrico, su auditoría y fiscalización, así como el seguimiento a los proyectos de Generación, Transmisión y Distribución.

Cabe destacar que la sede Zuliana fue la única de las direcciones regionales del MPPEE que logró conformarse. En el caso de los otros estados, los presupuestos para la creación de sedes estadales del MPPEE “fueron frenados”.

Poco a poco la sede estadal del MPPEE en el Zulia se quedó sin presupuesto, vehículos y todas las competencias que le confirió la Ley. Se desconoce la fecha exacta cuando dejó de funcionar, pero por los registros de prensa se presume que fue a mediados de 2015.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *