La pasión por “acumular objetos” se desborda en la Convención anual de Coleccionistas

Esta es la edición número 11. Los coleccionistas realizan su convención anual en Maracaibo este sábado 28 de julio, con la participación de al menos 20 expositores, quienes mostrarán cientos de piezas de Venezuela y el mundo, que ostentan un valor y una historia.

Jaime Mesas es uno de los organizadores del evento. Con evidente emoción enumera todos los objetos que se mostrarán en la convención. “Botellas, monedas, billetes, estampillas, juguetes, barajitas de béisbol y todo lo que sea coleccionable”.

El encuentro será en el Tibisay Hotel del Lago, a partir de las 10.00 de la mañana y hasta las 5.00 de la tarde. La invitación es para toda la colectividad que esté interesada en apreciar las colecciones. Además, quienes posean objetos “coleccionables”, pueden llevarlos y serán valuados sin costo alguno.

La Convención de Coleccionistas de Maracaibo se consolida cada año. La quinta edición, por ejemplo, estuvo dedicada temáticamente al Banco de Maracaibo en su 130 aniversario y homenajeó a José De Donato, quien fuera uno de los coleccionistas más reconocidos de Maracaibo, creador de Numislago.

La sexta edición tuvo como invitado especial a Luis Aparicio, ex grandeliga y jugador exaltado al Salón de la Fama, quien además ofreció autógrafos. En esa oportunidad, el número de vendedores y el espacio de exposición creció significativamente.

Pasión por acumular objetos

Coleccionismo, según la Real Academia de la Lengua Española, es la afición a coleccionar objetos; es decir, agruparlos y organizarlos atendiendo a un interés particular.

De esta actividad se tiene referencia desde cinco mil años antes de Cristo (A.C). Muchos personajes famosos se destacaron también como apasionados coleccionistas. En el siglo VII A.C., el rey asirio Asurbanipal guardó copias de registros y documentos antiguos en su biblioteca real de Nínive.

Tolomeo II, faraón que gobernó Egipto entre 285 y 246 A.C., fue un impulsor de las ciencias y las artes, pero además un buen acumulador de manuscritos, obras pictóricas y animales exóticos.

El Duque de Florencia y Primer Gran Duque de Toscana, Cosme I de Médici, se dedicó durante el Renacimiento a reunir antigüedades y echó así los cimientos del célebre museo de Florencia. El escritor Montaigne coleccionaba la letra de sus amigos y de los personajes que admiraba, al igual que Goethe, la reina Victoria de Inglaterra, el escritor Stefan Zweig, el presidente norteamericano Franklin Roosevelt y hasta Bill Gates. Por su parte, Sigmund Freud poseía una importante colección de antigüedades de las culturas griega, romana y egipcia, mientras que Picasso y Matisse coleccionaban arte africano.

Coleccionistas por placer

Según los expertos, las personas que coleccionan cosas, desde lápices hasta costosisimas obras de arte, se sienten impulsadas por un deseo de realización personal. El placer asociado a la posesión de un conjunto de cosas radica en la acumulación, por encima de la necesidad, y cada objeto es significativo en la medida en que es rico en historia y en asociaciones imaginarias y reales.

Jaime Mesas también es coleccionista. Su afición es por los billetes y monedas y asegura que ha reunido más de 300 piezas, desde monedas de 1940 hasta los billetes que pronto saldrán de circulación: el bolívar fuerte.

Inició su colección a los 15 años, cuando viajaba con sus padres y se ocupaba de guardar las monedas de los países que visitaban. “Eso fue en el 95. Ahora tengo toda mi colección debidamente guardada y eso es otra cosa que vamos a enseñar a hacer durante la convención, para que los principiantes aprendan”.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *