“La Mano de Dios” esparce sus frutos en la zona gourmet

Hace un par de años, hablar de las ferias de verduras en Maracaibo evocaba imágenes de desorden, incomodidad y hasta suciedad; pero en los últimos tiempos algunos de estos comercios que seducían a la clientela con productos frescos, variedad y precios competitivos, han ido evolucionando para aspirar a un target de mercado más solvente, que además espera calidad, comodidad y conveniencia, a la hora de comprar. Este es el caso de La Mano de Dios.

Este nuevo local que abre sus puertas en una de las zonas más cotizadas del macrocentro de la ciudad (Bulevar 5 de julio, entre avenidas 3F y 3G), se dio a conocer originalmente en la esquina de la avenida 8 con calle 73 -frente al edificio Radiolandia- como una de las ventas de verduras, frutas y hortalizas más concurridas de Maracaibo, pero sus raíces están en la zona sur.

José Gutiérrez, copropietario de este emprendimiento, contó a TuReporte durante la inauguración de su nueva y mejorada sucursal, que el negocio nació en el año 2015 como un supermercado del sector Gallo Verde, pero al poco tiempo, debido a la inseguridad de aquel sector, debió cerrar y reubicarse más tarde en la avenida San Martín, donde ha venido funcionando con gran éxito en los últimos tres años.

El joven empresario explica que las características de su nueva sede no son producto de la casualidad sino de la experiencia acumulada y un cuidadoso estudio de lo que el consumidor al mayor y al detal están buscando a la hora de decidir dónde gastar el dinero que tanto esfuerzo les ha costado producir.

Un amplio estacionamiento frontal con vigilancia, torres de reflectores para brindar iluminación y seguridad -desde que abren a las 6.30 de la mañana, hasta que cierran a las 7.00 de la noche-,  instalaciones bien ventiladas, un área de ventas de 200 M2 con mesones de pino, música ambiental y estaciones para el procesamiento y empacado de los productos. “Todo está pensado para brindarle facilidades y confort a nuestros clientes” apunta José.

La oferta de La Mano de Dios se compone de frutas, verduras, hortalizas, alimentos procesados y charcutería, pero su meta es ir adaptándonos a los requerimientos de la clientela para “darle a la gente todo lo que necesita”, afirma Gutiérrez, al recalcar que diariamente contarán con rubros despachados a primera hora, provenientes de La Grita, Timotes y Valera.

José reconoce que la nueva ubicación, en pleno centro de la zona gourmet de la ciudad, les da un acceso privilegiado a consumidores individuales de alto perfil socioeconómico, pero también a todos los restaurantes y negocios dedicados al sector gastronómico que proliferan en la parroquia Olegario Villalobos.

Este emprendimiento que comenzó como una operación netamente familiar, hoy cuenta con más de 50 trabajadores entre sus dos sucursales y a puesta a seguir invirtiendo para capitalizar las oportunidades que va brindando el mercado local, a pesar de las dificultades que impone el contexto económico nacional.

Gutiérrez explica que gracias al volumen de producto que mueven diariamente y la afluencia de consumidores, están en la capacidad de ofrecer precios y ofertas diarias que otras empresas del ramo difícilmente pueden igualar.

Como empresarios del sector agroalimentario y creyentes en el poder divino, los Gutiérrez se aferran a “La Mano de Dios” para seguir cosechando y brindando prosperidad y bienestar para ellos y la comunidad que los acompaña.

 

Redacción y fotografía: Luis Ricardo Pérez P.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *