La Central enciende de nuevo la “esquina más caliente” de la Zona Tres

Y finalmente la puerta roja se abrió. Con el ánimo de atizar el calor de los encuentros y revivir el auge que tuvo la llamada Zona Tres, La Central busca posicionarse como el nuevo “sitio de reunión” en Maracaibo.

Si, esa llamativa puerta que resguardó los avances del proyecto durante más de un año, ahora intenta mantenerse en movimiento batiente para quienes buscan, no solo un lugar glamoroso donde pasar el rato, sino una despensa surtida y sabrosa.

La Central es bodegón, mini market, bar y restaurante. Está ubicada en la esquina de la avenida 5 de Julio con la 3G, donde antes funcionó el restaurante Caldero’s durante cinco años.

El bodegón y mini market está abierto a partir de las 9.00 de la mañana y ofrece licores, snacks, productos importados y nacionales, desde una caja de cereal hasta un tarro de crema de chocolate, sin olvidar las cervezas bien frías.

La llamada “área más divertida”: Tapas y Amigos se enciende desde las 4.00 de la tarde. Allí los visitantes pueden disfrutar de un after office con tragos, tapas y hamburguesas. El cierre es a las 10.00 de la noche.

Un proyecto preparado a “fuego lento”

A la apertura de La Central le antecede un proyecto de larga data, que insistió en no dejar al desamparo una de las esquinas más productivas de la zona gourmet de Maracaibo.

Desde enero de 2017, cuando Caldero’s apagó formalmente sus fogones y cerró, los emprendedores y líderes del restaurante buscaron reinventarse y transformar el concepto de su negocio.

La idea inicial fue mantenerse en la línea de la restauración, pero darle un giro de 180 grados al menú. El proyecto apuntó a la creación de Wok 77, un restaurante que buscaba ofrecer un amplio rango en el espectro de la comida asiática de alto nivel.

Wok 77 tenía fecha posible de apertura para mayo de 2018, pero cuando los trabajos estaban bastante adelantados, diversas dificultades obligaron a un viraje total del concepto.

La fachada creada por el arquitecto Carletto Guanipa para Wok 77, con un pórtico de concreto armado al estilo pagoda, se modificó un tanto y se conservó la puerta roja. Detrás comenzó a cocinarse un concepto diferente de negocio. No en vano Guanipa le llamó “el más camaleónico de nuestros proyectos”.

Nos vemos en La Central

En julio del año pasado se conoció que parte del emprendimiento estaba relacionado con la venta de víveres y licores. Así, paso a paso, se fue madurando un plan diferente y original.

Esta semana, finalmente La Central reveló que su apuesta es a un modelo que nace de la fusión y del deseo de satisfacer la necesidad de esparcimiento y acopio de los marabinos.

El equipo humano de La Central está integrado por 32 personas, una cifra cabalística para ese local, si se toma en cuenta que era el mismo número de personas que laboraban en Caldero’s.

Además, es loable la capacidad de emprendimiento, adaptación y cambio de este grupo empresarial, quienes ya están trabajando arduamente para que la consigna de moda sea: ¡Nos vemos en La Central!

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *