Corn Flakes de Kellogg’s regresa ilegalmente a los anaqueles venezolanos

Los empaques de Corn Flakes y Zucaritas de Kellogg’s regresaron a los anaqueles venezolanos. Desde hace algunos meses, las cajas de los populares cereales de la marca Kelloggs se distribuye en algunas tiendas y panaderías de Caracas, Mérida, Táchira, Aragua, Carabobo y Miranda.

Aunque no se reportó públicamente si el gobierno nacional llegó a algunos acuerdos con la empresa Kellogg’s, la presencia de los productos Corn Flakes y Zucaritas en los comercios venezolanos es un indicio de que o se concretaron alianzas o el gobierno está produciendo ilegalmente los cereales sin permiso de la empresa.

Vale recordar que el gobierno nacional tomó la compañía de cereales el 15 de mayo de 2018, luego de que Alimentos Kellogg S.A. anunció ese mismo día que cesaba sus operaciones en el país.

Días después a empresa emitió un comunicado para advertir que el uso inadecuado de sus nombres comerciales es “ilícito”, por lo que indicó que realizaría las gestiones legales apropiadas.

“El uso indebido de los nombres comerciales y de las marcas propiedad de Kellogg’s constituye una apropiación indebida no autorizada y Kelloggs ejercerá las acciones legales disponibles que considere pertinente”, apuntó el documento.

¿Empresa recuperada u ocupación ilegal?

Luego de la toma de Kellogg’s, el gobernador del estado Aragua, Rodolfo Marco Torres, recorrió el las instalaciones de la planta ubicada en el sector San Jacinto, Maracay, donde constató la presencia de materia prima para al menos tres meses de producción.

A partir de ese momento se establecieron “mesas de trabajo”, donde participaron líderes sindicales, obreros y dirigentes de la central de trabajadores, quienes decidieron reactivar la fase preoperatoria y dar por concluido el cierre anunciado por la transnacional, según un boletín de la gobernación.

Como consecuencia de la toma de la planta por parte del Gobierno, Kelloggs advirtió que “no se hace responsable por el uso que se haga de sus instalaciones y equipos, de la seguridad de los operarios, de las comunidades vecinas, así como tampoco de la calidad de los productos que ahí se lleguen a producir”.

También recalcaron que “el uso indebido de los nombres comerciales y de las marcas propiedad de Kellogg’s constituye una apropiación indebida no autorizada y Kellogg’s ejercerá las acciones legales disponibles que considere pertinente”.

Kelloggs puede demandar a Venezuela

kelloggs

El asunto es que, casi un año después de que salieron del mercado venezolano, unas cajas de Corn Flakes y Zucaritas de Kellogg’s reaparecieron en algunos comercios, a un precio de 6.014,99 bolívares y de 7.380 bolívares, respectivamente.

Los empaques llevan impresos el lema “Conociendo a Venezuela” sobre una cinta de la bandera tricolor en la cara frontal, mientras que detrás dice “Juntos todo es posible”, eslogan que Nicolás Maduro utiliza desde su campaña para las elecciones presidenciales del año pasado.

Así que, aun cuando la compañía advirtió que ejercería acciones legales ante “el uso indebido de los nombres comerciales y de las marcas propiedad”, Maduro dio instrucciones para que la planta siga produciendo “sin ningún problema”.

Según publicó recientemente un diario nacional, “el abogado Cástor González, especialista en Propiedad Intelectual y presidente del Centro Popular de Formación Ciudadana (CPFC), indicó que en el registro de la marca Zucaritas de Kellogg’s, disponible en el Servicio Autónomo de la Propiedad Intelectual (SAPI), no se observa ninguna anotación en la que Kellogg’s Company autorice al gobierno a usar su marca.

De esa manera, si el producto circula en el mercado sin contar con su autorización se estaría cometiendo un ilícito. “Solo hay una solicitud hecha en el año 2001 de la subsidiaria de aquí de Venezuela. El gobierno ocupó las instalaciones físicas, no tiene control sobre las personas jurídicas”, resaltó Cástor.

Temor a las consecuencias legales

La cuenta de las redes de la empresa Kellogg’s son Instagram @somoskelloggs y Twitter @alimentosk. Allí se dejó un registro de cómo a partir de junio de 2018 en las instalaciones se comenzó un proceso de reestructuración que apuntó a una incipiente producción de Corn Flakes.

En inicio, el producto solo se distribuyó entre los empleados públicos de Aragua, luego salió a la venta en esa entidad y a partir de enero de 2019 comenzó a colocarse en algunos establecimientos de Caracas y Carabobo.

Hasta el momento, Corn Flakes y Zucaritas están a la venta en 13 sucursales en todo el país.

En las redes sociales de la compañía también se publica propaganda política y afirman que “Alimentos Kellogg’s es una empresa recuperada por las y los trabajadores y el gobierno bolivariano de Venezuela”.

Sin embargo se conoció que algunos establecimientos, sobre todo las grandes cadenas de tiendas y supermercados, prefieren no vender los productos porque saben que eso puede acarrear consecuencias legales para aquellos que los comercialicen.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *