Jugoso sigue siendo “una fija” económica para comer sano

Fue todo un boom que revolucionó la manera de tomar jugos en Maracaibo. Corría 1994, justamente agosto, cuando el concepto Jugoso Express llegó a la ciudad para ofrecer las mezclas de frutas más osadas y los sabores más deliciosos.

Coco, banana y piña; mango, fresa y cambur; parchita, limón y fresa; cerelac, banana y coco; toddy, banana y fresa. Toda una gama de arriesgadas combinaciones que harían santiguarse a más valiente, pero que rompieron el mito de que los jugos saben mejor cuando son de una sola fruta.

Hoy, 24 años después, Jugoso Express continúa en el mismo lugar: calle 72 con Av. 3H, edificio Cuyuní, y aún ostenta el eslogan que lo ha caracterizado durante más de dos décadas: ¡La casa de los jugos por excelencia!

La afluencia de compradores es continua. Las combinaciones de jugos naturales que aún ofrecen y las empanadas integrales tiene una alta demanda, sobre todo en las horas del desayuno y el almuerzo.

La escasez de productos naturales y del resto de los ingredientes para preparar los batidos, redujo a unos pocos sabores, aquella larga lista de combinaciones de dos, tres y hasta cuatros frutas y verduras. Los que ofrecen con más frecuencia son lechosa, mango, banana, fresa, níspero y parchita.

Los batidos son cremosos y con una textura espesa y granulada. Los frappé resultan refrescantes y son fuente de energía. El maridaje perfecto: las empanadas, tequeños y pasteles horneados y fritos.

Al menos hasta esta semana, los jugos tiene un costo de un millón 500 mil bolívares y las empanadas horneadas dos millones 700 mil bolívares, montos que aún compiten en el mercado en el rubro de la comida rápida y saludable.

Las nostalgia a sorbos

En ese reducido espacio el tiempo pareciera no haber transcurrido. Aún pende del techo la enorme pizarra donde se muestran más de 150 combinaciones y sabores, entre las mezclas de frutas, verduras, cereales, yogur y chocolate.

También hay clara evidencia de que Jugoso fue algo más que batidos. También ofrecían desayunos con arepas, tortas, brownies, frutos secos, ensaladas de frutas, el llamado bistec de frutas, sándwich, quesillos, merengadas y cocada.

Persisten las empanadas horneadas con el formato de siempre: la orilla con orla decorada y la frase “despertar integral”, de pollo, pollo con vegetales, ricotta o ricotta con maíz. Conservan esa textura suave y el sabor a frescura.

También hay tequeños horneados y fritos, aunque de aquellas mezclas desenfrenadas de frutas y vegetales quedan pocas. Todo depende de lo que se encuentra en el mercado, sin embargo, intentan prepararlos y servirlos con una gran dignidad y el sabor inconfundible de siempre.

Una de las cosas más pintorescas y apreciadas por los clientes, es la eterna cartelera donde se exhiben cientos de tarjetas de presentación, ofertas, material POP y solicitudes de todo tipo. “¡Siempre tenemos un espacio para tu tarjeta de presentación o cualquier aviso que quieras compartir con nosotros!”, es la invitación que muestran en sus redes sociales.

Un intento de expansión

En agosto de 2016, para celebrar sus 22 años de apertura, Jugoso Express abrió una sucursal en 5 de Julio, en el Centro Comercial San Luis, calle 77 entre avenidas 17 y 18, local 12.

Para la época, empeñados en impulsar el excelente servicio y atención a sus clientes en ambas sedes, aún ofrecían jugos naturales, merengadas a base de helados y yogurt, toddy, cerelac, batidos, algunos postres, tortas de chocolate y de zanahoria, brownie y ensaladas de frutas.

Ahora, en medio de la escasez, Jugoso exprime las oportunidades y se mantiene invicto en la preferencia de los consumidores, afuerza de preservar la calidad y el sabor. Su horario de atención es desde las 7.00 de la mañana hasta las 6.00 de la tarde y los sábados de 7.00 de la mañana hasta las 12.00 del mediodía.

Contacto:

@jugosoexpress

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografías: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *