Hoteleros zulianos ponen su fe en La Chinita y “rezan por un milagro en La Feria”

Tras un año de grandes dificultades económicas y sociales, el relanzamiento de la Feria de la Chinita a manos de la Alcaldía de Maracaibo y la Gobernación del Zulia, debería lucir como un faro de esperanza para un gremio hotelero que ha luchado por mantenerse a flote con bajísimos niveles de ocupación, pero los empresarios del sector estiman que para atraer turistas a la región, no basta con enfocarse en las festividades sino que también se debe apuntalar la infraestructura de servicios para que la capital zuliana recupere su atractivo.

José Elías El Chamy, presidente de la Cámara Hotelera del Zulia (CHZ), explica que la intensidad de la crisis eléctrica en la capital Zuliana ha estigmatizado a la ciudad, retratándola como un lugar lleno de complicaciones y penurias para lugareños y visitantes.

“No sabemos hasta qué punto el tema de la crisis eléctrica en la región nos ha traído consecuencias negativas en el contexto nacional, pero creemos que la falta de visitas de los turistas al Zulia responde ello, ya que cada vez que hay un apagón importante siempre se toma a nuestra región como principal referencia” detalla el presidente del hotel Shariff.

La CHZ detalla que los esfuerzos de la municipalidad y la Gobernación para recuperar el atractivo turístico de la capital zuliana deben ir acompañados de una gestión paralela de mejoramiento en servicios fundamentales como el aseo urbano, la seguridad, alumbrado público y semáforos entre otros, para que lugareños y visitantes puedan disfrutar a cabalidad de La Feria.

“En materia de limpieza hemos visto que han tenido la mejor intención de avanzar, pero los resultados no se han reflejado en las calles, ya que todas las comunidades tienen áreas donde se acumula la basura y los hoteles no escapan a esta realidad” apunta El Chamy, al aclarar que el gremio al cual representa ha hecho esta observación en las numerosas reuniones con el alcalde Willy Casanova, quien ha mostrado gran interés en resolver la situación.

El presidente de la CHZ confiesa que en materia de ocupación los índices regionales han estado por debajo del 40% acercándose peligrosamente al 30%, salvo en los casos puntales de los hoteles que cuentan con planta eléctrica, los cuales paradójicamente reciben picos de visitantes cada vez que se va la luz, pero ésto es solo un efecto colateral que no refleja la realidad del sector.

El Chamy confía en que el mes de noviembre será de mayor actividad para su gremio, ya que durante el fin de semana de la Bajada de la Virgen de Chiquinquirá se vio un aumento en la afluencia de turistas en la ciudad y eso es visto como un síntoma esperanzador.

El gremio hotelero reconoce que principalmente la Alcaldía ha tomado muy en cuenta a las cámaras de los sectores productivos para consultarles sobre ideas y proyectos para mejorar la ciudad y en el caso puntual de las fiestas en honor a la patrona de los zulianos, la recomendación que éstos han hecho es que se eviten las actividades extravagantes que puedan desentonar con la difícil situación que vive el país en materia social.

En relación al avance de los distintos proyectos hoteleros que se han venido desarrollando en los últimos tres años, El Chamy explica que la situación es mixta. En el caso de los grandes hoteles como el Hesperia y el Eurobuilding de la calle Dr Portillo, la situación es casi una fotografía del estado que presentaban hace un año, debido a la falta de financiamiento bancario y situaciones de personal.

Por otra parte proyectos de pequeña escala como el Oceanía (diagonal al Eurobuilding), ya están funcionando, ya que el tamaño de la inversión y la infraestructura permitió que se pudiera concretar con capital privado, mientras que hoteles medianos como el Arte Hotel Boutique de la Calle 67 y el Hotel Miranda en Los Puertos de Altagracia, están bastante adelantados pero aún no han abierto sus puertas.

Para El Chamy, lo más importante a destacar es que a pesar de la complejidad del escenario económico nacional, ninguno de los afiliados a la Cámara Hotelera del Zulia ha tenido que cerrar sus puertas y siguen en una carrera constante por idear oportunidades y estrategias para mantenerse activos mientras llegan momentos mejores.

 

Redacción: Luis Ricardo Pérez P.

Fotografía: Archivo

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *