En el Hotel Tibisay del Lago el “chapuzón” va por cuenta de la casa

Entre las muchas promociones que ofrece el antiguo hotel Venetur, ahora Tibisay del Lago, está el brunch dominical con el acceso a la piscina incluido. Ya están reactivados el Mara Bar y el restaurante Lago Pizza, entre otras áreas emblemáticas del hospedaje cinco estrellas.

El brunch dominical se sirve en Lago Brunch y tiene un costo de 599 mil bolívares para adultos y 499 mil para niños (según la tarifa del fin de semana pasado) desde las 10.00 de la mañana y hasta las 3.00 de la tarde. Los comensales pueden darse un chapuzón en la piscina.

El menú incluye arepas, carne mechada, variedad de panes, mandocas, buñuelos de yuca, arroz, vegetales, suprema de pollo, solomo oriental, pasticho de carne, chupe de pollo, ensaladas, quesos, jugos y postre.

El Mara Bar se activa jueves, viernes y sábado, con música en vivo, fiestas temáticas y diferentes promociones por día y por semana. En Lago Pizza, antiguo restaurante El Bohío, se sirven pizzas cocinadas en leña, de 5.00 de la tarde a 8.00 de la noche.

El hotel ofrece habitaciones recién remodeladas, dobles y sencillas, por un costo por noche de un millón 700 mil bolívares, con el desayuno incluido. Para los fines de semana trae una promoción: habitación doble, por tres días y dos noches, con desayunos, acceso a la piscina y al gimnasio, por dos millones 900 mil bolívares.

Se siente el cambio

Desde la entrada se nota el cambio y en las instalaciones se respira otro ambiente. Hace ya cuatro meses y medio que la cadena Tibisay tomó las riendas del Hotel del Lago y las instalaciones se encuentran recuperadas en un gran porcentaje.

Durante los primeros 60 días de trabajo se taparon las filtraciones, se abordó la impermeabilización, iniciaron el cambio de las alfombras, se instalaron cuatro chillers con más de mil toneladas, se estrenaron tres plantas eléctricas, y recuperaron las bombas y las calderas.

Un equipo de 120 personas trabajó día y noche, para que de las 352 habitaciones, 135 estuvieran disponibles en noviembre de 2017. El hotel cuenta con 16 cabañas que están en remodelación y tiene además piscina, gimnasio, siete salones, locales comerciales y cuatro restaurantes.

El reto es revivir el servicio cinco estrellas y brindar máxima calidad, porque cuando fue intervenido, la operatividad del hospedaje estaba en apenas 10 por ciento con solo 20 habitaciones disponibles. Ahora hay un aroma a novedad.

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Cortesía

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *