Factor Candy produce “mentas maracuchas” con pinta de exportación

Quienes piensan que en Maracaibo “ya no hay vida” podrían estar equivocados. Una prueba son las mentitas frescas y dulces, que en los mostradores atraen por su empaque moderno y llamativo. Las Candy Menta y Choco Menta son criollas y las elabora la empresa Factor Candy, fábrica netamente zuliana.

El producto tiene dos años en el mercado y se coló discretamente en los anaqueles de las más grandes cadenas del país, como Farmatodo, Locatel, Farmahorro y Saas. Un puesto que se ganó al dar prueba de su calidad.

Enrique Rodríguez es el CEO de la marca. El asegura que la idea nació desde una inquietud por innovar en el mercado local, para encontrar nuevas posibilidades de desarrollo, descubrir áreas de producción y cubrir nichos.

“Poco a poco comprendimos que la economía venezolana estaba apuntando al mercado del mundo de los alimentos. Por allí nos guiamos y pensamos que en pocos años íbamos a estar emprendiendo en ese rubro”, comenta.

Para Rodríguez, los alimentos son un producto que siempre tiene consumidores, cosa que no sucede con artículos como la ropa y el calzado, que tiene una vida más larga y se reemplazan en un mediano o largo plazo.

Factor Candy paso a paso

“Desde niños fuimos fanáticos de las mentas”, admite y relata que con ese gusto por los caramelos refrescantes, un día se toparon con un experto en el área. “Conocimos a una persona que trabajaba en una confitería y tenía mucha experiencia en la fabricación de galletería, palitos de maíz y golosinas”.

De la mano con este especialista, contrataron a un ingeniero químico para que hiciera la formula, con una base existente pero mejorada. “Fue una combinación de una receta común, con las nuevas ideas que nosotros le pusimos”.

Adquirir la maquinaria resultó otro desafío, ya que este tipo de aparatos son de procedencia inglesa. Sin embargo, en su búsqueda, encontraron que en la zona central venezolana existen empresas que fabrican dispositivos de este tipo. “El 60 por ciento de nuestras maquinas es hecho aquí”.

Menta, choco, canela y eucalipto

Entrar a la fábrica de Factor Candy es como sumergirse en un tubo de dentífrico. El olor a menta es tal, que se cuela por la nariz y saca lágrimas si no se utiliza la indumentaria adecuada.

La cadena de producción es sencilla: pulverizar, mezclar, comprimir y empacar, pero el resultado son unas pastillas pequeñas, que al entrar en la boca se disuelvan en una mezcla granulosa y refrescante.

Factor Candy produce caramelos de menta y chocolate, y ya tienen listo el lanzamiento de dos nuevos sabores: canela y eucalipto. Sin embargo, el Choco Menta es su producto mimado.

“Quisimos evocar el sabor de los caramelos Chocomenta, que fueron tan famosos en los años ochenta. Nuestro propósito fue rescatar a esos consumidores que sienten nostalgia por esos sabores de su niñez y juventud”, revela.

Rodríguez es comunicador social en Publicidad y Relaciones Publicas. Él aplica estos conocimientos al negocio. “Ideamos la caja con un concepto moderno. Los colores y el diseño aluden a los de Snapchat e Instagram. El tono magenta rompe con lo convencional y el logo maneja dos fuentes de letras distintas, la itálica evoca lo tradicional y la otra lo contemporáneo”.

Una empresa inspiradora

Para estos emprendedores, su misión de vida es demostrar “que a pesar de las dificultades hay gente que sigue emprendiendo y que busca llenar los nichos de mercado que quedaron vacíos”.

La invitación de Rodríguez es a resignificar el concepto de que “todo lo bueno es importado. Aquí hacemos cosas buenas y Factor Candy es un ejemplo de lo que se puede hacer en el país: un producto marabino con calidad de importación”.

Para demostrar esa afirmación, las mentitas de Factor Candy buscan colocación en mercados internacionales, como algunos países del caribe. “Cumplimos con todos los requerimientos y no somos improvisados”.

La empresa tiene capacidad de producir 864 mil bolsas cada 15 días. Sin embargo, los cortes eléctricos dificultan que la fabricación llegue a su capacidad total. Con respecto a la materia prima, el azúcar se adquiere a precios internacionales y los cristales de menta provienen de China.

¿Cuál es el público de las Candy y Choco Mentas? “Tenemos un amplio público, aunque descubrimos que este producto es una golosina, que por su tamaño y su textura, encanta a los niños y a los ancianos. Además es irresistible para todos”. Y bajo esta premisa lo retamos a que se coma solo una.

Contactos

@factorcandy

Redacción y fotografías: Reyna Carreño Miranda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *