«Rumbear» hasta el amanecer: Aquí los 10 sitios preferidos por los jóvenes en Maracaibo

Maracaibo es una rumba, principalmente de miércoles a domingo. Una rumba con puntos de encuentro, escenografía, sabores, glamour, música, en todos los tonos y para gustos variados. Una rumba con licor, comida, excesos, luces de colores, galantería y sensualidad. Una invitación para el encuentro, el coqueteo y las miradas que coinciden con sus propias claves, pero sobre todo para bailar.

Cada noche, desde las 9.00, se levanta el telón en decenas de locales nocturnos de la capital zuliana. Si bien no todo es estridencia, ese es el imán para una camada de jóvenes que quiere sacudir sus energías y expulsar las malas vibras. Discotecas hay para todos los gustos.

Be Cruel, anteriormente conocida como Rastabar, reina entre semana, sobre todo miércoles y jueves, asegura Yolanda Trejo, de 21 años, una diseñadora gráfica que como regla de oro tiene salir con sus amigas, cuando menos los fines de semana. Con ella coinciden otros cinco jóvenes. “Sí. Ese es quizás el lugar más concurrido”. Reconocido por su bebida “La buena vibra”, que es de color azul y está elaborada con base en licor de coca, colorante y vodka. Es famoso por los toques de DJ’s.  Tiene un estilo hípster y graffitero. No entra en los cinco top por algunas condicionantes. “Se llena mucho y uno no puede ni caminar. Hay pocas mesas. La gente generalmente está parada”, suelta. El balde de cerveza es de los más económicos y otra de sus bondades es que en la salida tiene una línea de taxis.

Prestigeiux sí es una parada selecta. Está ubicada en la avenida Fuerzas Armadas, al lado de las canchitas de Mundo Tuqueque. Es sumamente elegante. Su target uno de los más altos. Predominan la música electrónica y la urbana. Cuenta con un equipo de seguridad que a veces puede cometer excesos por resguardar a una clientela relativamente pudiente. Posee un área al aire libre y un restaurante. A los consultados el hecho de ser tan exclusiva la hace alejarse de la lista tope de este grupo. Sin embargo, los comentarios son positivos.

Caribe Concert, en la Calle Carabobo, estuvo en la cúspide pero los elevados costos en un local al aire libre para el ingreso y para el consumo, la afectan en el gusto popular. “El calor al bailar es inaguantable”, enfatiza Luisana González. Este local se caracteriza por las presentaciones en vivo y la presencia de pintorescos personajes que le colocan un punto de pimienta al lugar.

Ternera norte cuenta con uno de los servicios más óptimos. Con excelente ubicación, atención y lujos. Tiene un área VIP y sus bebidas son tan costosas como la comida que vende durante su jornada como restaurant. La clientela está constituida por jóvenes pudientes. Los viernes está a reventar por sus promociones en bebidas.

Presentamos, sin orden secuencial, y con la recomendación de diez rumberos consabidos, los diez sitios más  buscados de Maracaibo cuando la noche se pierde a sí misma en el derroche.

Baribar, la discoteca del Hotel Intercontinental, a pesar de su elegancia no tiene los costos tan altos. Los cocteles de los jueves (Ladies Night) son famosos. Dentro, los televisores plasma destacan, al igual que su show de luces. Tiene capacidad para unas 350 personas, pero si hay algo que la ubica en este top es su seguridad, de las mejores en la capital zuliana. “En distribución de espacios puede hasta ser incómoda porque tiene muchos pufs, en vez de sillas y eso dificulta la fluidez al momento de bailar o dirigirse hacia la barra cuando está la casa llena”, asegura Luisana González, periodista.Otra desventaja es que para llegar a ella hay que subir por una rampa y para las mujeres se hace incómoda por los tacones. Abre de martes a sábado.

Mivaquita Steak House & Bar es la consagrada por los años. El sitio de alta alcurnia entre los adultos contemporáneos. Allí se puede disfrutar de un extenso y variado menú en un ambiente acogedor y familiar con un excelente servicio. Restaurant de día y disco por las noches. Abre de lunes a domingo, pero con énfasis para la rumba entre viernes y domingo. Es reconocida por su variado menú especializado en carne a la parrilla servida al gusto. Otros, como Ericka Castro, community manager, tiene distintas preferencias. “Sus pasapalos nocturnos, empanaditas y tequeños, son los mejores. Los sirven hasta las 2 y 30 de la madrugada”. Maritza Ferrer, otra rumbera, destaca: “Gusta mucho por su lujo, pero también porque no la frecuentan muchos jóvenes”. En música colocan mucha salsa y merengue.

No todos van al cielo. La mayoría de los consultados coincide en que es la que está de moda para los jóvenes por ser una de las más nuevas. Está ubicada en la avenida principal Delicias en el Centro Comercial Rivera Mall, planta alta. Tiene forma de cúpula con dos pisos. En la parte de abajo, el servicio de restaurant temático se distingue por la buena comida hasta antes de las 12.00m, sobre todo por las hamburguesas. En el área de tragos, resalta: «No todos van al cielo». Es una discoteca de un sólo ambiente, moderna y de cierta etiqueta. Sus bombillos con luces de neón en la cúpula le otorgan una tonalidad tenue. A las 3.00 es el cierre del local, pero a veces se extiende con gente selecta. Manda el reguetón y la música electrónica. Y promociones como  la de los “Miércoles de liberación”, con tragos gratis para las mujeres hasta las 12.00 de la medianoche.

Lenvill Club está en el Centro Comercial Costa Verde y abre de jueves a sábado de 8:00 de la noche a 3:00 de la madrugada. Su atracción principal, a decir de Luisana González, es la pista de colores tipo los años 70. “Su decoración no es lujosa, de hecho, para mí es hasta un poco excéntrica porque muchos de sus muebles están tapizados con tela semejante a la piel de cebra. El servicio de botellas son costeables en comparación con Mi vaquita o Mi ternerita norte, donde los costos son altos. Acá la vestimenta no es tan estricta como las antes mencionadas, donde uno tiene que ir de punta en blanco. Cero gomas o chemise. Para entrar hay que ir de camisa, vestido y zapatos”. El ambiente es agradable. La música es para adultos. Predominan la salsa, la guaracha y el merengue. Muy poca música urbana y casi nada de electrónica.

Sauwers Bistro, Talent & Concert Bar. Si hay algo de esta discoteca que engancha a las masas es que cierra a las 8.00 de la mañana de miércoles a domingo y en ella convergen muchos de los rumberos que salen a las 3.00 de otros locales. Está ubicada en el estacionamiento del Costa Verde. Es famosa para quienes son fanáticos de bailar salsa. Los otros géneros musicales tienen menos proyección. Es elegante, más no lujosa. Su entrada es pequeña, cuenta con una sala VIP y un área de uso común. Tiene mesas tipo comedor, muebles y pufs. “No es cómoda para bailar porque es un lugar pequeño. Es lo malo después de las 3.00, porque además suele hacer mucho calor”, cuenta Yolanda Trejo, diseñadora que pese a sus observaciones, asegura que el hecho de ser sitio de concentración facilita los encuentros entre amigos y conocidos.

 

Redacción: Raúl Semprún

Foto: Archivo