En la “oscura desesperanza” están los marabinos por el caos eléctrico

Ocho meses de pesadilla han vivido los marabinos. En lo que va de año, el caos eléctrico se hizo cada vez más desafiante y la colectividad no observa mejoría. La oscuridad permanece, en todos los sentidos y lo único que titila en la penumbra, son las esperanzas de la población.

Desde diciembre de 2017, dos grandes apagones iniciaron el caos eléctrico en el Zulia. Desde que inició 2018, la Gobernación “adelanta trabajos” de recuperación para estabilizar el fluido de electricidad en el estado, pero el sistema eléctrico pareciera tener una metástasis, que no le permite “ver mejoría”.

La situación actual es como una “ruleta rusa”, nadie sabe cuándo, por cuantas horas ni cuantas veces al día permanecerá “desconectado”. Esta situación produce desconcierto e incertidumbre en la población y es casi imposible, planificar, trabajar, comer y descansar, sin la perturbación de un “bajón”, seguido de un “alumbrón”, y luego unos segundos de angustia para saber si la electricidad se queda o se va.

La gran pregunta es: ¿Hasta cuándo? Ya poco importan las causas o las consecuencias, lo realmente vital en estos momentos es saber que llegará un momento, en un futuro cercano, que la “normalidad” retornará para regir el servicio eléctrico en la región.

Tantas veces “restablecido”

El 2018 inició con severas interrupciones en la generación eléctrica que surte al Zulia. El 21 de marzo pasado Corpoelec hizo público un cronograma de racionamientos para el Zulia que comenzaría a aplicarse desde el 22 de ese mes. Los sectores quedaron organizados en cinco bloques, con cortes de tres horas, en horarios rotativos. Pero la medida quedó en papel.

Vale recordar que el pasado 16 de julio, el ministro para la Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, estableció que el 10 de agosto se estabilizaría por completo el sistema eléctrico del Zulia, luego de haber “cantado” varias veces “sabotaje”, como la causa que generó el caos eléctrico.

Sin embargo, un incendio registrado en el cableado de alta tensión que pasa por debajo del puente Rafael Urdaneta, dejó a la electricidad sin fecha de restablecimiento adecuado en Maracaibo. El silencio al respecto es lo único que alumbra la desesperanza colectiva.

Por favor, “dame luz” en el caos eléctrico

El lunes 13 de agosto, luego del siniestro en el Puente sobre el Lago, el gobernador del Zulia, Omar Prieto se dirigió a los medios de comunicación para brindar información sobre las labores realizadas para restituir el servicio eléctrico en Maracaibo y San Francisco.

Explicó que seguirán administrando la carga y a medida que se recuperen los daños, se estabilizará el servicio. “No voy a anunciar el restablecimiento, en las horas siguientes recuperaremos el sistema eléctrico y cuando esté listo lo anunciaremos”, admitió.

Tres semanas pasaron ya, luego del incendio, y las fluctuaciones del servicio eléctrico continúan dando que hacer, día a día. Las pérdidas en el sector comercial son millonarias, incluso Centro Sambil Maracaibo permaneció cerrado durante 11 días, por falta de electricidad.

La colectividad denuncia aparatos averiados por los alumbrones, las redes sociales se mantienen vibrando con las quejas de los usuarios, que pernoctan en las calles ante al calor y agobiados por los mosquitos.

Metástasis nacional del “sabotaje”

Este miércoles 29 de agosto se produjo un apagón en la Gran Caracas. Luis Motta Domínguez, ministro de Energía Eléctrica, aseguró que el evento fue por una “falla inducida, que se ubicó en Santa Teresa y forma parte de un plan de sabotaje (…) que ocasionó el seccionamiento de una línea en la torre 969”, explicó.

También informó que capturaron a 10 personas y otras dos se encuentran solicitadas por estar presuntamente implicadas en ataques al sistema eléctrico del país.

Y aunque declaró que el servicio eléctrico sería restablecido el mismo día, este jueves anunció que habría una interrupción en el servicio eléctrico, debido al sabotaje inducido, que tuvo una duración de 37 minutos y que afectó el sistema en Caracas, Vargas y Miranda.

En su cuenta oficial de Twitter @LMOTTAD, comunicó que “motivado a la reparación del cable seccionado el día de ayer, habrá interrupción del servicio mientras duren los trabajos. Se activarán circuitos paulatinamente”. Al parecer los “sabotajes” se van diseminando por el territorio nacional, la atención se desvía hacia otras latitudes y Maracaibo se queda cada vez más lúgubre y oscura.

 

Redacción: Reyna Carreño Miranda

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *