El cierre de Papa’s Bowling, un “misterio” oculto a plena vista

El 16 de agosto de 2013, en el local 39 de la planta alta del C.C. Costa Verde, Papa’s Bowling & Lounge abrió sus puertas en la antigua sede de Calle Vieja. El innovador concepto que combinaba 14 modernas canchas y una zona VIP para rumbear con estilo, parecía destinado al éxito, pero solo nueve meses más tarde el sueño “se apagó”, pero ¿por qué?

A pesar de la crisis energética que azotaba a la ciudad y el país con apagones y racionamientos programados, las cosas en Papa’s parecían marchar debidamente, con los usuales altibajos de un proyecto que estaba en plena fase de adaptación (especialmente en un mercado tan exigente como el zuliano).

En mayo de 2014, en plena temporada de fútbol europeo, las promociones para disfrutar los partidos de la Liga Española y la Eurocopa, mantenían ocupado al local de mil 700 metros cuadrados en horas del mediodía y la tarde, mientras que los fines de semana al caer la noche, la música electrónica y el neón disponían la escena para un público de hasta 400 noctámbulos.

Fue en este contexto que la cuenta de Instagram  @papasbowling encendió las luces de alerta, o más bien “las apagó” con un mensaje que decía “Por falla eléctrica estaremos cerrados hasta nuevo aviso”.

Buscad y encontrareis

Ya han pasado tres años y medio de aquel post sin que a la fecha los marabinos sepan a ciencia cierta, porqué el fastuoso local permanece cerrado. La respuesta al misterio subyace en documentos de fe pública que reposan en los archivos de la Circunscripción Judicial del estado Zulia, disponibles en línea.

Los expedientes 48577 y 14155 de los juzgados Tercero y Cuarto de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y de Tránsito, ilustran respectivamente los detalles de una complicada disputa entre los socios Darwin Padrón y Javier Pardi por el control de las acciones del bowling.

El volumen 48577 expresa que el 30 de mayo de 2014, Padrón interpuso una demanda que fue admitida, contra la firma mercantil Papas Bowling & Lounge, C.A. (de la cual es accionista en un 50%). El socio alegó haber prestado la suma de 18 millones 47 mil bolívares, la cual no le había sido devuelta seis meses después de la fecha acordada de pago (17 de agosto de 2013).

En contraste, el expediente 14155, muestra los contraargumentos de Pardi, también propietario de 50% del bowling y del 10% de D y J Inversiones C.A, (una empresa creada para traer al país la maquinarias y mobiliario del proyecto).

El texto relata que “a mediados del mes de Noviembre de 2013 el ciudadano Darwin Padrón sin motivo aparente le requirió que le vendiera la participación accionaria que poseía en ambas empresas y quedarse así como único accionista de las mismas, lo cual generó fuertes desavenencias entre los socios”. La contrademanda de Pardi por resolución de contrato fue rechazada el 5 de diciembre de 2014.

La disputa legal aun en curso, obligó al cierre del local impidiendo que el mismo generara los recursos para cancelar tanto las deudas referidas en la demanda interpuesta por Padrón, así como compromisos con proveedores y el arrendamiento del propio local en el centro comercial.

Lastre para el despegue

Fuentes allegadas al Costa Verde aseguran que el bowling se encuentra actualmente en fase de desmantelamiento, pero dicha información está aún por ser confirmada. Lo que si es cierto es que el caso de Papa’s es solo el más reciente de los entuertos legales que han lanzado a espacios emblemáticos del centro comercial a un limbo jurídico donde han permanecido por años y hasta décadas.

El cine clausurado tras la muerte de su dueño y las respectivas complicaciones sucesorales; el área del supermercado y las sedes bancarias bajo el control del Estado; y el bingo cerrado en abril de 2012 por orden de la Comisión Nacional de Casinos, son algunos de los mayores obstáculos que frenan el despegue de uno de los recintos comerciales más icónicos y hermosos del país.

Estos espacios que deberían estar plenos de prósperos negocios de entretenimiento, consumo y finanzas, lucen como opacos tesoros de un naufragio olvidado, que esperan el momento de ser rescatados y llevados a la superficie para volver a deslumbrar al mundo. Mientras tanto, los marabinos siguen a la espera de respuestas que procuraremos ir aportando en un tiempo perentorio.

 

Para mayor información sobre el caso Papa’s Bowling ingrese aquí:

 

Redacción: Luis Ricardo Pérez P.

Fotografía: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *